¿Nos puede caer un rayo mientras conducimos?

Seguramente, en varias ocasiones, nos habrá sorprendido una tormenta mientras nos desplazamos con nuestros coches. Una situación que, probablemente, a alguien le habrá suscitado el temor de ser el blanco de uno de esos rayos que, con frecuencia, vemos y oímos impactar a nuestro alrededor.

rayo tormenta

¿Pero qué posibilidad hay de que nos caiga un rayo? Aunque estadísticamente es muy difícil, también hay que tener en cuenta dónde nos encontramos cuando se produce la tormenta.

El lugar importa

No es lo mismo estar en medio de una ciudad con edificios a nuestro entorno, que estar en un camino en medio del campo. Pero una cosa sí que es cierta, sea cual sea el lugar, dentro de nuestro vehículo nos encontraremos seguros.

consejos sobre la conducción segura con lluvia

Hay quien cree que los coches no pueden ser alcanzados por un rayo debido al aislamiento de los neumáticos, pero es todo lo contrario, pues la goma de los neumáticos no interfiere para nada en el alcance y potencia del rayo, de hecho, cualquier vehículo, como cualquier otro objeto metálico, es un blanco perfecto para la descarga de la electricidad estática de un rayo.

La jaula Faraday

Una de las principales recomendaciones que nos dan a la hora de afrontar una tormenta eléctrica es alejarse de cualquier valla metálica y desprendernos de la electrónica que llevemos encima. Pero el caso de un vehículo es diferente. De hecho, el interior de un coche es uno de los lugares más seguros donde nos podemos proteger de los rayos.

Todo se debe a la jaula de Faraday, nombre que recibe el efecto por el cual el campo electromagnético en el interior de un elemento conductor es nulo, anulando consecuentemente el efecto de los campos externos.

Muerte y destrucción eléctrica te rodea y se fuga

Es decir, si una corriente eléctrica atraviesa un coche o un avión (metálicos ambos), no va a tener ninguna influencia en lo que hay en el interior, por lo que las personas que se alojan saldrán intactas; a pesar de los millones de voltios, los miles de amperios y los 20.000 grados de temperatura que alcanza un rayo.

Por youtube circulan numerosos vídeos donde puede observarse cómo algunos vehículos son alcanzados por rayos y como -afortunadamente- sus ocupantes salen ilesos gracias al efecto de la caja o jaula de Faraday.

En este vídeo publicado por el portal de noticias ruso, RT, se puede ver cómo un todoterreno que circula por una autovía es impactado por un rayo poco antes de detenerse por la retención de vehículos que provoca la propia lluvia.

El impacto hace reaccionar al propio conductor que frena el automóvil que circulaba a poca velocidad. Además, podemos observar una pequeña llamarada en la zona posterior del vehículo. Se trata de la descarga eléctrica del rayo que ha travesado la carrocería y ha llegado al suelo a través del tubo de escape, que suele ser el elemento puntiagudo por el que la electricidad busca la conducción al suelo. Los hechos sucedieron en la ciudad siberiana de Novosibirsk durante el año 2019.

¿Rayos? lo dicho, mejor en el coche

No obstante, se recomienda que si nos encontramos en el interior de un vehículo y nos sorprende una tormenta, lo más razonable es detener el coche, apagar la radio y cualquier dispositivo electrónico (como el teléfono móvil) y subir por completo las ventanillas. También es recomendable no permanecer cerca de elementos metálicos, como vallas o próximo a árboles.

Noticias relacionadas:

consejos sobre la conducción segura con lluvias


Lluvia y volante, consejos de conducción

Ocho consejos para alargar la vida de tus neumáticos

Si el DeLorean fuera eléctrico, podría ser un Porsche

 

Deja un comentario