PUBLICIDAD

¡Atención, vuelve el Suzuki Jimny! pero con truco

El Suzuki Jimny, uno de los todoterrenos de más éxito de los últimos tiempos, vuelve a España pero como vehículo industrial

Lo del Jimny parece una telenovela, cuando todo parecía perdido, ahora se reedita un Suzuki Jimny como comercial ligero. El nuevo Suzuki Jimny llegó hace dos años a nuestro mercado arrasando de éxito. De hecho, las limitadas unidades que tenían adjudicadas para Suzuki Ibérica se convirtieron en un auténtico objeto del deseo y de convertirse en todo un negocio de en el mercado de usados.

Esto básicamente se dio porque Suzuki, en Europa, se vio obligada remotorizar sus modelos a versiones híbridas, como el caso del Vitara, el Swift Sport, el Ignis o el futuro Across como en el caso del Jimny a retirarlo del mercado (europeo, porque en el resto del mundo, especialmente en el este asiático sigue siendo un éxito) para poder rebajar los límites máximos y evitar las multas millonarias de la CEE.

Pues bien, esta normativa afecta a los turismos, pero de momento no se incluyen los vehículos industriales, que tienen una normativa más flexible y es donde entra en juego la importación del Suzuki Jimny como comercial ligero.

Configuración de carga y dos plazas

Suzuki Jimny como comercial ligero

 

Este modelo llegará con sólo dos asientos delanteros y una zona de carga independiente de 863 litros con un separador de carga donde en la anterior versión, matriculada como turismo, teníamos los asientos posteriores.

Y estas son las únicas diferencias, porque el resto del modelo mantiene la misma filosofía de todoterreno puro y duro que antes, pero con la actualización a nivel de seguridad y calidad que vimos en la ya desaparecida variante de matriculación como turismo.

Así pues, si eres un amante del todoterreno te vas a frotar las manos, porque si puedes prescindir de las dos plazas posteriores, vas a disfrutar del mismo vehículo que antes, con las mismas prestaciones TT, con su bastidor de largueros y travesaños, sus ejes rígidos y la transmisión All-Grip con reductora y su motor gasolina 1.5 de 102 CV con cambio manual de cinco marchas.

Todavía no nos han comunicados los precios de esta variante del Jimny industrial, pero seguramente podrá ser con un coste más ajustado, especialmente si existe la posibilidad de desgravar los impuestos como coche profesional.

Eso sí, no todo son ventajas, porque  este Suzuki Jimny como comercial ligero, al estar matriculado como N1 tiene las limitaciones legales de velocidad máxima a 100 km/h, así como períodos muchos más cortos en la ITV que en el caso de un turismo. Todo sería valorarlo.

También te puede interesar: Suzuki Vitara híbrido

También te puede interesar: Suzuki Swift Sport

Deja un comentario