Prueba Skoda Octavia Scout 1.5 TSI, la versión más aventurera

Publicado el

Contenido

Cuenta con detalles estéticos específicos que potencian su imagen y su altura libre permite transitar por pistas en buen estado

Los tiempos cambian y las demandas de los clientes también, pero Skoda continúa apostando por las versiones Scout como parte de la gama Octavia. Hoy os traemos la prueba Skoda Octavia Combi Scout, en su atractiva variante de acceso.

prueba Skoda Octavia Combi Scout

Históricamente, la denominación Scout ha servido para identificar a los Skoda más aventureros. Se trata de exitosas versiones que vienen comercializándose desde hace varias generaciones y su aceptación ha sido siempre elevada.

Tracción a escoger: 4×2 ó 4×4

Asociada a la carrocería familiar Combi, la nueva generación del Skoda Octavia Combi Scout está disponible con tres motores distintos y, por primera vez, es posible disfrutar de este look diferenciador asociado a la tracción delantera y a un motor gasolina 1.5 TSI de 150 CV, con cambio manual de seis velocidades.

prueba Skoda Octavia Combi Scout

Los otros dos motores disponibles son un 1.5 TSI de 150 CV mHEV -tecnología mild-hybrid- con tracción delantera y cambio automático DSG de 7 velocidades, o bien un diésel 2.0 TDI de 150 CV, con tracción total y cambio DSG de 7 velocidades.

Imagen de identidad off-road

En su cuarta generación, el Octavia Combi continúa mostrándose como un coche familiar perfecto para los que desean un automóvil multifuncional. La terminación Scout se identifica por la presencia de detalles de estilo todoterreno, acompañados de una distancia libre al suelo 15 mm superior al resto de gama Octavia Combi.

prueba Skoda Octavia Combi Scout

Su atractivo es incuestionable, marcado por diversas piezas de plástico que recorren el perímetro inferior de la carrocería, rematados con una discreta pero significativa inserción “Scout”.

Propulsor equilibrado

Hemos ensayado la versión de tracción a las ruedas delanteras, la más recomendable para los que desean el look aventurero, pero que no tienen como objetivo adentrarse en zonas complicadas o moverse a menudo sobre superficies de escasa adherencia. En este caso, el motor es el conocido gasolina 1.5 TSI de cuatro cilindros, en su versión de 150 CV y asociado a un cambio manual de seis relaciones.

prueba Skoda Octavia Combi Scout

Esta mecánica ofrece notable respuesta desde bajas revoluciones, ya que dispone del par máximo de 250 Nm desde 1.500 rpm y lo mantiene hasta las 3.500 rpm. Su capacidad de aceleración no es extraordinaria, pero es capaz de cubrir el 0-100 km/h por debajo de los 9 segundos.

Ahorrador y con extensa autonomía

prueba Skoda Octavia Combi Scout

Los consumos de combustible de esta versión del Scout se mantienen en unas cifras más que razonables. Las medias reales en carretera no superan los 6 litros a los 100 km, mientras en recorridos urbanos está por debajo de los 8 litros a los 100 km, bien reforzado por un sistema de parada y arranque automática del motor Stop&Start.

prueba Skoda Octavia Combi Scout

Un depósito de combustible con capacidad de 45 litros garantiza unos registros de autonomía excelentes en largos desplazamientos, por encima de los 700 km.

Sobresaliente en conectividad

Como vemos en esta prueba Skoda Octavia Combi Scout, puede equipar un completo sistema de información y entretenimiento. Los equipamientos referentes a la conectividad son cada vez más completos en todos los segmentos, pero en este Skoda nos ha gustado especialmente que pueden controlarse por tacto, gesto o voz, resultando así muy rápida y sencilla su gestión.

El equipo de radio estándar incluye navegación y gracias a los servicios en línea Skoda Connect, tenemos la posibilidad de reproducir emisoras de radio en línea y servicios de streaming,

Máxima seguridad

Skoda ofrece en el nuevo Scout elevados estándares de seguridad. Entre las múltiples tecnologías disponibles destaca la función Front Assist. Se trata de un sistema de seguridad que nos alerta ante el riesgo inminente de colisión con vehículos peatones y bicicletas. Actúa accionando de forma automática los frenos para minimizar las posibles consecuencias.

prueba Skoda Octavia Combi Scout

Otra de sus virtudes es la activación de una parada de emergencia cuando detecta la presencia de un peatón en la trayectoria del vehículo. Otros equipamientos que ayudan en la conducción son el regulador de velocidad con limitador, un sistema de alerta por cambio involuntario de carril o un detector de fatiga que nos recomienda descansos durante el viaje.

Diversión al volante

prueba Skoda Octavia Combi Scout

Aunque se trata de un automóvil de considerable tamaño, el Scout tiene en el peso una de sus grandes virtudes dinámicas. El peso en vacío está por debajo de las 1,4 toneladas y la puesta a punto del chasis facilita la conducción, siempre dinámica sobre cualquier tipo de trazado. No se trata de un deportivo, pero es posible enlazar curvas con elevada eficacia y gozar de una frenada potente, siempre muy efectiva.

Los 15 mm adicionales de altura libre y las protecciones inferiores permiten atreverse con pistas no asfaltadas, sin olvidar nunca que la tracción de esta versión se reduce a las ruedas delanteras y que los neumáticos no son adecuados, ni por su dibujo ni por su escaso perfil.

Ayudas en ciudad

Al tratarse de un automóvil de tamaño grande, el Octavia Combi Scout no es la opción más recomendable para los que conducen a diario por grandes urbes. No obstante, Skoda ofrece equipamientos que facilitan este tipo de desplazamientos. Entre ellos nos ha gustado la eficacia del sistema de aparcamiento asistido Park Assist, que cuenta con sensores de aparcamiento delanteros y tarseros.

prueba Skoda Octavia Combi Scout

Estacionar resulta extremadamente sencillo gracias a la Rear View Camera, el sistema de cámara de marcha atrás. También cuenta con un asistente de arranque en pendientes.

Habitabilidad notable

El Skoda Octavia Combi Scout es un familiar con mayúsculas que permite viajar con total comodidad. Sus 4,70 metros de carrocería dan lugar a un habitáculo muy espacioso y capaz, bien resuelto en todas sus cotas. Sus cinco puertas de gran tamaño facilitan el acceso al interior y la anchura entre paneles es notable, proporcionando el espacio necesario para que tres personas puedan viajar con holgura en las plazas traseras.

Para acceder, disponemos de la comodidad proporcionada por el Keyless Advanced, es decir, un sistema de cierre y arranque sin llave. Los asientos delanteros son muy confortables, recogen bien la espalda y el conductor cuenta con las regulaciones necesarias para encontrar una postura óptima frente al volante.

Más de 600 litros de maletero

Otra de sus grandes virtudes del Octavia Combi Scout es, sin duda, el espacio de maletero. Sus 610 litros de volumen útil le sitúan como un referente y resulta sencillo ubicar todo el equipaje deseado, sin estrecheces. Mediante unos tiradores, la maniobra de abatir la segunda fila es rápida y sencilla, habilitando hasta 1.740 litros de capacidad.

Como valor añadido, en este compartimento dispone de zonas laterales portaobjetos y un práctico enchufe de 12 voltios. Bajo el piso se ubica la rueda de recambio, únicamente utilizable para una urgencia.

Detalles Simply Clever

prueba Skoda Octavia Combi Scout

Skoda se ha convertido en un referente en la disponibilidad de equipamientos y detalles que facilitan la vida de los ocupantes del vehículo. Este Octavia Combi Scout no es una excepción y ofrece múltiples soluciones que la marca engloba en la denominación Simply Clever.

Entre ellas, nos han gustado especialmente las persianas retráctiles disponibles en las puertas traseras, la disponibilidad de un paraguas ubicado en la puerta del conductor o la posibilidad de contar con un rascador de hielo que se encuentra en el hueco de la tapa del depósito de combustible.

Opciones con valor añadido

La unidad ensayada incluía el opcional Pack Travel Asssit que cuenta con control adaptativo de crucero que funciona hasta 210 km/h y que añade equipamientos tan interesantes como el reconocimiento de señales de tráfico, toma de corriente de 230 v, volante calefactado y diferentes tomas de USB adicionales.

Otra de las opciones presentes en nuestro Scout de pruebas era un espectacular techo corredizo de cristal, que proporciona sobresaliente luminosidad al habitáculo.

Versatilidad y belleza

La definitiva instauración de los crossover y SUV en el mercado ha relegado a un segundo plano a las berlinas familiares. Como hemos podido comprobar en esta prueba Skoda Octavia Combi Scout, se trata de un vehículo que recoge, de forma magistral, lo mejor de cada segmento: cuenta con extraordinaria capacidad interior, sin renunciar a la versatilidad que proporciona una mayor altura libre de carrocería.

prueba Skoda Octavia Combi Scout

Además, exhibe un look exterior más que atractivo, bien rematado por detalles que le sientan de maravilla. Sin duda, Skoda acierta de nuevo y asegura el éxito de esta carismática versión, que desde su debut no ha cesado de mejorar en sus respectivas reediciones. Su precio actual recomendado, desde 28.165 euros, es otro de sus argumentos de peso.

Noticias relacionadas:
prueba Skoda Octavia Combi Scout
Prueba Cupra Formentor VZ 310 CV 4Drive, elegante y deportivo

Prueba Subaru Forester Hybrid

Prueba Peugeot 508 SW PSE, un híbrido enchufable con alma GTI