HR-V e-hybrid: el SUV de carácter amable de Honda

Para el año 2050, Honda se ha propuesto la neutralidad absoluta en sus emisiones de carbono relacionadas con todos sus productos y actividades corporativas.

En ese camino trazado hay algunas “metas volantes” antes de escalar a la ambiciosa cima planteada: para 2030, un 40% de sus ventas deberían ser protagonizadas por los vehículos de Cero Emisiones de su catálogo; cinco años más tarde la cifra debería ascender hasta un 80%, y en 2040 ya debería corresponder a la totalidad de ellas.

Y como el movimiento se demuestra andando, en 2018 pusieron en marcha este ambicioso objetivo con el lanzamiento del CR-V e:HVE. Dos años más tarde llegarían las reinterpretaciones del Jazz y el nuevo Cross Star. Este año le corresponde todo el protagonismo al nuevo Civic híbrido y al HR-V que nos ocupa hoy, y que hemos tenido ocasión de probar con motivo de la presentación que Honda Automóviles España hizo recientemente en Sevilla.

Personalidad propia

El primer HR-V apareció en el mercado en 1988. Ahora que este coche ha alcanzado su tercera generación (recién llegada a los concesionarios nacionales) que supone una mejora respecto a la actualización de la de 2015, ya acumula casi 18.000 unidades matriculadas en nuestro país desde que iniciara su comercialización aquí.

La nueva declinación de este SUV del competido segmento C es igual de larga que la anterior (4’34 m.), y aunque es 2 cms. menos alta ofrece una distancia libre respecto al suelo algo mayor, lo que la predispone para una relativa utilización allá donde termina el asfalto.

Su acabado externo, en estilo cupé, destaca por la personalidad del frontal esculpido hacia delante, que contiene con una parrilla integrada en el mismo color de la carrocería, pero también por la caída de la línea de la zaga, que no supone ninguna merma en su habitabilidad.

En los laterales, las robustas nervaduras que envuelven el paso de las ruedas potencian visualmente la presencia voluminosa de los neumáticos, calzados sobre llantas de 18 pulgadas.

Todo ello contribuye a imprimir un aire más deportivo al nuevo HR-V, especialmente en comparación con las versiones anteriormente conocidas.

Honda HR-V e-hybrid

La conquista del espacio

Al acceder a su interior destaca la buena visibilidad para el conductor gracias al diseño del capó, y especialmente la amplitud para las piernas de los ocupantes de las plazas traseras. Con una distancia entre ejes de 2’60 metros se han ganado 35 centímetros en este espacio y, sobre todo, una gran amplitud para añadir a los 310 litros de capacidad de carga del maletero, al que se accede fácilmente gracias a una boca muy plana.

La situación del depósito de combustible (situado debajo de los asientos delanteros) permite obtener la máxima optimización del espacio que aportan los magníficos “Magic Seats” de este Honda. Las combinaciones que posibilita la modularidad de estos asientos se pueden aprovechar de muchas maneras diferentes para sacar el máximo rendimiento del espacio liberado.

En general, todo el habitáculo del HR-V respira amplitud, gracias a un diseño de líneas rectas y una estética equilibrada, más cercana al conservadurismo visto en el CR-V, por ejemplo, que en la innovadora disrupción del sorprendente Honda-e.

Esta sensación procede, fundamentalmente, del retorno a elementos analógicos, como el tacómetro informativo o los diferentes botones de manipulación convencional que conviven con los recursos que de forma táctil se nos muestran desde la pantalla central que preside el tablier del coche sin estridencias.

Desde ahí, precisamente, podremos gobernar la conectividad del coche, más simple e intuitiva que en anteriores versiones. Entre sus recursos más destacables, a remarcar la posibilidad de convertir el vehículo en un ámbito wifi, vincularlo con una aplicación para el Smartphone con diversas funcionalidades, como la posibilidad de compartir una llave digital desde el teléfono hasta con cinco usuarios distintos.

La sesión de pruebas transcurrió con un clima muy agradable, que no nos permitió sacar conclusiones sobre los nuevos difusores de aire laterales en forma de L. Su diseño permite crear una cortina de aire entre los ocupantes y las lunas laterales, que funciona como “puente térmico” para “aislarnos” del frío o el calor que nos transmiten los cristales.

Honda HR-V e-hybrid

Manda lo eléctrico

A diferencia de otros sistemas híbridos, en este de Honda el protagonismo lo lleva la parte eléctrica, que aparece como propulsión preferente, por delante de la térmica, relegada a una función más secundaria en la que su actuación como fuente de alimentación de la batería tiene su mayor peso específico.

Con todo ello, el sistema e-hev nos permite disponer de mejor eficiencia e incluso de una cierta diversión al volante.

En la parte trasera del coche se encuentra la Unidad de Potencia inteligente, ahora con más células, 60, que son más pequeñas de lo que conocíamos hasta ahora.

Este “cerebro” es el encargado de gestionar la actuación de los dos motores eléctricos, de 96 Kw, junto con uno de gasolina 1.5 i-VTEC de 79 Kw. La suma de estos propulsores permite disponer del equivalente a unos 131 cv de potencia, con un consumo contenido pese a la buena capacidad de respuesta que ofrece su óptimo par motor.

El nuevo HR-V nos permite conducir según tres programas distintos: EV, Hybrid y Engine.

El primero es totalmente eléctrico, mientras que el tercero es responsabilidad del motor de combustión interna, y solo aparece a partir de determinadas velocidades de crucero, especialmente en conducción por autovías y autopistas.

Según el fabricante, en conducción urbana (de 0 a 40 kms./h.) durante el 91% del tiempo de utilización del coche este actúa únicamente con el modo totalmente eléctrico.

En cambio, en conducción por vías rápidas (de 80 a 120 kms./h.) la responsabilidad del motor térmico ocupa el 70% del tiempo.

Y, finalmente, cuando superamos los 120 kms./h. es cuando el sistema híbrido entra en acción, con la combinación de ambas fuentes de energía. Es entonces también cuando podemos notar una sensación de “cambio de marchas automático”, bastante más agradable que la experimentada en otros sistemas precedentes.

Honda HR-V e-hybrid

Disfrutar de Andalucía

El sur de España es una maravilla. Reivindicarlo no se trata de ningún descubrimiento innovador. Pero cuando este se disfruta al volante de un coche tan agradable como este, la experiencia resulta aún mejor.

La primera parte de nuestra ruta no resultó muy emocionante, con un exceso de rotondas y de tráfico que sólo nos permitieron comprobar el comportamiento del sistema eléctrico puro. Sin embargo, ello nos permitió ver que la capacidad de generación de energía de la batería, su regeneración, es bastante rápida.

Al adentrarnos en los paisajes de Huelva, comprobamos que el carácter de este Honda resulta muy agradable, sin brusquedades.

Comprobamos, en las zonas más viradas, que el coche parece bastante reactivo ante las solicitudes de volante, y que este requiere de menos espacio para maniobrar que en su versión preliminar.

En los lugares donde el asfalto estaba menos conservado pudimos verificar un adecuado confort de marcha. Y no por casualidad. En la marca han trabajado mucho para mejorar las suspensiones, ya que han cambiado la geometría y han reducido algunos puntos de fricción; pero, sobre todo, se aprecia las horas invertidas en convertir la carrocería más rígida en bastantes puntos, sobretodo gracias al empleo de acero de alta tensión en diversos lugares de la misma. Un esfuerzo que se nota cuando la conducción se vuelve más exigente, y tiramos del modo Sport, que endurece la dirección y las suspensiones notablemente. Pero, no nos engañemos: la mayoría de los usuarios del CR-V e-hev utilizarán preferentemente los programas Normal y Eco, que es donde pivota especialmente la esencia de este SUV.

En nuestro recorrido de pruebas tal vez nos faltó algún punto que nos permitiera comprobar la eficacia del control de descenso en las bajadas, que actúa automáticamente, sin la mediación del conductor, entre 3 y 20 kms./h. al descender por pendientes.

Honda HR-V e-hybrid

Mejorar lo impecable

El ya conocido paquete de medidas de seguridad de la marca, el llamado Honda Sensing, da un paso más con la mejora de algunas de sus funcionalidades y la incorporación de adicionales.

En el HR-V la actuación de una cámara de gran angular junto con un procesador de alta velocidad en combinación con los cuatro radares que “vigilan” el entorno del coche delante, y otros cuatro por detrás, son los encargados de optimizar las funciones de seguridad del conjunto hasta niveles muy elevados.

Y es que no olvidemos que Honda tiene como objetivo absoluto conseguir la cifra de Cero Accidentes en 2050 con sus coches. En el camino están, y así lo vimos precisamente en la misma ruta que conduce hacia la famosa romería de El rocío.

Nuestra prueba dinámica nos permitió comprobar que ahora el corrector del cambio involuntario de carril actúa de una manera menos intrusiva que antes, menos agresiva. Igualmente, ahora la funcionalidad RDM, que gestiona el mantenimiento dentro de los límites de la carretera a partir de los 30 kms./h. es mucho más eficaz, puesto que ya reconoce más elementos como la hierba de los laterales, la gravilla y otros elementos más allá de las líneas de señalización pintadas.

Honda HR-V e-hybrid

Objetivos a la vista

En Honda son muy conscientes que las ventas de los SUV- y el HR-V lo es- continúan subiendo. Y que en el campo de la electro-movilidad todavía hay mucha tela que cortar. Saben que del 1% del mercado que representaron el año pasado las ventas de los eléctricos, en teoría, este debería ascender hasta un 3% en 2024.

Pese a la caída de ventas generalizada provocada por el descenso tanto del canal dedicado a las empresas alquiladoras como a los particulares, la marca japonesa tiene fuertes esperanzas depositadas en el nuevo HR-V e-hev, que comercializan en tres versiones (Elegance, Advance y Advance Style) ya disponibles en su red de concesionarios.

La gama de precios va desde los 31.140 € de la versión de acceso hasta los 36.140 de la más completa. Pero en esta fase de lanzamiento, Honda ofrece una interesantísima propuesta para la versión intermedia, la Advance, que queda en 31.000 € si optamos por una adquisición financiada; una opción a considerar.

 

Ficha técnica Honda HR-V e-hybrid

Elegance Avance Advance Style
Tipo de carrocería SUV 5D
Tipo de motor Híbrido de gasolina
Tracción 2WD
Transmisión eCVT
MOTOR
Tipo de motor i-MMD
Cilindrada (cc) 1498 cm3
Normativa de emisiones EURO 6d
Combustible necesario Sin plomo (95)
RENDIMIENTO
Potencia máxima del motor (kW a rpm)
79 kW a 6000-6400 rpm
Potencia máxima del motor (CV a rpm)
107 CV a 6000-6400 rpm
Par máximo del motor (Nm a rpm)
131 Nm a 4500-5000 rpm
Potencia máxima del motor eléctrico
(kW [CV]) 96 [131]
Par máximo del motor eléctrico (Nm)
253
0 → 100 km/h (segundos) 10,6 10,7 10,7
Velocidad máxima (km/h) 170
CONSUMO DE COMBUSTIBLE Y EMISIONES DE CO₂
WLTC *
Combinado (emisiones de CO₂ en g/km) 122 122 122
Combinado (consumo de combustible en l/100 km) 5,4 5,4 5,4
DIMENSIONES
Longitud (mm) 4340
Anchura (mm) 1790
Altura sin carga (mm) 1582
CAPACIDAD
Depósito de combustible (litros) 40
Número de plazas (personas) 5
Volumen del maletero con los asientos traseros en posición vertical (litros; método VDA)
319 319 304
PESO
Peso en vacío (kg) 1380-1401
TRANSMISIÓN
Tipo de transmisión eCVT
LLANTAS Y NEUMÁTICOS
Tamaño de neumáticos delanteros/traseros 225/50 R18 225/50 R18 225/50 R18
Tamaño y diseño de la rueda 18 pulgadas en negro 18 pulgadas en negro 18 pulgadas en negro

Deja un comentario