El todo o nada de Thierry Neuville: cuando conquistar el WRC se convierte casi en una obligación

Publicado el

Contenido

La temporada 2024 del WRC ha abierto sus puertas con un Rally de Montecarlo con mucha menos nieve y hielo de lo esperado, pero que ha dibujado la primera gran disyuntiva en el parque de asistencia. Con Kalle Rovanperä y Sébastien Ogier fuera de la pelea por el título por su decisión de competir a tiempo parcial, la pregunta que todos se hacen es quién podrá dar relevo a los dos últimos campeones del Mundial.

Uno de los pilotos que tiene más papeletas para lograrlo es Thierry Neuville como líder natural del equipo Hyundai, siempre con el permiso del retornado Ott Tänak, ahora segunda espada dentro del proyecto surcoreano. Por parte de Toyota Gazoo Racing, todos los huevos están puestos en la cesta de Elfyn Evans. Y aunque el galés ha completado un Rally de Montecarlo de notable, sin duda el sobresaliente es para Neuville tras vencer a Sébastien Ogier, ganador en nueve ocasiones del ‘Monte’, en casa.

Thierry Neuville, un historial de decepciones

Aunque lograr la victoria en el Rally de Montecarlo no asegura nada, Thierry Neuville ha dado el primer paso hacia un objetivo esquivo. Y es que el piloto belga siempre se ha topado con una fuerza dominante en el WRC que la ha impedido convertirse en campeón del Mundo. Tras un breve paso por el Citroën Junior Team, en su segunda campaña en la élite, ya con M-Sport, terminó como subcampeón del WRC en 2013.

Lo que entonces fue un resultado prometedor de un piloto que apenas sumaba 25 rallies en la élite y que contaba las mismas primaveras, pronto empezó a ser un listón insuperable. Thierry Neuville fue una de las apuestas de Hyundai en su desembarco en el WRC y el belga tuvo que pagar el peaje, lógico, de un proyecto neonato. Cuanto todas las piezas empezaron a encajar, Neuville volvió a ser subcampeón en 2016. También lo fue en 2017, 2018 y 2019.

Thierry Neuville ha sumado su segunda victoria en el Rally de Montecarlo. La primera fue en la edición de 2020.
Thierry Neuville ha sumado su segunda victoria en el Rally de Montecarlo. La primera fue en la edición de 2020.

Especialmente doloroso fue el último subcampeonato. A diferencia de los anteriores, Thierry no fue superado por Sébastien Ogier, sino que el campeón fue Ott Tänak. Desde entonces el belga siempre se ha mantenido en la parte alta del WRC, pero sin esa ‘chispa’ necesaria para salir campeón. En los tres últimos años ha ocupado la tercera posición de la general. En todo este camino, Neuville ha logrado 20 victorias, que no es poco.

WRC 2024: todo o nada

Con 35 años y cinco subcampeonatos a sus espaldas, la temporada 2024 del WRC se plantea casi como un todo o nada para Thierry Neuville. Así lo marcan las circunstancias. La inesperada decisión de Kalle Rovanperä de no defender título y competir a tiempo parcial este año, unido al también programa parcial de Sébastien Ogier, dibuja un escenario propicio. Los dos grandes rivales por el título no podrán pelear por él si compite en seis o siete citas cada uno.

Toyota está en la posición más débil de los últimos años con Elfyn Evans como único piloto que tiene capacidad para luchar por el título. Por su parte, Thierry Neuville tiene un peligroso rival en casa con Ott Tänak, pero sabe que su larga trayectoria en Hyundai debe jugar a su favor, sobre todo en los primeros rallies en los que puede hacer valer el conocimiento del Hyundai i20 N Rally1 que no tiene su compañero.

Si que es cierto que Ott Tänak será un hueso duro de roer según avance la temporada, pero al final Neuville tiene la oportunidad de jugarse el título con sólo dos rivales como oposición. Un juego complejo y en el que los pilotos a tiempo parcial de Toyota y los que rotan en el tercer Hyundai i20 N Rally1 serán parte fundamental. No se espera que lo sean los hombres de M-Sport, aunque según las circunstancias robarán más de un punto a los contendientes al título.

Inicio colosal

Con este escenario, Thierry Neuville ha dado el primer golpe en la mesa. Sólo así se puede describir su actuación en el Rally de Montecarlo en la que el belga se ha sobrepuesto al menor ritmo del Hyundai i20 N Rally1 en los primeros compases de la prueba para superar tanto a Elfyn Evans como a Sébastien Ogier. Una vez en cabeza, Thierry ha tenido la capacidad de controlar los ataques de Ogier, nueve veces ganador del Rally de Montecarlo y criado en las carreteras que dan forma a la prueba.

Por si esto no fuera suficiente, Neuville ha cerrado el Rally de Montecarlo con un importante pleno de puntos. El piloto de Hyundai fue el más rápido hasta el cierre de la etapa del sábado, pero también en la etapa del domingo y en el Power Stage. El belga sale de la primera cita de la temporada con 30 puntos por los 21 que ha rescatado Elfyn Evans y las 15 unidades de Ott Tänak. Los números al final reflejan sensaciones.

Thierry Neuville sale del Rally de Montecarlo con pleno de puntos tras ser el mejor durante las tres fases de la prueba.
Thierry Neuville sale del Rally de Montecarlo con pleno de puntos tras ser el mejor durante las tres fases de la prueba.

Sólo el desarrollo de la temporada dirá si este inicio de Thierry Neuville es espejismo o una realidad necesaria en su camino hacia su primer título del WRC. Como hemos dicho, tiene un escenario propicio y las herramientas necesarias para lograrlo, incluso si el Toyota GR Yaris Rally1 es probable que siga siendo superior en determinadas superficies y circunstancias. En el Montecarlo lo fue por momentos, hasta que Neuville y Hyundai dieron la vuelta a la tortilla.

Pequeños destellos del Rally de Montecarlo

Al margen de Thierry Neuville, merecido protagonista del Rally de Montecarlo, cabe destacar algunos detalles de la cita inaugural del WRC. Aunque los focos se hayan centrado en la figura de Neuville, la actuación de Elfyn Evans tampoco ha sido nada mala, como tampoco la de un Sébastien Ogier visiblemente afectado, sobre todo en los primeros compases del rally, por la pérdida de un familiar cercano que al cierre del evento confirmó que era su tío Alain Vallon, persona que le ayudó a iniciarse en los rallies.

En la cara opuesta de la moneda, el Rally de Montecarlo ha dejado dos pilotos señalados por su rendimiento. Takamoto Katsuta está ante su gran año de confirmación, pero en un rally de asfalto puro, sin las variables de la nieve y el hielo, no ha sido capaz de rodar en tiempos cercanos a Elfyn Evans y Sébastien Ogier. En una situación similar queda Andreas Mikkelsen, con algún error añadido. El noruego tiene la disculpa de no haber competido hasta ahora con un ‘Rally1’, pero debe ponerse las pilas.

Pepe López se ha quedado a un suspiro de conseguir la victoria en el 'Monte' dentro de la categoría WRC2.
Pepe López se ha quedado a un suspiro de conseguir la victoria en el ‘Monte’ dentro de la categoría WRC2.

Por último, mención especial merece Pepe López. El español ha vivido un Rally de Montecarlo a la décima con Yohan Rossel y Nikolay Gryazin, los tres pilotos que han peleado de tú a tú hasta el último tramo por la victoria en la categoría WRC2. Un triunfo que fue a parar a manos de Yohan Rossel por apenas cuatro segundos, pero que no debe eclipsar la gran actuación que ha firmado Pepe López a los mandos de su Skoda Fabia RS Rally2.

Sobre el autor

Fernando Sancho Gadea

Sanitario de vocación, redactor casi por ‘accidente’. Apasionado del mundo del motor, sobre todo si huele a competición. Comencé siguiendo la Fórmula 1 desde pequeño y acabé disfrutando de la esencia de muchas otras categorías, hasta tal punto de hacerlas mías. He tenido la suerte de cubrir en directo Grandes Premios de Fórmula 1 y de MotoGP, rallies del WRC y pruebas del WTCC, del DTM y del WEC. Este mismo año he podido debutar en las 24 Horas de Le Mans, por lo que mi único sueño por cumplir es poder informar de un Dakar en directo, desde el desierto.
Y además te puede interesar...