Mercedes-AMG ONE: un Fórmula 1 carrozado de 1.063 CV

Publicado el

Contenido

Este galáctico hypercar transfiere por primera vez la tecnología híbrida de propulsión más moderna de la Fórmula 1 de las pistas de competición a las vías públicas. El Mercedes-AMG ONE es realmente un Fórmula 1 carrozado, está equipado con un motor V6 de 1.6 litros de combustión interna y cuatro motores eléctricos. Un motor está integrado en el turbocompresor, otro se encuentra junto al motor de combustión interna, unido directamente con el cigüeñal, y los dos restantes impulsan las ruedas delanteras.

Mercedes-AMG ONE

Conjuntamente desarrollan una potencia total de 1.063 CV y una velocidad máxima limitada por vía electrónica a los 352 km/h. Ha sido desarrollado en directa cooperación con los especialistas en Fórmula 1 de la Mercedes-AMG High Performance Powertrains en Brixworth. El sistema de propulsión híbrida procede directamente de la Fórmula 1.

El motor híbrido de gasolina V6 de 1,6 litros va montado por delante del eje trasero en la posición de un vehículo con motor central, puede alcanzar un número de revoluciones máximo de 11.000 rpm. No obstante, la centralita  lo mantiene con fiabilidad por debajo del régimen máximo de la Fórmula 1 para aumentar su durabilidad y poder utilizar gasolina súper plus disponible en el mercado.

Mercedes-AMG ONE

Cifras de Fórmula 1

En cuanto a la tracción integral los dos motores eléctricos de 120 kW de potencia cada uno que se montan en el eje delantero pueden alcanzar un régimen máximo de 50.000 rpm. Además permiten aprovechar la energía cinética de frenado para la recuperación de hasta un 80% en condiciones normales de marcha. Esta energía se almacena en la batería y está a disposición para aumentar la autonomía en régimen eléctrico o para incrementar la potencia del equipo de propulsión.

Mercedes-AMG ONE

De  este modo la aceleración de 0 a 200 km/h se completa en solo 7,0 segundos a través de un  cambio manual automatizado de 7 marchas desarrollado especialmente para el Mercedes-AMG ONE.

Otra clave de las extraordinarias prestaciones del Mercedes-AMG ONE es la estructura monocasco de fibra de carbono, ultraligera y muy resistente, cuya tecnología procede también de la Fórmula 1.

Para desacelerar con eficiencia el vehículo se ha incorporado un sistema especial de frenos de alto rendimiento AMG de competición con discos de cerámica y fibra de carbono.

Mercedes-AMG ONE