PUBLICIDAD

Tipos de enchufes para coches eléctricos, todo lo que has de saber

¿Quieres conocer los diferentes tipos de conexiones para los vehículos electrificados? Te lo explicamos todo, sus ventajas y desventajas

Cuando nos planteamos la compra de un automóvil electrificado es común que surjan dudas acerca de los diferentes tipos de enchufes para coches eléctricos disponibles en el mercado, pero hoy vamos a despejar un poco estas dudas.

El interés de los conductores por los coches electrificados no deja de crecer, lo que está llevando a las marcas a aumentar de forma considerable su gama de vehículos con este tipo de tecnología. Ya sean cien por cien eléctricos o bien híbridos enchufables, el hecho de conectar nuestro automóvil a una toma de corriente mediante un cable es y será cada vez más habitual, por eso es tan importante conocer los tipos de enchufes para coches eléctricos.

Hasta cinco alternativas

Y hablamos en plural porque, desafortunadamente, no existe un estándar que se comparta por todos los fabricantes. Es evidente que ello pondría las cosas mucho más fáciles a los propietarios de este tipo de automóviles, pero por el momento, no parece que esto vaya a suceder en un corto periodo de tiempo.

Mientras tanto, debemos habituarnos a los conectores más habituales que existen actualmente. Tal y como veremos a continuación, no es tan complejo como puede parecer en un principio, si bien cabe tener claro cuál de ellos incorpora nuestro futuro vehículo electrificado y con cuáles es compatible para movernos sobre seguro.

Schuko: el que tienes en casa

Entre los distintos tipos de enchufes para coches eléctricos, el Schuko es el que curiosamente combina dos de las mayores virtudes con una de las mayores desventajas. Y es que, por un lado, se trata del conector más común, pues todos contamos con él en nuestro domicilio. Es el que empleamos para enchufar una nevera o una lavadora. Ello lo convierte en el más fácil de encontrar ya sea en casas, en aparcamientos, etc.

tipos de enchufes para coches eléctricos

Además, tiene una segunda ventaja importante. Es compatible con cualquier automóvil, por lo que se convierte en la alternativa que nos permitirá recargar las baterías de nuestro coche sin preocupaciones a la hora de encontrar un tipo de conector válido para nuestro automóvil.

Principal contra

Sin embargo, el Schuko también tiene una importante desventaja que consiste en su lenta recarga, que obliga a los conductores a esperas considerables para completar el proceso. Es la variante más básica y dispone de dos bornes y un contacto extra para la toma de tierra. Posee una intensidad de hasta 16 amperios y su potencia máxima puede llegar a los 3,7 kW.

Cabe señalar que, al tratarse de un conector genérico y no creado específicamente para vehículos eléctricos, no tiene ningún tipo de comunicación integrada con el coche, a diferencia de otras alternativas más modernas que veremos a continuación.

Conector Tipo 1: diseñado para la movilidad

Si bien en el caso del Schuko lo que se ha hecho es aprovechar un enchufe ya existente para recargar vehículos electrificados, en el conector Tipo 1 la cosa cambia. Y es que estamos ante el primero que fue desarrollado expresamente para este uso. Se le denomina también conector Yazaki o “japonés”, pues nació en el país asiático.

tipos de enchufes para coches eléctricos
Conector de Tipo 1, uno de los primeros pensado para el mundo del automóvil.

Eso no significa que solo se encuentre en firmas de automóviles de este origen. Es la variante que usan algunos fabricantes norteamericanos y, aunque no es el más habitual en Europa, sí que está contemplado y aceptado en la UE.

Algo más rápido

Su velocidad es considerablemente superior a la del Schuko en cualquier caso, proporciona una potencia máxima de 7,4 kW y está preparado para ofrecer dos niveles de carga en corriente alterna; uno de recarga lenta y otro de recarga rápida. En el primer caso es capaz de soportar 16 amperios y, en el segundo, hasta 80 amperios.

Dentro de los tipos de enchufes para coches eléctricos, cabe destacar que el conector Tipo 1 se trata de un conector monofásico y cuenta con cinco bornes distintos. Estos son respectivamente fase, neutro y tierra así como dos bornes complementarios destinados a la comunicación con el vehículo.

Mennekes: el más usual en puntos públicos

También conocido como conector Tipo 2, el Mennekes es su denominación más habitual debido a que se le llama con el nombre de la firma germana lo puso a la venta por primera vez. Es el conector más habitual en nuestro país hoy en día.

tipos de enchufes para coches eléctricos
Conexión tipo 2 o Mennekes, uno de los más extendidos a nivel europeo.

Y nos solo es el más común dentro de nuestras fronteras sino también es el que más veremos si circulamos por gran parte del continente europeo. Se caracteriza por ser un conector de corriente alterna y por brindar prestaciones de alto nivel.

Doble tipo de carga

Al igual que otros tipos de enchufes para coches eléctricos, permite tanto carga lenta como carga rápida. En el primer caso, proporciona una potencia que se inicia en 3,7 kW con 16 amperios en cargas monofásicas. Para cargas rápidas, alcanza una potencia de 44 kW y 63 amperios en cargas trifásicas.

En lo que respecta a la composición del conector, debemos señalar que cuenta con un total de siete bornes. Tres de ellos son de fase, otro es neutro, otro es toma de tierra y los dos restantes se dedican a llevar a cabo la comunicación del cargador con nuestro coche.

Conector único combinado: gran velocidad de recarga

Este conector, conocido también como CCS o Combo2, nació de forma conjunta gracias a la cooperación de marcas europeas y norteamericanas con el objetivo de lograr una recarga de corriente continua de alta velocidad, además de la corriente alterna.

Conector único combinado, el «upgrade» del clásico Mennekes.

Entre los tipos de enchufes para coches eléctricos, este tiene la particularidad de que toma como referencia otro ya existente previamente pero al que se le incluye una modificación, que más bien es una ampliación.

La combinación de más potencia

Y es que la parte superior del enchufe es exactamente igual que la del Mennekes del que ya hemos hablado. Sin embargo, la diferencia consiste en que, en la zona inferior, el conector dispone dos bornes de potencia complementarios y exclusivos para poder funcionar con corriente continua.

Ello le permite recargar de las dos formas, pues si se usan solo los pines superiores se hace en corriente alterna en un conector Mennekes convencional y si se utilizan todos los bornes que ofrece este CCS, se puede recargar en corriente continua. Esto último añade potencia y velocidad al proceso. En alterna soporta una potencia de hasta 44 kW y 63 amperios mientras que en continua permite alcanzar hasta 100 kW de potencia y 200 amperios, lo que supone recargas más rápidas.

CHAdeMO: carga rápida nacida en Japón

Si bien este tipo de enchufe para coches eléctricos surgió de tierras niponas y se extendió por importantes marcas japonesas, su evolución lo ha llevado también hacia otros continentes, entre ellos Europa. Entre sus avanzadas cualidades se encuentra la posibilidad de realizar recarga bidireccional.

Conector CHAdeMo, el más polivalente de todos pero de momento poco usual.

Esto supone que, además de la carga convencional del vehículo permite también el proceso inverso. Es decir, con el CHAdeMO incluso se puede volcar energía del coche hacia la red eléctrica general o específicamente a la de nuestra casa, utilizando nuestro medio de transporte como suministrador de electricidad.

¿Posible futura conexión estándar?

Hoy en día, esto puede parecer casi algo de ciencia ficción, pero lo cierto es que en el futuro no sonará tan extraño. Entre las ventajas de esta tecnología se encuentra la posibilidad de acumular la máxima electricidad posible en los horarios con precio más económico para utilizarla en el momento que más nos convenga.

Este conector ofrece recarga rápida en corriente continua y es capaz de soportar una potencia de hasta 65 kW y hasta 200 amperios. En cuanto a la cantidad y distribución de los bornes que componen este conector, cabe subrayar que dispone de una decena en total, dos de los cuales tienen la función específica comunicar el coche con el cargador.

Sin duda tener claro los tipos de enchufes para coches eléctricos disponibles en el mercado también nos servirá para poder decir el tipo de carga y especialmente donde vamos a cargarlos, ya sea en puntos privados como en casas, donde no habría problema, como en públicos, donde deberíamos estar más atentos a estos protocolos de conexión.

También te puede interesar: Coches eléctricos por menos de 30.000 euros en 2021

También te puede interesar: Dacia Spring, disponible el eléctrico más barato del mercado

También te puede interesar: Las claves de la electrificación del automóvil

Deja un comentario