Prueba Kia Sorento PHEV, el crossover de siete plazas enchufable

Publicado el

Contenido

La opción de etiqueta Cero de la gama Sorento que une la sostenibilidad con la funcionalidad y la versatilidad

Hoy os traemos la prueba del Kia Sorento híbrido enchufable, un SUV de gran formato con siete plazas, tracción total y etiqueta Cero.

Prueba del Kia Sorento híbrido enchufable

El año pasado se presentó la tercera generación del Sorento un modelo que ha dado un enorme salto en cuanto a calidad y filosofía premium, un Crossover que tampoco renuncia a su potencial off road además de apostar por plataformas electrificadas, como la de este Kia Sorento PHEV 1.6 T-GDi 4×4.

Híbrido enchufable con etiqueta cero

Se trata de una plataforma motriz que viene a cerrar la buena oferta de motorizaciones de la gama, pero que en este caso da un paso más a la sostenibilidad y gracias a que ofrece una batería recargable que permite una de autonomía 100% eléctrica de 57 km, y con ello todos los beneficios que ofrece la etiqueta medioambiental Cero de la DGT.

Prueba del Kia Sorento híbrido enchufable

En lo estético, esta versión híbrida enchufable apenas cambia con el resto de la oferta Sorento. Los únicos detalles distintivos son la trampilla de carga eléctrica adicional a la de la gasolina en el paso de rueda trasero y a la inscripción “Eco Plug-in” en el portón del maletero.

Coche amplio

Por lo demás seguimos estando ante un coche grande, de 4,8 metros de largo, de 1,9 de ancho, 1,7 de alto y una batalla o distancia entre ejes de 2,85 metros, unas cotas que le permite asegurar un habitáculo de gran habitabilidad, así como la posibilidad de ofrecer esas siete plazas de serie dispuestas en tres filas de asientos.

Prueba del Kia Sorento híbrido enchufable

El maletero se mantiene prácticamente idéntico con el resto de la oferta Kia Sorento, ya que la batería y el sistema de recarga solo le roban 4 litros en total en comparación con la versión híbrida convencional (no enchufable) y 14 en el caso de las térmicas. Con todo, estamos hablando de unos volúmenes teóricos de 175 litros con tres filas de asientos en orden de marcha, de 604 a 809 litros con cinco plazas y dependiendo si adelantamos o no la segunda fila y de 1.988 litros si abatimos todas las plazas posteriores.

La tercera fila del Kia Sorento PHEV

Lo que hay que tener claro es que la tercera fila de este Kia Sorento sigue siendo ideal para un uso esporádico y/o para niños, ya que en general sus dimensiones son compactas, su base es muy baja y no hay mucho espacio para las piernas de un adulto, aunque se adelante completamente la segunda fila.

Prueba del Kia Sorento híbrido enchufable

Su acceso tampoco es sencillo pues, aunque el sistema de abatido eléctrico de la segunda fila es correcto, el piso está muy alto y dificulta el acceso y salida de esta zona.

Gran habitabilidad de cinco plazas

En cambio, si hablamos de la segunda fila vemos un concepto muy diferente y positivo. En este caso disfrutaremos de una amplia banqueta con gran espacio para las piernas y cabeza y con un acceso que, aunque sigue siendo alto, tiene unas puertas generosas y de buena apertura.

La primera fila también destaca por su amplitud y en especial en lo generoso de sus butacas, que además tienen un mullido confortable. Entre éstas encontramos un generoso túnel central que resta un tanto esa gran sensación de habitabilidad, pero que a cambio ofrece unas prácticas guanteras y huecos, así como el dial giratorio del cambio de marchas y los mandos selectores de los programas de conducción. Ambos muy discretos y funcionales.

Máxima calidad y equipamiento

Delante, el tablier se complementa con dos pantallas, la del cuadro de mandos de 12,3 pulgadas y la central de 10,2 pulgadas con navegador, con conexión por internet por tarjeta sim, conectividad Android Auto y Apple CarPlay o el equipo de sonido Bose.

Prueba del Kia Sorento híbrido enchufable

No podemos dejar de hablar del compromiso de calidad general de materiales, tanto de plásticos con gran presencia de materiales blandos y de muy buen ensamble, como de la tapicería de los asientos, recubrimiento de techos, suelo o maletero. Un compromiso muy premium, la verdad.

Compromiso PHEV

Pero ahora vamos a pasar a valorar lo que este Kia Sorento híbrido enchufable nos ofrece a nivel de rendimiento.

Prueba del Kia Sorento híbrido enchufable

En este caso nos encontramos una batería más grande que la de híbrido convencional y que alcanza los 13,8 kWh y que integra un cargador interno de corriente alterna que anuncia unos tiempos de espera por carga de entre tres horas y media y cinco dependiendo de la potencia contratada, aunque siempre con un máximo de conexión de 3,3 kW. Dicho de otra forma, este Kia Sorento híbrido enchufable no tiene carga rápida.

Potencia mixta

Esta batería alimenta una planta motriz de 265 CV de potencia y 350 Nm de par, unas prestaciones definitivas tras combinar los 180 CV y 265 Nm ofrecidos por el motor 1.6 T-GDi gasolina y los 91 CV y 304 Nm del motor eléctrico.

Prueba del Kia Sorento híbrido enchufable

Este conjunto se asocia exclusivamente a un cambio automático con convertidor de par de seis relaciones y levas al volante y a un esquema de tracción 4×4 de configuración clásica con diferenciales mecánicos y gestión electrónica.

Consumos oficiales

En este apartado, y como decíamos al principio de la prueba del Kia Sorento híbrido enchufable nos garantiza oficialmente una autonomía de 57 km en modo completamente eléctrico y un consumo de combustible de 1,6 litros a los 100 km.

No obstante, este último valor solo será posible si optimizamos su uso con las cargas de la batería (cada vez más caras en España) y circulamos prácticamente por ciudad, que es donde más provecho podemos y deberíamos sacar a su sistema electrificado.

¿Cuánto gasta el Kia Sorento híbrido enchufable?

Por el contrario, en esta prueba del Kia Sorento híbrido enchufable y en un circuito mixto de ciudad y vías rápidas, la autonomía eléctrica se ha quedado en 42 km con una carga completa de la batería, mientras que el gasto de gasolina ha ascendido hasta los 5,7 litros. También quisimos ver cuanto gasta cuando ya no queda energía en la batería y obtuvimos unos valores de 8 y 10 litros a los 100 km según el estilo y el modo de conducción elegidos.

Prueba del Kia Sorento híbrido enchufable

En este sentido el Kia Sorento PHEV cuenta con la posibilidad funcionar en modo 100% eléctrico (siempre que tengamos energía en la batería y a una velocidad máxima de 140 km/h), en modo híbrido y el automático que es el que funciona siempre por defecto.

4×4 Multimodo

Además de estas gestiones básicas, el Kia Sorento tiene seis modos de funcionamiento de gestión electrónica, tres para su utilización en asfalto; Normal, Sport y Personalizable, y otros tres para una conducción off road que contemplan el modo Arena, Barro y Nieve.

Prueba del Kia Sorento híbrido enchufable

A nivel motriz eso permite una amplia utilización del modelo, ya que aseguran un buen equilibrio entre el control de tracción, estabilidad, dirección y sensibilidad de acelerador y freno lo que garantiza una buena capacidad de avance y calidad de guiado por cualquier superficie por la que circulemos.

Asfalto & off road

A pesar de ello, no hay que olvidar que su bastidor está optimizado para asegurar el máximo confort y eficacia en asfalto. Sus suspensiones no tienen un gran recorrido y su tarado, firme inicialmente y suave después en la compresión, está muy pensado para asegurar una buena respuesta en asfalto, y no tanto para aventuras off road, que deberíamos dejar para momentos muy puntuales.

Prueba del Kia Sorento híbrido enchufable

Por otro lado, este Kia Sorento PHEV pesa 280 kilos más (2.174 kg) que la versión diésel 4×4 y 324 kilos más que el híbrido convencional y eso es algo que se nota a nivel de dinamismo. En su conjunto tiene una buena aceleración y capacidad de recuperación, pero este modelo es algo más torpe en conducción rápida que sus homónimos de gama, lo que obliga usar aplicar una conducción algo más relajada, pues las inclinaciones y su natural subviraje aparece antes en este modelo.

Confort y equipamiento

Como contrapartida también hay que destacar el excelente trabajo a nivel de aislamiento aerodinámico y del tren de rodaje, que si se une a la posibilidad de funcionar en modo completamente eléctrico se consigue un confort de marcha muy notable.

Muy destacable también es su compromiso de seguridad, y que en parte llega con un completo equipamiento de ayudas a la conducción, con elementos como el control de crucero activo con lector de señales, el sistema de mantenimiento de carril con cámara (proyectada en el cuadro de mandos) y avisador para los cambios de carril, asistencia para evitar accidentes por alcance frontal o incluso lateral en cruces, el detector de cansancio, una cámara de 360 grados con asistencia al aparcamiento y un largo etcétera que se une al equipamiento más funcional y premium.

Prueba del Kia Sorento híbrido enchufable

¿Qué precios tiene este Kia Sorento Híbrido enchufable?

Para finalizar esta prueba del Kia Sorento híbrido enchufable destacar que está disponible en los dos acabados Drive y Emotion con un coste 51.900 euros el primero y de 55.700 euros el segundo, unos precios elevados, pero al que se le pueden aplicar las ayudas del plan Moves 3 más la oferta de la marca por financiación y que puede rebajar esos precios hasta un máximo de 10.000 euros, algo que ya es algo reamente interesante.

Noticias relacionadas:
Prueba del Kia Sorento híbrido enchufablePrueba Hyundai Tucson CRDi 48V

Prueba Audi Q7 50 TDI Quattro Mild Hybrid

Prueba Skoda Octavia Scout 1.5 TSI, la versión más aventurera

Prueba Subaru Forester Hybrid