Toyota Yaris MY 24: la apuesta por lo híbrido se rejuvenece

Publicado el

Contenido

El nuevo Toyota Yaris MY 2024 ofrece una gama híbrida más extensa, más seguridad y una experiencia de usuario digital superior.

El éxito de Toyota en el mercado español volvió a ser en 2023 incuestionable. El año pasado vendió 85.190 vehículos en el mercado nacional (75.543 turismos y todo terreno, y 9.647 vehículos comerciales), lo que significa una mejora de casi el 10% en comparación con el 2022, en el que ya consiguieron ser también líderes.

La marca nipona lideró no solo las ventas a particulares, sino también a las flotas, con una cuota de mercado del 8’2%

En el pasado ejercicio mandaron en el mercado durante todos los meses, excepto en abril cuando Volkswagen les arrebató el maillot de líderes con una diferencia a su favor de poco más de 800 unidades. En el podio final del 2023 acompañaron a Toyota: KIA (66.245 unidades comercializadas) y Volkswagen (con 63.871).

La solidez de semejante hegemonía les da una confianza de tal dimensión que incluso se permiten el lujo de no tener en cuenta aquello de “cuando algo va bien, no lo cambies”.

En la era del cambio

Y es evidente que el Toyota Yaris es un modelo “que va bien” dentro de los planes de Toyota. Hasta el momento, desde su nacimiento más de diez millones de unidades de este modelo han sido puestas en circulación por todo el mundo; la mitad de ellas en Europa.

El año pasado, las factorías de la firma en Francia y la República Checa produjeron 430.000 Yaris para el mercado del viejo continente.

En nuestro mercado, el Yaris (10.600 unidades matriculadas el año pasado en España) no tiene el peso específico del Corolla (19.845 entregas que le posicionan como líder del segmento C) o del C-HR (17.618 para un modelo que ya ha llegado a la segunda generación.).

Los más de 25 años de experiencia que atesora esta marca en el campo de los híbridos hace que los más de veinte modelos que actualmente forman su catálogo se distribuyan en cuatro tecnologías electrificadas posibles: híbridos eléctricos, híbridos enchufables, eléctricos de batería y eléctricos de pila de combustible.

El Yaris es, pues, una muestra más de la apuesta de Toyota por el campo de los híbridos.

Este coche nació en 1999 con un pan bajo el brazo, puesto que en su primera generación ya consiguió el premio del Coche del Año en Europa, que repetiría con la cuarta del 2020.

En 2005 el Yaris se hizo con el prestigioso galardón de 5 Estrellas en el test de Seguridad EuroNCAP, confirmando la “obsesión” de la firma japonesa por este aspecto.

Y la tercera generación, nacida en 2011, marcó el inicio del camino hacia la hibridación para este coche.

Ahora llega una “revisión” de la galardonada cuarta generación, cuando lo empresarialmente más lógico hubiera sido mantener el coche como estaba, dado el éxito de acogida del que goza.

Evolución, no revolución

El Yaris MY24 es una “actualización” del modelo que ya conocíamos. No se trata “solo” de un restyling, puesto que al ya conocido motor híbrido de antes se le añade ahora un nuevo propulsor de 130CV, resultante de la combinación de un motor térmico de tres cilindros de 92 caballos, al que se le suma el nuevo motor eléctrico MG2 de 62 kW, al que se ha dotado de una nueva transmisión.

Este coche, que en su nueva declinación llegará a los concesionarios a principios del próximo mes, presume de mejorar su sistema de hibridación y de una actualización tecnológica notable. Todo con el objetivo de conseguir vender 12.000 unidades en España durante este curso.

Con el motor 130H, el Yaris ofrece una respuesta a la aceleración más generosa, capaz de permitir alcanzar los 100 km/h partiendo desde 0 en 9’2 segundos.

En el primer momento, ese incremento del 12% de la potencia librada por el nuevo motor-generador aporta un 30% más de par, que se traduce en un buen fulgor en el momento de pisar el acelerador por primera vez.

Fácil adaptación

De entrada sorprende un poco, puesto que hay un cierto “retardo” entre el recorrido de ese pedal y la aparición de la respuesta. Pero, vaya, nada que no podamos interiorizar en un mínimo espacio de tiempo.

Si lo que buscamos es un comportamiento de segmento B, cuando salimos a la carretera, la revisión de esta tecnología híbrida nos reforzará la confianza en determinados adelantamientos, ya que lo capacita con una aceleración de 80 a 120 en apenas 7’2 segundos. Eso sí: deberemos pagar el peaje que supone la adaptación a una transmisión con una sonoridad peculiar, especialmente si incrementamos el régimen de giro del ya de por si revolucionado tres cilindros térmico. Cuestión de acostumbrarse…

Pero más allá de estos datos, lo más importante en un coche con la vocación con la que se nos presenta: un consumo que va de los 3’9 litros a los 4’3 a los 100 km/h y unas emisiones que se mueven en un arco entre los 87 y los 98 gramos de Co2.

La vida a bordo

El diseño general del “nuevo” Yaris no es muy distinto al ya conocido.

Este Toyota se nos muestra con cuatro niveles de acabado: Active Plus, Style (que presumiblemente será el de mayor aceptación), GR-Sport y la versión especial de lanzamiento Premiére Edition. A tener en cuenta que la motorización 130H sólo está disponible en estos dos últimos peldaños de la escalera estética.

El Yaris llega ahora en 13 colores disponibles, nueve de ellos a una sola opción, y las otras cuatro en combinación bi-color.

La versión GR-Sport nos llega con dos agradables colores exclusivos, como el elegante Gris Ascari, llantas de 18 pulgadas y diversos detalles de personalización.

Entre las novedades más significativas cabe apuntar el nuevo cuadro digital de 12’3 pulgadas, desde donde se gobierna toda la amplia conectividad de este coche (a través del intuitivo Sistema Toyota Smart Connect), el completo equipamiento de ayudas a la conducción más propio de un segmento superior, en combinación con el paquete de seguridad de última generación de la casa, o el navegador, del que criticaríamos la poca visibilidad (por tamaño y colores) de algunos de sus iconos.

Con llave inteligente

Este Model Year 24’ viene con la llave Smart Key, con opciones de uso para múltiples usuarios a través del teléfono móvil y la aplicación MyToyota.

La gama de precios del revisado Toyota Yaris arranca en los 22.400 euros de la versión Active Plus hasta los 26.150 de la Premiére Edition (por cierto: muy conseguida su pintura Platino Perlado bitono de esta serie de lanzamiento).

Las opciones de compra aplazada del Yaris pasan por los 125 euros mensuales de forma financiada, o los 321 en formato renting.

Y por si la fiabilidad, solvencia y solidez del líder de ventas no fuera suficiente, este coche también dispone de ventajas adicionales como las que ofrece el programa Toyota Relax que incluye una interesante extensión de garantías casi infinitas.

Descubre más características del nuevo Toyota Yaris MY2024 AQUÍ.

Y además te puede interesar...