El fabricante Subaru cumple 70 años

Publicado el

Contenido

Este 2023 es muy especial para Subaru Corporation, ya que el fabricante japonés de automóviles cumple 70 años de vida.

La historia de Subaru arranca, sin embargo, mucho antes. En 1917, poco después de que el Laboratorio de Investigación de Aeronaves del país del sol naciente diera origen a la Nakajima Aircraft Co. Ltd, que fue el principal fabricante de aeronaves para el Ejército Imperial Japonés durante la Segunda Guerra Mundial. Al finalizar la misma, y tras una serie de reorganizaciones, la compañía se establecería como Fuji Heavy Industries Ltd o FHI. Pues bien, el 15 de julio de 1953 nacería su principal filial, el fabricante de automóviles Subaru.

No sería hasta 2017 que cambiaría su denominación a Subaru Corporation, como se le conoce a día de hoy. El cambio de nombre coincidió con el centenario del nacimiento de Nakajima Aircraft.

Subaru, por cierto, es una palabra japonesa que hace referencia al cúmulo estelar de las Pléyades en la constelación de Tauro, también llamado «Mutsuraboshi» (Seis estrellas) en Japón. Su logotipo, precisamente, consta de seis estrellas, cinco del mismo tamaño, que simbolizan las cinco armadoras que se unieron tras la Segunda Guerra Mundial y que le dieron origen, y una sexta mucho mayor que representa el fruto de las mismas.

Como dato curioso, Subaru fue la primera marca en usar un nombre en japonés para sus vehículos.

En tierra…

Desde su fundación, la compañía se ha expandido por distintos sectores, siendo la industria automotriz, el conjunto de compañías y organizaciones relacionadas en las áreas de diseño, desarrollo, manufactura, marketing y ventas de automóviles, y la aeroespacial sus dos pilares fundamentales.

En cuanto al primero, Subaru presentó su primer vehículo en 1958: el Subaru 360, un pequeño coche diseñado para cumplir con el concepto del gobierno japonés del ‘coche del pueblo’, algo parecido a lo que hizo también Volkswagen con el Beetle en Alemania.

Desde entonces, Subaru ha continuado ofreciendo tecnologías y productos distintivos. Un buen ejemplo de ello es el Leone, el primer vehículo de tracción total (AWD) producido en masa en Japón. Fabricado desde 1971 hasta 1994, se lanzó al mercado como reemplazo del Subaru 1000 y fue el predecesor del actual modelo Subaru Impreza.

También el Legacy, surgido en 1989 y que lideró el auge de los familiares con tracción a las cuatro ruedas. De hecho, dicho automóvil se popularizó gracias a su espectacular participación en el Mundial de Rallyes entre 1990 y 1992 de la mano del malogrado piloto escocés Colin McRae, con Derek Ringer como copiloto.

De un tiempo a esta parte, destacan el deportivo BRZ o el Solterra, el primer SUV eléctrico de la marca, estos dos últimos desarrollados ambos conjuntamente con Toyota Motor Corporation.

El corazón de todo Subaru

La tracción total es una de las señas de identidad de la firma japonesa, pero no es la única. Quizás le supere en importancia el motor bóxer de cilindros horizontalmente opuestos.

El icónico motor bóxer de Subaru fue introducido el 14 de mayo de 1966 en su modelo compacto Subaru 1000. La primera versión del mismo, denominado EA, cubicaba 1.000 c.c. y ofrecía 55 CV de potencia. Desde entonces, Subaru sigue desarrollando sin descanso esta tecnología. De hecho, todos los modelos actuales de Subaru equipan motores longitudinales de cilindros opuestos tanto gasolina como diésel que varían desde los 114 CV del 1.6 atmosférico equipado en la versión de acceso del Subaru XV, hasta los 300 CV del 2.5 turboalimentado que equipa el WRX STI, y que emplea el equipo de competición Subaru Tecnica International sin apenas modificaciones en las 24 horas de Nurburgring.

En el motor de cilindros horizontales de Subaru, los pistones se ubican simétricamente en dos culatas opuestas con dos pistones cada una, cancelando sus inercias mutuamente y obteniendo como resultado menos vibraciones, un perfecto equilibrio rotacional y una gran sensación de suavidad y deportividad a lo largo de todo el rango de revoluciones.

Centro de gravedad más bajo

El perfil plano y bajo del motor, también permite reducir la altura del centro de gravedad, mejorando la estabilidad y el comportamiento incluso en vehículos 4×4, cuyo tacto y sensaciones al volante, se asemejan a un turismo a pesar de ofrecer niveles de altura libre al suelo y capacidades fuera del asfalto líderes en sus respectivos segmentos.

Por otra parte, Subaru es la única marca del mundo que emplea la configuración bóxer aplicada no solo a sus motorizaciones gasolina, sino también al diésel, cuyo desarrollo comenzó en 1999. La primera generación del bóxer diésel vio la luz en el año 2008 y supuso una auténtica revolución gracias a su tamaño compacto, peso reducido, elevada rigidez y al empleo de un bloque de carrera corta (86x86mm). Los Subaru actuales emplean la quinta evolución del motor de dos litros de cilindrada cuyos niveles de sonoridad y vibraciones son intrínsecamente bajos sin necesidad de emplear arboles contrarrotantes como es habitual en los motores en línea o en V.

También en los últimos años su innovador sistema de asistencia a la conducción EyeSight, que avisa al conductor en caso de detectar algún peligro, e incluso llega a frenar si puede evitar un accidente, se ha tornado en signo distintivo de los coches Subaru.

… y aire

En el negocio aeroespacial, desde el vuelo del primer avión a reacción de Japón, el T-1, en 1958, la compañía ha estado mejorando sus tecnologías participando en programas de desarrollo de aeronaves nacionales y programas de desarrollo conjunto internacional.

En los próximos años, Subaru continuará creciendo en dicho ámbito con tres negocios principales: programas de defensa, programas comerciales como el Boeing 787 y programas de helicópteros como el UH-2.

Leyenda del WRC

Subaru y rallies son dos palabras que siempre han estado unidas en el mundo del automóvil. De hecho, es obligado mencionar su impecable historial en el Campeonato Mundial de Rally (WRC), donde ha ganado tres ediciones como fabricante y otras tres de pilotos durante los 19 años en los que tomó parte; además de participar en 218 pruebas y sumar 47 victorias y un total de 128 podios. Sin duda, ello le ayudó a fortalecer el valor de la marca Subaru y, sobre todo, a mejorar sus coches de calle.

 

El Subaru World Rally Team fue su equipo oficial de competición para el WRC. Con sede en la localidad británica de Banbury, lo gestionó desde 1990 a 2008 la empresa también británica Prodrive, dedicada a la competición e ingeniería del automóvil, bajo la responsabilidad de David Richards. Entre 1986 y 1988, sin embargo, sus coches ya habían participado en el campeonato.

Entre sus pilotos más laureados y famosos encontramos al ya mencionado Colin McRae, junto con Richard BurnsTommy Mäkinen, Carlos Sainz, padre del actual piloto de F1, o Petter Solberg, quienes también compitieron con el equipo.

Hace ahora década y media, Fuji Heavy Industries Ltd, matriz de Subaru, consideró alcanzado su objetivo inicial con la participación en el WRC y decidió adentrarse en otras disciplinas deportivas, como en las que ahora cosechan grandes éxitos –el European Rally Championship o el Red Bull Global Rallycross–, para seguir mejorando sus coches.

Sin duda, gracias al provecho que sacan de su participación en competiciones deportivas, pueden mantener la filosofía de ofrecer a sus clientes productos que integran placer de conducción, seguridad, confort, fiabilidad y respeto al medio ambiente.

 

 

 

 

 

 

 

Y además te puede interesar...