Nuevo RZ, el primer Lexus con calefacción radiante

Publicado el

Contenido

El nuevo RZ, el primer vehículo eléctrico de batería (VEB) de Lexus desarrollado partiendo de cero, es también el primero de la firma japonesa en equipar calefacción radiante.

Si consideras que la conducción lo es todo, tu coche es, sin lugar a dudas, el nuevo RZ de Lexus. Y no solo por ser sus espectaculares características como SUV premium.

Lo que de verdad convierte la conducción de un Lexus RZ en toda una experiencia única son sus detalles de diseño e innovaciones técnicas. En especial, aquellos que hacen más seguro y confortable su pilotaje. Pues bien, el nuevo RZ, el primer modelo eléctrico con batería (VEB) de Lexus sobre una plataforma específica para vehículos eléctricos, es también el primero de la marca en incorporar calefacción radiante en sus asientos delanteros.

Eso sí, la calefacción radiante viene de serie en la versión ‘Luxury’, siendo una opción en la versión ‘Executive’ del RZ.

Como ponerse una manta sobre las piernas

A diferencia de los sistemas de calefacción tradicionales por convección, que calientan el aire, el nuevo Lexus RZ cuenta con dos paneles en la parte frontal del habitáculo (ocultos a la altura de las rodillas, en la parte baja del salpicadero y la columna de la dirección) que utilizan la radiación infrarroja para calentar únicamente los objetos sólidos a su alrededor. Así, el conductor y el pasajero delantero entran en calor más rápidamente que con los sistemas de climatización convencionales.

Por cierto, en caso de que el conductor o el pasajero toquen físicamente el panel, su temperatura se reduce automáticamente a 43° C para evitar que se quemen.

La calefacción radiante del RZ complementa al climatizador convencional del habitáculo (cuyo uso se puede limitar cuando se genera calor radiante), y se suma también a los asientos y al volante calefactado.

El sistema está integrado en el Asistente Climático de Lexus, el climatizador multizona que ajusta automáticamente la calefacción del habitáculo, los asientos y el volante, así como el aire acondicionado, para asegurar un confort térmico óptimo para todos los ocupantes en todo momento.

¿Otra ventaja? Consume alrededor de un 8 % menos de energía, al dirigir el calor únicamente allí donde se requiere, lo que reduce la carga sobre el climatizador y ayuda a maximizar la autonomía del vehículo.

Y además te puede interesar...