Temporada (casi) al completo para Albert Costa en América y Europa

Publicado el

Contenido

Albert Costa puede rubricar un 2024 excepcional si participa en todas las carreras de IMSA y ELMS, y también de forma eventual en las 24 Horas de Le Mans.

A finales de noviembre supimos la noticia que Albert Costa iba a realizar en 2024 la temporada completa de la IMSA Sports Car con el equipo Conquest Racing al volante de un Ferrari 296 que compartirá con el americano Manny Franco.

La experiencia del barcelonés con este GT3 en el GTWC europeo ha sido, sin duda, una gran baza que jugó a su favor con la propuesta de la formación afincada en Indianápolis.

Ahora, el programa de Costa se completará con la novedad de que el equipo Nielsen Racing también cuenta para este año con los servicios del flamante ganador de la última edición de las 24 Horas de Le Mans en LMP2 para la campaña de este año en las European Le Mans Series.

En este caso, el Oreca-Gibson de los británicos estará pilotado, además de por Costa, por Colin Noble (cuatro veces ganador de la clase LMP3) y John Falb (un gentleman driver con más de seis años de experiencia en circuito), que buscarán reeditar el título ProAm de la temporada anterior.

Albert Costa

Teniendo en cuenta que los LMP2 no participan este año en el WEC, el catalán no dispondrá de la posibilidad de reeditar la victoria que el año pasado obtuvo en el Circuito de Lasarthe, donde se confirmó como la gran revelación del año en la división de plata de la resistencia.

Sin embargo, cabría la opción que Costa pudiera correr la prueba gala de nuevo, encuadrado en algún equipo de las categorías superiores, como explicaremos más adelante.

Albert Costa

El sueño americano

La temporada del piloto de Les Corts comenzará con las 24 Horas de Daytona, a finales de este mismo mes de enero, tras la celebración del tradicional Roar Before the Rolex 24 el próximo fin de semana.

Esta vez la carrera de Florida contará con una importante presencia española. Además del barcelonés allí estará también el flamante bicampeón de la Indy Àlex Palou, que repetirá con Cadillac la experiencia de 2022, ahora acompañado de una terna tan potente como la que forman Dixon-Van der Zande y Bourdais con el coche que defiende el dorsal número 1.

En la cita americana encontraremos también a Antonio García y Dani Juncadella, turnándose a los mandos del Corvette número 3 con Alexander Simms.

 

También dentro de los GTD-Pro, como los anteriores, veremos a Àlex Riberas con el Aston Martin número 23, y ya en la GTD a Miquel Molina en el Ferrari 21 de AF Corse, y al propio Costa con el 296 de Conquest.

En total, Albert Costa hará diez carreras en América: Roar y 24 H Daytona (enero), Sebring (marzo), Long Beach (abril), Laguna Seca (mayo), Watkins Glen (junio), Motorsport Park – Canadá (junio), Road América y Virginia (agosto), Indianápolis (septiembre) y Road Atlanta (octubre).

Albert Costa

Vuelta a las raíces

Con el equipo que David Thorson fundara en Orby hace diez años ya, Albert Costa disputará seis carreras, que arrancan tras el test de pre-temporada que habrá a principios de abril en el Circuit de Catalunya.

El trazado de Montmeló serás precisamente el escenario de la primera carrera de las ELMS (abril), a la que seguirán Le Castellet (mayo), Road to Le Mans (junio), Spa (agosto), Mugello (septiembre) y Portimao (octubre).

Tanto el programa para la IMSA como el de las ELMS dejan abierta una puerta, como decíamos antes, a que Costa pueda volver a las 24 Horas de Le Mans, sin riesgo de incompatibilidad de calendarios ni de marcas.

Albert Costa

La guinda para el pastel

Este año, en la carrera del ACO habrá 37 coches, 19 Hypercars (LMH y LMDh) y 18 GT3 (LMGT3).

Antes de la cita francesa el WEC habrá hecho su prólogo, y las carreras de Qatar, Imola y Spa. Las 24 Horas serán la quinta prueba de un calendario que luego vivirá las citas de Sao Paulo, Lone Star, Fuji y Bahrain.

No está escrito en ninguna parte que todos los pilotos que arranquen la temporada en Losail vayan a estar luego en las 24 Horas. Con tantos nombres en la baraja, siempre se puede crear algún hueco por indisposición de alguien, o por un rendimiento inferior al esperado, por lo que la oportunidad de estar de nuevo en “la noche más larga” permanece todavía abierta.

Puede ser un año para que lo disfrute plenamente

Si finalmente Albert Costa puede rubricar una campaña con todas las carreras de IMSA y ELMS, y sumarle una eventual participación en las 24 Horas este puede ser un año para que lo disfrute plenamente.

De todos modos, y como opinión personal, que ninguna de las marcas oficiales que estarán en Le Mans (Toyota, Ferrari, Peugeot, Porsche, BMW, Alpine, Cadillac, Lamborghini, Vanwall o Isotta Franchini en los Hypercars; o Lexus, Ferrari, Porsche, Corvette, Lamborghini, BMW, Aston Martin y Ford –y puede que Audi, McLaren o Mercedes también– entre los GT3) no hayan contado con Albert en sus alineaciones iniciales, me resulta altamente frustrante y demuestra que Costa necesita a su lado un apoyo profesional que vele por los intereses de su carrera, sobretodo teniendo en cuenta que sólo tiene 33 años.

Y cuando hablo de “apoyo profesional” me refiero a alguien con una buena agenda de contactos internacionales. Y no a arribistas, palmeros y otra suerte de cantamañanas y golfos apandadores que revolotearon a su alrededor en el pasado hasta el extremo de generarle una desconfianza en esos vivales y sanguijuelas que ahora debería dejar aparcados… después de hacer una buena selección previa de candidatos adecuados, claro.

Albert Costa

Sobre el autor

Josep Lluis Merlos

Periodista, como Tintin. Cuando empecé a publicar (con 13 años) mis crónicas en la revista Motociclismo, yo quería dar la vuelta al mundo, subirme a la luna en un cohete rojo y blanco y viajar hasta el Tibet en moto. Un día me llevaron a Montjuic, olí la gasolina y me enamoré. Allí fue la primera vez de casi todo. Y aquí sigo, casi 50 años después, escribiendo y hablando de coches y motos, tras haber pasado por unas cuantas revistas, periódicos, emisoras de radio y cadenas de televisión. He visto centenares de carreras en todos los circuitos, pistas, carreteras y desiertos de todo el mundo. Y me siguen gustando tanto como aquel primer día. Pero lo del cohete aún lo tengo pendiente.
Y además te puede interesar...