PUBLICIDAD

Tesla también se atreve con el Pikes Peak

Aunque en la categoría de Exhibición, Tesla se atrevió con una de las pruebas más singulares y exigentes como es la subida en cuesta de Pikes Peak

Concretamente fueron tres los Tesla Model 3 en el Pikes Peak en busca de un nuevo récord, aunque, de momento sólo sea en la categoría de exhibición.

El  Pikes Peak Hill International Hill Climb es una de las pruebas más espectaculares y singulares que se pueden ver en Estados Unidos. Básicamente se trata de una subida en cuesta de 19,98 kilómetros con un desnivel de 1.435 metros, pero que tiene su salida a nada más y nada menos que 2.866 metros de altura sobre el nivel del mar y su meta se sitúa a 4.301 metros.

Sin duda, una prueba de fuego para los vehículos a motor convencionales, que además de tener que enfrentarse a una constante subida con 156 curvas se las tienen que ver con la falta de oxígeno que hay a esas alturas.

Este problema de oxígeno se lo han ahorrado los Tesla Model 3, concretamente fueron tres los inscritos, aunque dos de ellos pagaron la dureza de la prueba en los mismos entrenos. Uno de ellos accidentado tan duramente que no pudo participar en la carrera. El segundo sí puedo ser reparado con urgencia y sería uno de los protagonistas de la categoría.

Tesla Model 3 en el Pikes peak
En esta imagen del propio preparador podemos ver el momento del accidente del coche de Randy Pobst en los entrenos

Estos dos modelos estaban preparados por el especialista Unplugged Performance, con un modelo prácticamente serie conducido por Blake Fuller, ganador del Pikes Peak, y uno con una transformación mucho más radical pilotado por Randy Pobst y que fue el accidentado inicialmente.

El Model 3 de serie fue más fiable y ganó

Curiosamente el modelo que mejor tiempo obtuvo fue el de Muller con 11: 02.802 minutos consiguiendo el primer puesto de la categoría, seguido por Pobst con 11: 04.131 minutos y a más de 10 segundos del tercer clasificado.

Por lo visto el preparado Tesla Model 3 de Pobst estaba encabezando la subida cuando a mitad de trayecto tuvo problemas de temperatura con la batería lo que permitió a Fuller adelantarlo en el paso por meta.

En los vídeos podrás ver la cámara cenital de Fuller (arriba) durante toda la ascensión y el cámara car del on board (abajo) de Pobst.

Sin duda es espectacular ver estos Tesla Model 3 en el Pikes peak, aunque tal vez se echa de menos el rugido de los motores…

Deja un comentario