Tu coche eléctrico (nuevo), ahora más barato

Publicado el

Contenido

Tu coche eléctrico nuevo, ahora más barato. Y es que el pasado 27 de junio el Consejo de Ministros aprobó la medida para la deducción del 15% en el IRPF por la compra de un vehículo eléctrico. 

La resolución aprobada supone un notable esfuerzo por promover la transición hacia una movilidad más sostenible y contribuir a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, a la vez que fue una de las últimas decisiones tomadas por el anterior Gobierno saliente. Veremos como retoman el tema quienes deban sucederles.

La bonificación concedida tiene un valor más que importante, pero todavía hay muchos compradores y bastantes concesionarios que aún no tienen claro cuáles son los pasos a seguir para acogerse a esta bonificación.

coche eléctrico

En el caso de los coches eléctricos la nueva deducción se aplica para aquellos cuyo valor de compra no supere los 20.000 euros, incluyendo el valor de adquisición, los gastos asociados a la transacción y los impuestos correspondientes.

La bonificación aprobada sólo se aplica a la adquisición de coches nuevos (o micro-cars) excluyéndose los de segunda mano, que en el caso de los eléctricos todavía tienen un peso poco significativo en el mercado de usadas.

Esta medida también es aplicable a todos aquellos ciudadanos que deseen instalar un punto de carga particular en sus domicilios o empresas. Aquí, para beneficiarse de esta ayuda, el coste total de la instalación no puede superar los 4.000 euros, incluyendo gastos e impuestos, de modo que la bonificación sería de 600 euros.

coche eléctrico

Lo que hay que saber

Esta bonificación del IRPF tiene como uno de sus aspectos más positivos e importantes la compatibilidad con otros planes de ayudas, como por ejemplo el Moves III, de manera que ambos descuentos a diferencia de lo que ha sucedido con otras campañas, son acumulativos.

Ese valor sumatorio también es aplicable para la comentada instalación de puntos de carga, de manera que a ese máximo comentado de 600 euros podríamos añadirle el 70% del coste del montaje de ese punto de carga a través de la subvención del plan Moves.

Sin embargo, hay algo a tener muy en cuenta que a veces no se explica con rigor y detalle a los nuevos compradores: todas estas bonificaciones deberán ser referidas en la declaración del Impuesto sobre la Renta a presentar al año siguiente de la adquisición del coche y /o la instalación del punto de carga. ¡Cuidado con este aspecto, porque la omisión de esta subvención en nuestra declaración puede acarrear a la larga una sanción económica posterior, de un valor superior!

coche eléctrico

Otro aspecto a tener en cuenta es que, a diferencia de lo que sucedió cuando empezaron a aplicarse los diferentes planes Moves -con la adquisición de un vehículo electrificado nuevo, e incluso con el descuento añadido por el proceso de achatarramiento de uno viejo- la solicitud de estas ayudas no tiene carácter retroactivo. Es decir: sólo podrán aplicarse en el caso de las transacciones realizadas a partir del pasado 30 de junio, que es la fecha en la que el decreto fue publicado en el BOE.

Hasta finales de 2024

De momento estas bonificaciones se podrán pedir hasta finales del 2024, pero no se descarta una ampliación de este plazo, ya que este es uno de los propósitos incluidos en el llamado Plan de Recuperación que trazó el anterior gabinete ministerial, y que debería continuar el resultante de las elecciones de finales de julio para actuar en consonancia con las medidas para potenciar la descarbonización exigidas desde Bruselas.

Uno de los condicionantes a tener en cuenta para solicitar esta bonificación es la obligación para el comprador de tener la residencia permanente fijada en España, y el compromiso de mantener el vehículo en este país durante al menos dos años.

Al proporcionar un incentivo económico significativo, esta medida hace que la adquisición de vehículos eléctricos sea más asequible y atractiva para los consumidores. Además, promueve la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y estimula el desarrollo de una industria automotriz más sostenible. Con esta iniciativa, se espera avanzar hacia una movilidad más limpia y contribuir a la lucha contra el cambio climático.

coche eléctrico

Cómo solicitar la bonificación

Una vez que se cumplan los requisitos comentados, el procedimiento para obtener la bonificación es el siguiente:

1. Adquisición de un vehículo eléctrico. El primer paso consiste en comprar un coche eléctrico nuevo que cumpla con los criterios establecidos. Es importante asegurarse de que el concesionario esté debidamente registrado y autorizado para vender vehículos eléctricos y pueda proporcionar la documentación necesaria.

2. Solicitud de la bonificación. Una vez que se haya comprado el vehículo, el siguiente paso es solicitar la bonificación. El proceso se realiza a través de los organismos designados por el gobierno, que pueden variar según la comunidad autónoma. Se deberá presentar la documentación requerida, que puede incluir la factura de compra, el contrato de venta, el formulario de solicitud y la documentación personal del comprador.

3. Verificación y aprobación. Tras la presentación de la solicitud, se llevará a cabo un proceso de verificación para asegurarse de que se cumplen todos los requisitos. Una vez verificada la documentación, se procederá a la aprobación de la bonificación.

4. Aplicación de la bonificación. Una vez aprobada, la bonificación del 15% se aplicará al precio del vehículo eléctrico, lo que reducirá el costo total de compra para el consumidor.

coche eléctrico

Qué aporta la bonificación

La bonificación del 15% en la compra de vehículos eléctricos (no solo coches, sino también motos y los llamados micro y nano cars) ofrece numerosos beneficios tanto para los consumidores como para el medio ambiente.

Algunas de estas ventajas más destacadas son:

1. Ahorro económico. La bonificación permite a los compradores ahorrar un porcentaje significativo del costo total del vehículo eléctrico, lo que hace que la movilidad eléctrica sea más accesible para un mayor número de personas. Además, el ahorro en combustible y mantenimiento de un vehículo eléctrico en comparación con uno de combustión interna puede generar ahorros a largo plazo.

2. Reducción de emisiones. Al fomentar la utilización de vehículos eléctricos, se contribuye a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y la contaminación del aire. Los vehículos eléctricos no emiten gases contaminantes durante su uso, lo que ayuda a mejorar la calidad del aire y combatir el cambio climático.

3. Impulso a la industria y el empleo. La promoción de la movilidad eléctrica también implica un impulso a la industria automotriz y a sectores relacionados, como la fabricación de baterías y la infraestructura de carga. Esto puede generar nuevas oportunidades de empleo y contribuir al desarrollo económico sostenible.

4. Tecnología innovadora. La adopción de vehículos eléctricos impulsa la investigación y desarrollo de nuevas tecnologías en el ámbito de la movilidad sostenible. Esto puede dar lugar a avances en baterías más eficientes, infraestructuras de carga más rápidas y sistemas de gestión de energía más inteligentes.

coche eléctrico

Con ayuda económica, mejor

Al proporcionar un incentivo económico significativo, esta medida hace que la adquisición de vehículos eléctricos sea más asequible y atractiva para los consumidores. Además, promueve la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y estimula el desarrollo de una industria automotriz más sostenible. Con esta iniciativa, se espera avanzar hacia una movilidad más limpia y contribuir a la lucha contra el cambio climático.

Seguimos en el furgón de cola de la electro-movilidad europea, pero los primeros pasos ya empiezan a notarse.

Las ventas de coches eléctricos e híbridos enchufables en julio aumentan un 48,7% las del mismo mes de 2022.

En el caso de los vehículos eléctricos puros estos aumentaron un 59,2% en julio, con 4.193 unidades matriculadas. Esto representa un 4,32% de la cuota del mercado nacional.

coche eléctrico

El VO eléctrico aún está verde

Las ventas de turismos de ocasión 100% eléctricos cayeron un -12,3% en el primer semestre, según datos del informe ‘Electricar VO’ elaborado por Ganvam –la patronal de la distribución de vehículos– y el portal coches.net. Y todo ello a pesar de que la oferta de estos vehículos se ha disparado un 64% respecto al mismo semestre de 2022.  

Comprar un coche eléctrico de ocasión en España no sale barato. De media, para hacerse con uno de estos modelos hay que desembolsar 34.661 euros. Este importe es el doble que lo que se paga por un vehículo diésel de segunda mano, 17.217 euros. Además, su precio no deja de crecer: lo hizo un 7,3% en junio, comparado con el mismo mes de 2022.

En este primer semestre de 2023 se han vendido en España un total de 5.431 vehículos eléctricos de segunda mano, de los que, prácticamente la totalidad, tienen menos de 5 años de antigüedad (las ventas de los de más de esa edad son prácticamente residuales). En este sentido, llama la atención la pronunciada caída (-31,4%) de los seminuevos eléctricos (1.808 unidades), frente al aumento de los de entre 3 y 5 años, un 12,8% (1.266 unidades). Aunque los que más han crecido son los de entre 5 y 8 años (36,2%), de los que se han vendido un total de 531 unidades.