SENSACIONES: Citröen ë-C4 X, un eléctrico más que suficiente y bien equipado

Publicado el

Contenido

Gracias a su forma suave y aerodinámica y a su eficiente motor eléctrico de cero emisiones, el ë-C4 X Eléctrico de Citröen te sorprenderá.

El ë-C4 X es un Citröen C4 eléctrico con la carrocería modificada para que, en lugar de 380 litros de maletero, cuente con 510. Quiero decir, 510 litros con los cinco asientos en posición de uso. La X se ha convertido así en un 27% más de maletero que será utilísimo a la mayoría de las familias y que convierte a este auto en todo un coche para todo uso.

En el colegio, en los años 80, llamábamos a los automóviles con un tercer volumen prominente “coches de padre”. Lo hacíamos despectivamente, porque preferíamos los cupés y las líneas más frescas… pero ahora las cosas han cambiado: los diseñadores han echado el resto y este ë-C4 X tiene cualquier cosa menos una silueta conservadora.

Un concepto único y elegante

Es un tres volúmenes que tiene un aspecto ágil y que huele a moderno por todas partes porque la parte trasera está perfectamente integrada en el conjunto. Además, con una conducción ecológica adecuada este automóvil permite recorrer 350 kilómetros con una sola carga. En el caso de la versión de autonomía extendida, lo homologado en ciclo WLTP son 420 kilómetros. Con una conducción tranquila, se puede conseguir.

Lo que remata el coche por detrás no es un gran portón vertical, sino una tapa horizontal con una boca de carga no muy grande, pero suficiente, y una luneta casi horizontal –El ë-C4 normal sí equipa portón–.

Las plazas traseras son cómodas, pero el suelo bajo la central no es plano, de manera que la mejor forma de ocuparlas sería con dos adultos a los lados y un niño en el centro. El mejor adjetivo para este automóvil, que en eléctrico irrumpe con fuerza en el segmento C por su relación precio-calidad, es musculoso.

Carga con facilidad

Nosotros probamos la motorización de 136 CV y la batería de 50 kWh, pero como les digo hay otra de 156 CV y 54kWh con un precio muy similar que, cuando menos, merece la pena probar antes de elegir. Oficialmente, con el modelo más alto ganaríamos un 17% de autonomía. La razón está en una batería más eficaz en cuanto a duración y en cuanto a tiempo de carga.

En cuanto a la longitud del coche, para que se hagan una idea está a medio camino entre un C4 sin trasero y un C5 X.

Los acabados son más que correctos, como es habitual en la marca. Citröen se ha ocupado de que no tengamos excusa para no comprar su coche del segmento C: lo vende en versión híbrida, o con motor diésel, o con motor de gasolina Y también en eléctrico, con las dos versiones citadas en esta prueba.

El coche es realmente cómodo y su pedal de acelerador, de recorrido especialmente suave. No hay tras el volante levas para modificar la capacidad regenerativa del auto en las retenciones, pero sí dos modos de contener el consumo. Uno es elegir el modo de marcha Eco (en total hay 3), que pide una conducción más tranquila. Otro, sencillamente colocar el cambio automático en la posición B, que significa máxima recarga en las recuperaciones.

Siempre que manejemos un eléctrico, pensemos que eso es mejor que frenar, porque mientras en la frenada tradicional la potencia se evapora y se pierde, pero la recuperación aprovecha la inercia del vehículo.

ë-C4 X: Tranquilidad 100% eléctrica

Las prestaciones son más que suficientes para el supuesto uso tranquilo que deberíamos darle a este coche, una berlina para utilización familiar que parece más grande por dentro que por fuera. Esto, en cuanto a la unidad de pruebas, con 136 CV de potencia y 50 kWh de capacidad de batería, pero Citröen vende por muy poco dinero más otra versión con 156 CV y batería de 54 kWh.

Todavía no he tenido oportunidad de probarlo, pero esa mejor tiene muy buen aspecto. Es, además, un coche castizo: se fabrica en exclusiva en la planta madrileña que Stellantis tiene en Villaverde.

El coche de 54 kWh acelera de 0 a 100 en ocho décimas de segundo menos. Concretamente, en 9,2 segundos. Otra función en la que se nota la mejora del motor potente. La velocidad máxima de los modelos equipados con ambos motores está autolimitada a 150 kilómetros hora por una centralita electrónica.

Estilo distintivo

En resumen: un eléctrico moderno que ofrece bastante a cambio del dinero que pagamos, que pesa casi 1,7 toneladas, que está pensado más para viajar cómodos que para batir ningún récord y que aporta una línea estética realmente fresca y original en el segmento de los coches diseñados para familias y un buen maletero.

Yo lo probaría antes de decidir. Tenga usted la idea que tenga en la cabeza, el ë-C4 X le sorprenderá favorablemente.

Especificaciones técnicas

Ficha ë-C4 X

Sobre el autor

Rafa Cerro

Pionero de la radio del motor en España. Empezé en 1985 en Antena 3 Radio, con el mítico programa En Marcha: 38 años probando coches para usted. Un placer, porque representa el privilegio de toda una vida en contacto con lo último de la tecnología. Estar en Solo Auto también es un honor, especialmente después de haber dirigido el Solo Moto semanal.
Y además te puede interesar...