Superslot revive la batalla de 1967 entre Ford y Ferrari en Daytona

Publicado el

Contenido

Superslot, fabricante de modelos en miniatura de coches de tracción eléctrica para carreras sobre pistas con una ranura que hace de guía y de toma de corriente, revive la lucha titánica entre Ford y Ferrari en las 24 Horas de Daytona de 1967. 

En el mundo del automovilismo hay rivalidades que trascienden las pistas y se convierten en leyendas. Una de esas batallas icónicas ocurrió en las 24 Horas de Daytona de 1967, donde Ford y Ferrari se enfrentaron en una contienda épica que marcó un hito en la historia de las carreras de resistencia.

 

Ferrari y el triplete de la revancha

Ahora, la firma Superslot revive esa lucha titánica con la edición de los modelos más emblemáticos que la hicieron posible. Una novedad que nos llega precisamente cuando aún no se han apagado los ecos de la última edición de la carrera americana del pasado fin de semana, en la que Porsche obtuvo una victoria de mérito en la clasificación general, y Ferrari dominó las otras categorías con pilotos como Miquel Molina o Albert Costa, entre otros.

Mientras que los Ferrari finalmente triunfaron, ocupando los tres primeros lugares de la prueba en 1967, los poderosos Ford MKII ofrecieron una feroz resistencia en casa, con la unidad de AJ Foyt y Dan Gurney calificando en la pole antes de retirarse con una biela rota.

Pero los estadounidenses no solo confiaban en los poderosos Ford, el ingenioso Chaparral alado también estuvo en la contienda.

Sin embargo, los potentes V12 de los coches rojos inscritos por los de Maranello demostraron ser los dominadores con su spyder abierto –uno de los coches más bellos de la historia– resultando victorioso, seguido por los otros dos V12 rojos más. Fue una actuación histórica, que tuvo su réplica con los Ford MKIV triunfando en Sebring y LeMans.

Para conmemorar unos de los enfrentamientos más épicos de la historia del automovilismo, Superslot ofrece ahora una espectacular presentación a escala 1/32 que hará disfrutar a los aficionados más exigentes con un PVP de 188 euros (con los 3 coches Ferrari incluidos).

Así fue la historia real

La rivalidad entre Ford y Ferrari ardía desde mediados de la década de 1960.

En 1966 Ford había lanzado un desafío directo a Ferrari en las 24 Horas de Le Mans, con su revolucionario GT40.

Después de años de dominio italiano en la pista, Ford estaba decidido a destronar la leyenda de los de Maranello y reclamar la gloria para América.

El GT40, el coche que doblegó a Ferrari en Le Mans, fue obra de Caroll Shelby, que transformó un Lola T70 –otro vehículo de leyenda que como otros modelos nació en los históricos talleres de la firma en Inglaterra–, con la ayuda de Ken Miles y el ingenio y la creatividad de Eric Broadley, creador de los Lola.

Para la edición de las 24 Horas de Daytona en 1967, tanto Ford como Ferrari llegaron con unas formaciones especialmente competitivas, con los mejores nombres de la época. Ford desplegó un ejército de GT40s, mientras que Ferrari confió en su emblemático 330 P4, un automóvil que había demostrado ser un competidor impecable en Le Mans… pero que debía vengar la afrenta “a domicilio”.

La prueba estuvo llena de emoción y drama desde el momento en que comenzaron las 24 horas de acción ininterrumpida en el circuito de las playas de Florida. Ford y Ferrari intercambiaron sus posiciones durante toda la carrera, con cada equipo luchando ferozmente por cada frenada.

Los GT40s de Ford demostraron su velocidad y fiabilidad, pero los Ferrari tenían sed de venganza, manteniendo un ritmo impresionante durante toda la carrera y consiguiendo una victoria en territorio americano que todavía hoy duele en la marca del óvalo.

Ahora podemos revivir aquella espectacular “vendetta” italiana … a escala 1/32 gracias a Superslot.

Así fue la clasificación

1.- Lorenzo Bandini/Chris Amon (Ferrari 330 P4), 666 vueltas.

2.- Mike Parkes/Ludovico Scarfiotti (Ferrari 330 P4), 663 vueltas.

3.- Pedro Rodriguez/Jean Guichet (Ferrari 330 P3), 637 vueltas.

4.- Hans Hermann/Jo Siffert (Porsche 910), 618 vueltas.

5.- Dieter Sperry/Rico Steinemann (Porsche 906LE), 608 vueltas.