Pepe Martí llega encendido a la reanudación de la F2 tras un mes de lo más fructífero

Publicado el

Contenido

El piloto español de Campos Racing tuvo mala suerte antes del parón entre Australia e Imola pero en los test que hubo en el Circuit de Barcelona-Catalunya fue uno de los mejores y buscará mantener las sensaciones para empezar la operación remontada

La F2 es salvaje. Una parrilla de 22 jóvenes talentos luchan por llamar la atención de los equipos de la Fórmula 1 para que algún día se interesen en sus servicios. El sueño de toda una vida está muy cerca y están dispuestos a dar más del 100% para poder lograr aterrizar en el Gran Circo. Por eso destacar en la categoría es muy complicado y además, tras un mes de pausa, las ganas para la vuelta de la acción  son máximos. Solo hay que esperar hasta el fin de semana del 17 al 19 de mayo para el GP de Imola.

Prueba de la dificultad por destacar es que en el inicio de temporada nadie ha podido alcanzar una regularidad que le sirva para poder distanciarse en lo más alto de la clasificación. El líder actualmente es Zane Maloney con 15 puntos por delante de Paul Aron. El piloto de Barbados logró un doblete en el GP inaugural de Bahrein y ahí se basa la diferencia que tiene respecto al británico. 

Pepe Martí, que debuta en la categoría y en tres carreras ya se ha visto de lo que es capaz, empezó de la mejor manera con dos remontadas antológicas en Bahrein con el que sumó sus dos primeros podios en la categoría y con los colores de Red Bull. No obstante la suerte después no acompañó. Arabia Saudí no fue su fin de semana pero en Australia fue un auténtico desastre. Cuando en la sprint se iba a colocar en cabeza en la salida su compañero Hadjar le embistió y le dejo fuera de combate. Después en la carrera larga del domingo la estrategia y la aparición de un Safety Car le dejó fuera de los puntos.

Lleva tres carreras sin puntuar cuando hay potencial para ello. Pero aún así el catalán es séptimo a 36 puntos del líder. Distancia que no es para nada insalvable visto lo que se vio en los test del Circuit de Barcelona-Catalunya hace apenas unos días. 

Unos test espectaculares para Pepe y Campos

Campos Racing tuvo unos días de test fabulosos en el trazado de Montmeló a finales del mes de abril. Tanto Pepe Martí como Isack Hadjar fueron los mejores con sus Dallara F2 pintados con los colores de Red Bull después de los tres días de test. Por la mañana tocaba marcar los mejores cronos mientras por las tardes era hora de probar el ritmo de carreras. En ambos casos los del equipo español fueron la referencia.

Hadjar acabó los tres días de pruebas con el mejor tiempo con Martí pegado a su estela. Para Pepe, estos test durante los parones largos son imprescindibles para su adaptación a la categoría: “Estás mucho tiempo sin subir al coche y es complicado volver a coger el feeling, pero una vez te subes al monoplaza, vuelves a sentir que formas parte de él, y todo vuelve a la normalidad. También es cierto que en las ‘qualys’ y después de los cambios de neumáticos de componente distinto, a veces es complicado volver a alcanzar las sensaciones”.

“En Bahrein fue muy bien pero en las siguientes carreras hemos tenido que aprender y coger experiencia de cada situación. Pero al final.. como dicen ‘contra más trabajo, más suerte tengo’. No deja de ser un dicho pero es una gran verdad. Es difícil poner en palabras si hemos ido mejor o peor de lo esperado… La velocidad es buena y lo que está claro es que ahora soy un piloto mucho más completo de lo que era antes. Hace dos años cuando fuí rookie en la F3 era un niño al que le acababan de poner en un coche que corría mucho. Ahora ya quiero pensar que he crecido como piloto, que pienso más las cosas y me preparo siempre al 100%, al máximo que yo pueda”, dijo sobre lo que va de temporada.

Mari Boya busca consagrar el salto de calidad en F3

La categoría pequeña también tiene representación española con Mari Boya, que también participa con la estructura de Campos Racing. Al igual que en F2, la F3 llega a Imola tras un parón de un mes tras el GP de Australia. Pero si los resultados de Pepe fueron de más a menos, los de Mari fueron lo contrario. 

Mientras que en Bahrein solo sumó tres, en Australia Boya consiguió el mejor resultado del año en la carrera Sprint con una cuarta plaza a las puertas del podio. La carrera larga en Melbourne tampoco le fue mal y terminó séptimo. De momento es noveno a 20 puntos del líder, Browning.  Además, durante los test en medio del parón que también se realizaron en el Circuit de Barcelona-Catalunya el piloto de la Vall d’Aran fue el más rápido.

Se trata de otra categoría de máxima igualdad donde toca destacar para llamar la atención de las grandes marcas con las que dar el salto a F2, donde la gran mayoría de favoritos está tutelado por un equipo de F1. En este plan trabaja ahora mismo Boya.

Sobre el autor

Oriol Muñoz Morera

Y además te puede interesar...