Renault Hippie Caviar Hotel: “flower power” a la francesa

Publicado el

Contenido

La marca del rombo Renault se une a la moda de los “Camper” con el Hippie Caviar Hotel, un modelo Van eléctrico capaz de convertirse en un verdadero apartamento. La apuesta de Renault por los vehículos destinados al ocio parece muy decidida.

El peculiar Renault Hippie Caviar Hotel es un prototipo desarrollado sobre la base de la Kangoo e-Tech eléctrica aunque con la batalla extendida. Está construida totalmente con materiales recuperados como el corcho o neumáticos reciclados y dirigida a quienes buscan un vehículo para camping y viajes de acampada en la naturaleza.

Habitación de lujo nómada

En este sentido el Renault Hippie Caviar Hotel puede transformarse en un pequeño apartamento capaz de guardar lo necesario para la práctica deportiva y asegurar un amplio espacio habitable.

Unas cortinas protegen del mal tiempo y de las miradas indiscretas.

En la parte superior se disponen railes para transportar esquís al tiempo que hay espacio para disfrutar del techo panorámico. La bancada trasera se transforma en una amplia cama de 145 x 195. El interior puede configurarse de varias maneras. En el modo “contemplación”, la bancada trasera se orienta hacia el exterior con el portón trasero abierto. En la posición “cosy”, la banqueta y el sillón rinconera crean un espacio más recogido orientado hacia el interior. La terraza del techo dispone de una mesa baja y dos respaldos desmontables que ofrece otro espacio al que se accede desde una escalera extraíble.

Su motor eléctrico tiene una potencia equivalente a 120 CV y autonomía de 285 kms, 170 de los cuales se recuperan tras una recarga de 30 minutos.

Nacido para vivir una experiencia premium

Pero ahí no termina todo; el servicio del Renault Hippie Caviar Hotel incluye la entrega de un contenedor logístico (ducha, sanitarios, punto de recarga eléctrica, etc.) en el lugar elegido por el cliente e incluso un servicio de conserjería online con entrega mediante un dron en el techo o en la banqueta en la posición “contemplación”.