La última temporada de Extreme E debe ‘mamar’ de figuras como la de Travis Pastrana para ganar en relevancia

Publicado el

Contenido

Extreme E vive una temporada compleja, casi de transición. En el apartado técnico la serie está en su último año bajo el concepto técnico con el que debutó. El certamen ideado por Alejandro Agag y el malogrado Gil de Ferran dirá adiós al final de la presente campaña al Odyssey 21 con trenes motrices eléctricos de batería. En 2025, el campeonato pasará a llamarse Extreme H y apostará por la tecnología de la pila de hidrógeno.

En lo deportivo, Extreme E ha tenido un invierno duro con la marcha de varios equipos. Si bien otras estructuras han aterrizado en el campeonato, en el cambio de ‘cromos’ han caído figuras como Nasser Al-Attiyah o Sébastien Loeb. Por todo ello, Extreme E necesita nombres como los de Travis Pastrana para potenciar su imagen. El debut del icónico ‘showman’ americano en el Desert X-Prix fue todo un soplo de aire fresco para el campeonato.

Travis Pastrana, soldado de emergencia

El peculiar calendario de Extreme E dibuja un inmenso abismo entre el Desert X-Prix que se disputó en febrero y las otras cuatro citas del calendario, a celebrar a partir de julio. Por eso es buen momento para analizar el debut de Travis Pastrana en la serie. Un estreno que tuvo lugar de la mano del equipo Legacy Motor Club, una de las nuevas estructuras que se ha abierto hueco en la parrilla ante la baja de equipos como X44, Chip Ganassi o Abt CUPRA.

Legacy Motor Club tenía en mente competir con la reconocida estrella americana Jimmie Johnson -siete veces campeón de la NASCAR- y la joven Gray Leadbetter, pero el choque de fechas del Desert X-Prix con las 500 Millas de Daytona obligaron al equipo a mover ficha y recurrir al siempre carismático y polifacético Travis Pastrana. A pesar de llegar con el tiempo justo a Jeddah, lo cierto es que el piloto americano dejó muy buenas sensaciones con el Odyssey 21.

Travis Pastrana
Travis Pastrana ocupó el sitio de Jimmie Johnson en la primera ronda de la temporada de Extreme E.

En un triple estreno para el equipo, puesto que ninguno de sus pilotos tenía experiencia previa en Extreme E, Legacy Motor Club saldó su primer evento en la serie con sendos sextos puestos en las dos jornadas del Desert X-Prix. La sensación además fue que la estructura americana tiene margen de mejora, aunque eso deberá confirmarlo ya Jimmie Jonhson y la propia Gray Leadbetter en la cita que se disputará en suelo europeo entre el 13 y el 14 de julio.

Un debut con buen sabor de boca

El propio Travis Pastrana reconoce que el debut en Extreme E ha sido mejor de lo que se podía esperar, sobre todo si se tiene en cuenta que llegaba a Arabia Saudí con una reciente operación de rodilla: «Ha superado mis expectativas. En el Odyssey 21 sientes que puedes apretar y tienes un gran desierto para hacerlo. Creo que Extreme E es un campeonato que desafía al coche y a los pilotos. Es genial».

«Sabía que Jimmie no iba a dar el salto a Extreme E si nel equipo adecuado y han superado las previsiones. Es la primera vez que paso tiempo en este paddock y con algunas pilotos, aunque otras las conozco del Nitocross. Los dos pilotos con los que no puedo competir de forma habitual son Johan Kristoffersson y Mattias Ekström y pelear con Ekström fue la guinda del pastel del fin de semana» señala Pastrana a modo de resumen.

Travis Pastrana
Travis Pastrana no tiene un programa fijo en ningún campeonato desde hace años.

Reconoce en cualquier caso Travis Pastrana que no estaba en sus planes este debut: «Recibí una llamada de Jimmie hace no mucho. Me contó que quería hacer algo off-road y que existía la posibilidad de unirse a Extreme E. Cuando me llamó otra vez me dijo que tenía que contar conmigo. Se suponía que tenía que estar de vacaciones con mi familia, pero dije que iría. Creo que el campeonato es un gran escenario para Legacy Motor Club y para el todoterreno americano en general».

El también estreno de Gray Leadbetter

Uno de los puntos que más ha agradado a Pastrana en su debut en Extreme E es el concepto de carreras bajo la igualdad de género: «No hay ninguna razón por la que una mujer no pueda pilotar mejor que un hombre. Como padre con dos hijas, creo que es fantástico que exista esta oportunidad. Extreme E es la primera serie que apuesta por esto. En una de las carreras no pude acércame a Mikaela Ahlin-Kottulinsky. El nivel de pilotaje en Extreme E, en cuanto a ritmo de los pilotos, es astronómico».

Una sensación que Travis Pastrana ha podido comprobar de primera mano con Gray Leadbetter: «Su progreso ha sido increíble. En la primera ronda, cuando fue superada por Kevin Hansen, no entró en pánico y firmó alguno de los sectores más rápidos de las pilotos femeninas de la jornada. En la segunda ronda, Kristoffersson necesitó una vuelta para superar y estamos hablando de uno de los mejores, sino el mejor piloto de esta disciplina en todo el mundo».

Travis Pastrana
Gray Leadbetter disputa su primera temporada en Extreme E tras hacerse un hueco desde muy joven en la escena off-road americana.

«He participado en todo tipo de carreras y subirme en u coche nuevo como el Odyssey 21 no es una excusa porque he probado la mayoría de cosas, pero Gray sólo tiene 19 años. Es muy joven, ha hecho ya muchas cosas, pero todavía está aprendiendo. Estoy muy orgulloso de ella y de lo bien que lo ha hecho durante su primer fin de semana en Extreme E» ha añadido Travis Pastrana para poner en relieve el gran trabajo de una Gray Leadbetter que hasta ahora sólo había competido en Estados Unidos.

El futuro de Extreme E empieza con ‘H’ de hidrógeno

Aunque Travis Pastrana está dispuesto a repetir en alguna de las rondas de Extreme E, lo cierto es que Jimmie Johnson debería competir en el resto de citas del calendario si no hay cambios de última hora. Con todo, tanto Pastrana como Johnson son dos de estos grandes pilotos en los que el certamen debe sustentar la transición hacia su nueva era. Cabe recordar que la serie todoterreno se convertirá en Extreme H de cara a 2025.

Extreme H dará una vuelta de tuerca a la apuesta del promotor por la competición off-road verde (en la tercera temporada el certamen redujo en un 8,2% su huella de carbono), que pone el foco en los efectos del cambio climático y que potencia la reducción de la brecha de género. Todo a partir de un nuevo concepto de prototipo 4×4 desarrollado por Spark Racing Technology con un tren motriz propulsado por pila de combustible de hidrógeno que permitirá una relación peso/potencia igual a la que tiene el actual Odyssey 21.

Travis Pastrana
Extreme E abandonará su concepto actual al cierre de esta temporada y pasará a llamarse Extreme H.

La transición técnica de Extreme E a Extreme H ya se está construyendo y los test con el nuevo 4×4 con pila de combustible de hidrógeno ya han comenzado. De hecho, se espera que el nuevo prototipo pueda ver la luz en alguna de las rondas finales de la presente temporada, algo que explicaría en parte el calendario tan ‘asimétrico’ con el que cerrará Extreme E su historia, ya que tras una primera cita en febrero las otras cuatro pruebas del campeonato se concentran entre julio y noviembre.

Sobre el autor

Fernando Sancho Gadea

Sanitario de vocación, redactor casi por ‘accidente’. Apasionado del mundo del motor, sobre todo si huele a competición. Comencé siguiendo la Fórmula 1 desde pequeño y acabé disfrutando de la esencia de muchas otras categorías, hasta tal punto de hacerlas mías. He tenido la suerte de cubrir en directo Grandes Premios de Fórmula 1 y de MotoGP, rallies del WRC y pruebas del WTCC, del DTM y del WEC. Este mismo año he podido debutar en las 24 Horas de Le Mans, por lo que mi único sueño por cumplir es poder informar de un Dakar en directo, desde el desierto.
Y además te puede interesar...