Menos mal que la F1 no le interesa a nadie…

Publicado el

Menos mal que la F1 no le interesa a nadie… Sigue despertando interés en España y el que diga lo contrario miente. ¿Qué no está a nivel del fútbol? Esto nadie lo discute. Pero que mueve masas es algo obvio.

Y si no solo hace falta echar un vistazo a lo que se vivió en el Gran Premio de España en el Circuit de Barcelona-Catalunya el pasado fin de semana. La opción de volver a ver a Fernando Alonso luchar por cosas importantes junto a Carlos Sainz en casa generó unas expectativas que quizás no se cumplieron, pero que sí despertó una ilusión que hacía décadas que no se veían.

F1 interesa

Más de 250.000 personas se acercaron a las instalaciones del trazado catalán desde que empezó la actividad en el Circuit el jueves por la tarde con el ya tradicional Pit-Walk, que acumuló una cantidad de personas como casi nunca se había visto. Pero sin duda el gran plato fuerte fue el domingo con la carrera. Hasta un total de 125.565 presenciaron la victoria de Max Verstappen en directo. Cifra que solo es superada por los más de 140.000 que vinieron en 2007 tras los dos campeonatos de Alonso.

Aforo limitado

Pero es que llegar a esos números era imposible porque el número de asientos disponibles era menos. Si no, no era nada descartable que se pudiera llegar a alcanzar.

Sin ir más lejos, las entradas volaron meses antes de que llegasen las fechas del Gran Premio y a medida que la organización ponía más a disposición sea agotaban en cuestión de minutos. Fue el caso de la grada de Carlos Sainz. En poco menos de 10 minutos se agotaron todas y para la Pelouse Jove, con precios asequibles, el Circuit tardó cuatro minutos en colgar el cartel de ‘Sold out’. Había una auténtica guerra para estar a pie de pista animando a pleno pulmón.

F1 interesa

Ayer, hoy y siempre

Y no es para menos, el que había sido el ídolo de varias generaciones a día de hoy lo es para las recién llegadas. Fernando Alonso y su eterna ambición levanta pasiones y la ansiada y famosa 33 puede llegar o no pero la misión de atraer a nuevos fans ya lo ha cumplido. Esa deseada vuelta a lo más alto, Sainz peleando con Ferrari y acciones que se acercan más a los jóvenes como ‘Drive to Survive’ han surtido efecto.

El Circuit vivió un viaje al pasado pero la marea azul ahora se ha convertido en la marea verde de Aston Martin combinado con toques del rojo icónico de los de Maranello.

Todas las cifras de espectadores del año pasado se superaron. Cada día un poco más que el mismo día de 2022. Y el Circuit tomó nota de los errores cometidos en términos de organización del año pasado y en esta ocasión los problemas vividos en las zonas de los aficionados se han reducido mucho con mayor número de suministros, más puntos de hidratación y mejor repartimiento de espacios.

Todo eso se combinaba con actividades de todo tipo con las que los fans tenían una experiencia total con la opción de estar más cerca de los pilotos cuando estos se acercaban a la Fan Zone.

F1 interesa

Casi una década sin estas cifras

Y para acabar de rematar a aquellos detractores de la F1 en España, están los números de audiencias en televisión. La carrera del pasado domingo fue la más vista desde finales de 2014, es decir, desde la última vez que se emitía en abierto. Las cifras hablan por sí solas: 3.151.000 espectadores y un 29,3% de share. En Tele5, que adquirió los derechos para esta carrera, se llegaron a los 2.250.000 y el resto se repartieron entre DAZN y Vamos. Cuando la máxima categoría se pone accesible la gente responde.

Como es lógico llegar a un volumen de gente parecida a la época dorada es muy complicado. El deporte estaba al alcance de cualquiera y hoy en día está mucho más restringido. Pero después de una crisis severa, la F1 ha vuelto a reenganchar al aficionado y el objetivo no debe ser otro que darle más herramientas para poder asentar algo que no se puede volver a perder.

Opinión

Oriol Muñoz Morera

Viviendo el sueño de dedicarme al periodismo deportivo. Mi día a día está en la redacción de Mundo Deportivo siguiendo todo tipo de deporte, aunque sin duda mi gran pasión es el olor a gasolina. Con la suerte de haber trabajado en el terreno, sigo con la voluntad de aprender y crecer día a día con el mundo de las carreras a mi lado. Aún queda mucho para ver la línea de meta y solo queda dar gas.
Leer más
Más posts de Opinión