PUBLICIDAD

Seat León TGI, la mejor opción GNC

La opción a gas más interesante con la nueva generación del Seat León, ahorro asegurado

Ya está aquí, las versiones del Seat León TGI, o de gas natural comprimido GNC (no confundir con el GLP que te explicamos aquí) de última generación acaba de llegar a los concesionarios. Un coche con el que hemos tenido la oportunidad de hacer unos kilómetros para valorar su rendimiento.

Seat-León-TGI

No hay duda de que el gas natural comprimido GNC es una de las tecnologías que nos permiten disponer de un coche más sostenible y con un precio de mantenimiento por kilómetro mucho más ajustado que su misma variante en gasolina.

Combustible más barato

Esto es así porque este tipo de tecnología permite beneficiarse de dos aspectos fundamentales, que son la del precio del combustible, mucho más barato que la gasolina o el diésel, y que es un coche homologado para poder disfrutar de la etiqueta ECO como si de un híbrido se tratase.

Seat-León-TGI

Pero antes de adentrarnos en estos aspectos hay que explicar el planteamiento de nuevo Seat Leon TGI. Se trata de la adaptación de la última generación de este modelo a esta tecnología.

Motor TSI de uso mixto

Para ello se le ha montado el motor 1.5 TGI que puede funcionar tanto con gas como con gasolina con una potencia de 130 CV y 200 Nm de par, estando disponible tanto con cambio manual de seis marchas, como automático DSG de siete velocidades y con carrocería de cinco puertas como familiar o Sportstourer.

Seat-León-TGI

Este propulsor funciona en modo gas siempre que tengamos reserva de este tipo de combustible para luego pasar a la gasolina automáticamente cuando se agota.

Prioridad gas

Pero es precisamente aquí donde se encuentra el secreto del modelo y es que para la nueva generación del Seat León TGi se apuesta por ofrecer un triple tanque de 17,3 kilos de gas y uno de gasolina de solo 9 litros.

Seat-León-TGI

Como veis, este TGI lo que busca es rentabilizar el uso y precio del GNC frente a la gasolina, que se deja como una alternativa de uso puntual.

Flexibilidad de uso

Y es que con esta combinación el Seat Leon TGI asegura un consumo de gas de entre 3,7 y 4,2 kg/100 km y de 5,7 a 6,3 litros/100 km de gasolina. Esto permite una autonomía teórica de 440 km de GNC, para luego pasar a unos 150 km de gasolina.

Seat-León-TGI

No hay duda que lo ideal es usar este coche en lugares donde tengas asegurado el suministro de GNC y dejar los justos 150 km de autonomía de gasolina para momentos o viajes puntuales, ya que la autonomía de gasolina no da para grandes recorridos sin repostar gas, aunque sí asegura una flexibilidad que hoy en día no pueden dar los coches eléctricos.

Comparativamente más barato

Sobre el papel el coste de repostaje de este TGI es de alrededor de 3 euros por cada 100 km frente a los 7,2 euros que puede costar una versión gasolina similar o los 5 euros de uno diésel. De hecho, solo sale más barato el gasto por kilómetro de los vehículos eléctricos, que rondan una media de 2,2 euros cada 100 km (todos estos precios orientativos son a fecha del reportaje)

Seat-León-TGI

Actualmente existen 103 surtidores de este tipo de combustible GNC en toda España, básicamente concentrados en las grandes ciudades y que es el territorio de acción de este modelo, ya sea para un uso profesional como particular.

Y convence

Como os hemos dicho nos hemos podido poner al volante de este nuevo Seat León TGI y podemos destacar que a nivel de funcionamiento muestra un carácter notable de respuesta. Su sonido de funcionamiento no es del todo como el de un motor 1.5 TSI gasolina, que es más suave, pero a nivel de respuesta y empuje es más que notable.

Seat-León-TGI

Además, si, como fue el caso, se combina con el cambio DSG de doble embrague lo que se obtiene es un vehículo de buena respuesta a cualquier régimen, muy cómodo de usar en ciudad y efectivo en vías rápidas.

La gama

Como decíamos al principio el Seat León TGI está disponible en carrocería de cinco puertas y Sportstourer, así como en los acabados Style, Xcellence y FR, aunque en este último, como en toda la gama TGI, se sigue recurriendo a la suspensión independiente, pero con el eje trasero por barra de torsión en vez del sistema paralelo deformable (multibrazo) de las versiones más potentes.

Lo que no pueden montar estas versiones, ni siquiera como opción es el sistema de chasis adaptativo DCC asociado al sistema Drive Profile de Seat.

Igual de grande, menos el maletero

A nivel de habitabilidad, la adopción de los tres tanques de gas situados en el piso del maletero y bajo la banqueta trasera no afectan a nivel de habitabilidad, pero sí en cuanto a volumen de carga, perdiendo 80 litros (ahora 300 litros) en el caso de las versiones de cinco puertas y 120 (480 litros) en las carrocerías familiares.

Seat-León-TGI

El diseño del resto del vehículo es idéntico al de toda la gama, lo mismo que los mandos y conectividad propia de la nueva generación León y el buen compromiso de sus acabados.

Equipamiento, igual

Sea cual sea el acabado del nuevo Seat León TGI sigue garantizando la misma eficacia de la nueva plataforma, con todas las ayudas a la conducción y sistemas de seguridad activa y pasiva de última generación como en Line Assist, el asistente de frenada automática en ciudad con protección de peatones y ciclistas, el detector de fatiga, el control de velocidad de crucero o los sensores de luces y lluvia automáticos entre otros elementos.

Seat-León-TGI

Los precios de la gama de cinco puertas van desde los 26.450 euros de la versión Style a los 31.190 euros del FR con los acabados GO y XL incluidos, mientras que las versiones familiares o Sportstourer cuestan del orden de 1.000 euros más ajustando sus precios en una franja de 29.110 a 32.380 euros.

Noticias relacionadas:
Seat León e-Hybrid
Seat León híbrido enchufable

Dacia Duster GLP, barato y rentable

GLP, todo lo que tienes que saber de los coches a gas

¿Caduca la gasolina?

Deja un comentario