Wayne Griffiths (Seat y Cupra) seguirá al frente de Anfac un año más

Publicado el

Contenido

Wayne Griffiths, presidente de Seat y consejero delegado de Cupra, seguirá al frente de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) durante un año más, renovando así el cargo que ostenta desde enero de 2022. Griffiths y la patronal lo anunciaron tras la votación unánime de los miembros de la Junta Directiva y de la Asamblea General de la entidad y tras reunirse con los ministros de Transportes, Oscar Puente, y de Industria, Jordi Hereu. Encuentros de los que sacó un compromiso clave del Gobierno para el apoyo a la industria en la transición a la electrificación.

Griffiths asumió la presidencia en un momento complicado para el sector en España, con la falta de estoc en los concesionarios ante la imposibilidad de los fabricantes de producir a un ritmo adecuado por la escasez de componentes y semiconductores, problema que llegaba justo después de la pandemia y el gran impacto económico que tuvo sobre el sector. Todo, en un contexto de cambio y grandes inversiones para electrificar un sector calve en para la transición ecológica hacia un modelo más respetuoso con el medio ambiente.

Suya fue la tarea de negociar y coordinar la distribución de los fondos del PERTE del Vehículo Eléctrico y Conectado en sus dos convocatorias y de impulsar el coche eléctrico a través de la demanda de una fiscalidad ventajosa y de planes de incentivación de la demanda, dejado como resultado las convocatorias del Plan Moves o la deducción del 15% en el IRPF de los vehículos electrificados hasta los 3.000 euros.

Compromiso político

Sin embargo, Griffiths tiene claro que el sector no puede remar solo y que seguirá necesitando las ayudas de la administración pública para impulsar la movilidad sostenible. De sus encuentros con los ministros, dijo, concluyó que “ambos quieren poner en marcha rápidamente medidas concretas y eficaces”. “Son conscientes de que el consumidor tiene dudas y quieren favorecer que se vendan más vehículos eléctricos e híbridos enchufables”.

Wayne Griffiths

Asimismo, Hereu trasladó a Griffiths la voluntad del Gobierno de lanzar una tercera convocatoria del PERTE VEC durante el primer trimestre de 2024, para seguir atrayendo proyectos de producción y baterías y de cadena de valor del vehículo eléctrico a España tras las iniciativas confirmadas a raíz de las dos convocatorias anteriores. La del Grupo Volkswagen y su apuesta por Martorell y Landaben y por fabricar baterías en Sagunt es un claro ejemplo de lo que se puede conseguir con la implicación de todos los actores.

Griffiths confía en el apoyo del Gobierno para afrontar los retos a los que se enfrentará el año que viene, que pasan por la puesta en marcha del PERTE VEC III, proponer una reforma fiscal que sustituya el actual Moves III, seguir impulsando el despliegue de una red de cargadores adecuada para la transición eléctrica y la renovación del Plan Moves para vehículos industriales y autobuses.

Para Anfac y su presidente, España “puede y debe ser un gran referente en la movilidad del futuro. Si aprovechamos nuestro liderazgo en energías renovables, podremos atraer más inversiones para liderar la transición ecológica”. De momento, a la espera de que se materialicen los planes confirmados para el futuro, España llegará a 2024 con un mercado que todavía no se ha recuperado de la pandemia y, pese a mejorar respecto a 2022, el acumulado de ventas hasta noviembre marcaba 867.587 unidades, un 24,7% menos respecto al mismo período de 2019. Además, del total, solo el 11% son híbridos enchufables y eléctricos.