PUBLICIDAD

Preparación 4×4: Land Rover Defender 110 Td5, filosofía extrema

Una espectacular preparación del Land Rover Defender 110 Td5 de toda la vida, para darle una estética y funcionalidad de TT puro y duro.

Hace muchos años el propietario de este vehículo fue poseedor de un Land Rover Santana Serie III, así que, anhelando aquellos años de su juventud a los mandos de aquel clásico y después de haber manejado otros 4×4, finalmente se plantó en el año 2006 en un concesionario Land Rover en Madrid, con la idea de adquirir y hacer una preparación del Land Rover Defender 110 Td5 con el que ha vuelto a reencontrarse a sí mismo, rememorando las experiencias de aquella época, pero un modelo mucho más evolucionado en el tiempo.

Por pura funcionalidad y habitabilidad, Alberto Rivas, que así se llama nuestro protagonista, necesitaba poder dar al vehículo todo tipo de uso, que pudiera compaginar el día a día, con un uso exigente en el campo, pero también le permitiera realizar travesías o planificar largos viajes de aventura a otros países acompañado de su familia.

De afición le viene al galgo

El destino ha hecho que a la postre este vehículo en el fondo sea hoy en día el idóneo para impulsar y estimular el nuevo negocio empresarial de Alberto Rivas, como creador y fundador de The Nomad Fox, como marca de fabricación de unas cajas multifunción donde podrás empaquetar y transportar lo que necesites en tu propia aventura.

La completa preparación del Land Rover Defender 110 Td5 en su versión SE tope de gama, ha mejorado el vehículo en el apartado dinámico respecto al de serie y su cuidada imagen ahora es mucho más exclusiva manteniendo su camaleónico color de pintura Tonga Green, al mismo tiempo que se ha aderezado el resto de la carrocería con un sinfín de complementos orientados para el ocio y la aventura.

preparación del Land Rover Defender 110 Td5

Desarrollo extremo

Nada más ver el vehículo ya apreciamos detalles de calidad en la elección de todos sus implementos, con una elegante y cuidada estética aventurera que cuenta con todo lo necesario.

La parte delantera del vehículo se ha modificado con un nuevo paragolpes original de Land Rover que incluye una defensa revestida de fibra con soporte central para la instalación del cabrestante Warn de 6000 libras con cable de plasma. En el caso del paragolpes trasero, de origen inglés, cuenta con dos partes independientes a cada lado a modo de robustos topes de metal que, junto con el juego de estribos originales de Land Rover, sirven también como peldaños para acceder a la parte alta del vehículo.

Aquí vemos a la estructura tubular de seis puntos formada por las barras antivuelco exteriores, que disponen de fijaciones laterales para las planchas de arena de aluminio y otra frontal que permite anclar el gato Hi-Lift sobre la barra delantera situada junto al parabrisas. Sobre estas barras encontramos otro interesante detalle de la firma The Nomad con cuatro cajones estancos y sus fijaciones metálicas.

Protecciones y estética

El frontal luce ahora más atractivo y moderno con una nueva calandra KBX con rejilla protectora posterior de malla de duraluminio y un par de tomas en color negro de poliuretano, que además de añadir un toque decorativo Racing…, una de ellas permite la entrada de aire al motor hasta llegar a la calefacción.

Los nuevos embellecedores KBX en negro mate y los faros delanteros originales, han sido sustituidos por unos de led, más llamativos y con mejor iluminación, al igual que se ha realizado la misma operación con todos los pilotos de posición, freno e intermitentes que ahora son de tipo led mucha más actuales

Así mismo, dispone de iluminación adicional compuesta por dos faros led fijados a la defensa, focos cuneteros halógenos antiniebla, dos pequeñas barras led en la parte superior de la baca y un faro de trabajo trasero direccionable, junto a la cámara de visión trasera.

Otros cambios para considerar en la acorde imagen de la carrocería pasan por la colocación de chapa de duraluminio en bajos laterales, aletas superiores de la zona del capot y detalles de revestimiento en ambos paragolpes.

Interior casi Premium

preparación del Land Rover Defender 110 Td5

El interior del habitáculo también ha recibido una exhaustiva revisión y se han sustituido todos los guarnecidos laterales y del techo por unos nuevos, colocando material de aislamiento en su interior, a la vez que también se ha enmoquetado en goma todo suelo.

 

Los asientos se han cambiado por unos semibaket calefactables de cuero, mientras que en la fila trasera se ha enfundado para agilizar su limpieza y no ensuciar la tapicería de cuero del exclusivo acabado SE.

En la consola central del salpicadero se han añadido tres relojes que nos informan de la presión del turbo, la temperatura de los gases del escape y del voltímetro, aparte de instalar también un completo equipo Pioneer doble DIN de música y navegador, con cámara de visión trasera con opción de vista permanente.

Entre los asientos se ha estrenado una amplia Cubby Box metálica con cierre de llave que oculta en su interior una emisora CB 27 MHz, además de incorporar un set de pulsadores para activar el bloqueo delantero y trasero, compresor ARB, e iluminación de led adicional, entre varias tomas auxiliares de 12 voltios y USB.

Modularidad para cajas

El maletero dispone de una rejilla de separación de carga y ha sido diseñado íntegramente por Alberto, con el fin de poder organizar y optimizar su enorme capacidad de carga creando diferentes espacios.

La estructura inferior del cajón es de madera de contrachapado de 15 mm de grosor, perfectamente perfilada con chapa de duraluminio, al igual que su aspecto exterior que luce moqueta de goma en color negro.

Su gran capacidad interior puede alojar en hasta cuatro cajas, The Nomad Fox por supuesto, y algunas pequeñas herramientas, sin contar lo que se puede cargar en la baca Mantec fijada en la zona superior del techo, donde van colocadas otras dos cajas o cualquier otro utensilio.

Más potencia y suspensión equilibrada

El apartado mecánico también ha sido mejorado en los aspectos fundamentales y se ha trabajado especialmente en el motor con el propósito de potenciar su rendimiento al afrontar largos viajes a plena carga y compensar también el elevado peso de toda la preparación.

Con este fin se ha exprimido el bloque de 2.500 c.c. de cinco cilindros y 122 CV de serie, llevando a cabo una reprogramación de la centralita con doble mapa de respuesta motor, que ofrece dos posibilidades de uso; la de serie u otra mucho más Racing que llega hasta los 190 CV de potencia con tan solo cambiar la posición del interruptor situado en el Cubby Box.

Para alcanzar dicha cifra se ha trabajado en el turbo subiendo la presión de soplado hasta 1,3 bares, también se ha colocado un silencioso de baja restricción y la admisión al motor se ha modificado al instalar un Snorkel específico de la firma Mantec.

La suspensión es otro de los puntos fuertes de esta preparación Land Rover Defender 110 Td5, por supuesto, la intención es la de mejorar las aptitudes viajeras del Defender Td5 con abundante carga, con el difícil compromiso de lograr firmeza y efectividad, pero sin olvidar un grado mínimo de confort que los ocupantes siempre agradecerán.

La transformación en la suspensión de ambos ejes rígidos ha elevado la carrocería varios centímetros con unos muelles reforzados Ironman Heavy Duty de +5 cm con unas torretas delanteras debidamente modificadas para alojar el conjunto amortiguador de Profender Proland de 1,5 pulgadas de doble botella separada.

En el caso de la suspensión trasera se emplea el mismo modelo de muelles, pero esta vez con un doble amortiguador por rueda, también de Profender Proland con doble botella separada de 1,5” y 2” pulgadas respectivamente.

Bloqueos necesarios

preparación del Land Rover Defender 110 Td5

El franqueo de obstáculos es una de sus especialidades al contar con la opción de poder accionar los bloqueos ARB del diferencial delantero y trasero para salir del apuro, aparte de completar la ayuda mecánica con unos palieres reforzados, al mismo tiempo que se han colocado varias protecciones que cubren ambos diferenciales y la doble amortiguación trasera, además de incorporar una barra frontal que resguarda la barra de dirección.

También se ha montado un juego de separadores de rueda de +3 cm de doble centrado que aumentan la anchura de vías del vehículo consiguiendo un mayor aplomo al desplazar exteriormente las llantas Boost R-16-7” de aluminio, originales de Land Rover que montan unos neumáticos BF Goodrich Mud Terrain en medida 265/75 R-16.

En definitiva, estamos ante un todoterreno que nos permite vivir aventuras 4×4 con mucha elegancia y eficacia.

También te puede interesar: Preparación 4×4: Suzuki Grand Vitara, diversión low cost

preparación del Land Rover Defender 110 Td5

Deja un comentario