Max Verstappen impone su ley marcial, Sergio Pérez y Carlos Sainz animan el GP de Bahrein

Publicado el

Contenido

Max Verstappen. Y poco más. El dominio aplastante del piloto de Red Bull ha dibujado un GP de Bahrein un tanto insípido. Esperable, pero no por ello menos decepcionante -salvo para los seguidores de Max-. Eso sí, Sergio Pérez y Carlos Sainz han sido la sal de la receta de la primera cita del año. El mexicano ha completado el doblete de Red Bull, el madrileño ha dejado tres grandes adelantamientos para acabar tercero.

La cara menos positiva del GP de Bahrein en clave española ha sido la actuación de Fernando Alonso. El piloto asturiano no ha conseguido progresar en la salida y luego se ha visto atrapado por la preocupante falta de ritmo del Aston Martin AMR24 para acabar en novena posición. Al cierre de la carrera, el asturiano ha reconocido que le faltan tres o cuatro décimas. No es mucho, pero en la actual Fórmula 1 eso es un mundo. Preocupante.

Max, como y cuando quiere

Una victoria de Max Verstappen era más que previsible. Una carrera de dominio del tres veces campeón del Mundo era más que esperable. El dominio absoluto de Max, de principio a fin, no es el inicio de temporada que muchos podían esperar, aunque tampoco era una idea descabellada. Lo cierto es el único momento de ‘apuro’ para el neerlandés ha estado en la salida. Neutralizada la ofensiva de Charles Leclerc con bastante inteligencia en la curva 1, el trabajo estaba hecho. Es crudo decirlo, pero es así.

Max ha ampliado su ventaja hasta tener un margen cómodo en cabeza, lo que le ha permitido empezar a regular su ritmo y hacer lo que ha querido, en esencia. Tanto que el neerlandés se ha permitido el lujo de retrasar su segunda parada hasta el momento exacto para pasar por la calle de boxes casi en último lugar, colocar neumático nuevo y asegurar la vuelta rápida en carrera para cerrar un fin de semana casi perfecto.

Por entonces, Red Bull tenía todo lo que podía desear. Max caminaba tranquilo hacia una nueva victoria con la vuelta rápida en el bolsillo, mientras que Sergio Pérez también podía disfrutar de un fin de carrera plácido tras escalar hasta el segundo puesto. El mexicano no ha logrado estar cerca de su compañero de equipo, pero dentro de su papel de segundo piloto ha estado impoluto. Además de ser uno de los dos agitadores de una carrera que no ha sido el summum del espectáculo.

Sergio Pérez muestra su mejor versión

Sergio Pérez ha firmado una carrera sumamente inteligente. El mexicano ha aprovechado el único momento de duda de Carlos Sainz para superarle en los primeros instantes de la carrera. Tras tomarse un breve ‘respiro’, Pérez ha asaltado el tercer puesto tras batir a Charles Leclerc. Un adelantamiento de nuevo de pura inteligencia, puesto que ha rebasado al monegasco al igual que había hecho con Sainz, tras aprovechar un pequeño error de pilotaje del piloto de Ferrari en la curva 10.

Tras la primera parada en boxes, Sergio ha empujado al error a George Russell y cuando el piloto de Mercedes se ha ido largo en la curva 4 ha dado buena cuenta del piloto británico. Por entonces la lucha entre ambos era por la sexta plaza, segunda virtual una vez que se ajustaron las paradas del resto de sus rivales. A partir de ahí, el ritmo del mexicano ha hecho el resto para no tener amenaza alguna.

Sergio Pérez ha escalado del quinto al segundo puesto con una remontada cimentada en la salida.
Sergio Pérez ha escalado del quinto al segundo puesto con una remontada cimentada en la salida.

Aunque la actuación de Pérez ha sido de lo más reseñable del GP de Bahrein, eso no debe impedir señalar la diferencia de 25 segundos que ha habido en meta entre Max y Sergio, ya que este es el gran debe que paree tener el mexicano, no estar a la altura de su máximo rival, su compañero de equipo. También es cierto que en esta ocasión no ha tenido un rival que le haya peleado la segunda posición en la recta final del Gran Premio.

Carlos Sainz, por encima de Ferrari

Tiene cierta ‘guasa’ que en la primera carrera de Carlos Sainz con su futuro lejos de Ferrari ya confirmado el madrileño le haya dado un auténtico repaso a Charles Leclerc. El piloto español ha superado al monegasco en los primeros compases de la carrera con una gran maniobra, al límite, en la que casi se tocan. Cuando se ha vito por detrás de Charles tras el primer paso por boxes, en el que Ferrari ha dibujado un ‘undercut’ de manual para colocar a Leclerc otra vez por delante, Sainz ha dado un paso más.

El segundo adelantamiento a Leclerc ha sido una de las grandes maniobras del Gran Premio, sobre todo porque Sainz se ha lanzado desde muy lejos para superar al que todavía es su compañero, pero que en 2025 no lo será. Al final, Carlos Sainz está en una temporada en la que debe mostrarse y demostrar, si es que le hace falta. En Bahrein ha dejado dos maniobras de adelantamiento a Charles Leclerc de bandera.

Carlos Sainz ha firmado dos grandes adelantamientos a Charles Leclerc y otra maniobra de mucho arrojo para superar a George Russell.
Carlos Sainz ha firmado dos grandes adelantamientos a Charles Leclerc y otra maniobra de arrojo con George Russell.

Por si estas dos maniobras no fueran suficiente para ser nombrado ‘Piloto del Día’, Carlos Sainz también ha firmado un gran adelantamiento a George Russell para conseguir el primer podio de la temporada. Actuación muy sólida, aunque lejos de los objetivos reales de Ferrari, para ser justos. Más lejos en cualquier caso ha quedado Charles Leclerc y eso es un ‘minipunto’ para el español. Por detrás de los dos hombres de Ferrari ha terminado el escuadrón británico formado por George Russell, Lando Norris y Lewis Hamilton.

El gris inicio de Fernando Alonso

Si alguien soñaba con un inicio de temporada de Fernando Alonso similar al que firmó en este mismo escenario en 2023, la realidad ha sido bastante cruel. El piloto asturiano no ha logrado ganar posiciones en la salida y el ritmo del AMR24 ha hecho el resto. El efecto gaseosa hecho carrera, ya que Alonso se ha ido desinflando y perdiendo posiciones a medida que sus rivales directos iban ganando ritmo. La imagen definitoria de la carrera de Fernando ha sido el planteamiento de su último stint.

De hecho, Alonso ha sido el último piloto en completar su segunda parada en boxes para tener unas ruedas más nuevas en los últimos giros, permitiéndole así volver a la novena plaza que había ostentado durante gran parte de la carrera. Eso sí, por el camino ha tenido que adelantar a Guanyu Zhou y a su compañero Lance Stroll. Fiel reflejo, como decíamos, de lo que ha sido el primer Gran Premio para Fernando.

Fernando Alonso, sin ritmo, ha caído hasta la novena posición. Discreto inicio de Aston Martin.

Las posiciones con derecho a puntos en este primer Gran Premio de la temporada se lo ha quedado el propio Lance Stroll. Aunque esto no ha hecho nada más que empezar y Bahrein no es el escenario más representativo, por el momento Aston Martin es el quinto equipo de la parrilla. Al final, los dos pilotos de Red Bull, Ferrari, Mercedes y McLaren han terminado por delante de Alonso y Stroll. Como mínimo, reseñable.

Otro recital de Pepe Martí

Y como todo no es Fórmula 1, la mejor manera de quitarse el mal sabor de boca que ha podido dejar el inicio de año de Fernando Alonso ha sido la actuación soberbia de Pepe Martí en la Fórmula 2. Si en la jornada del sábado, en su debut, conseguía pasar del undécimo al tercer puesto, en la carrera del domingo su actuación ha sido todavía mejor. Pepe ha escalado del undécimo al segundo puesto.

Aunque es cierto que el gran protagonista del primer fin de semana de la Fórmula 2 ha sido Zane Maloney con su doblete, Pepe Martí como debutante casi se ha colocado a su altura con su doble podio. Sobre todo, porque el piloto español ha logrado un doble podio en dos carreras con ingredientes muy distintos. En la carrera corta fue un ejercicio más explosivo, hoy Martí ha mostrado una gran inteligencia, lectura de carrera y gestión de las gomas. Casi nada para un debutante.

En este fin de semana de contrastes a la española, sobre todo si miramos el resultado final de Sainz y Alonso, también hay una cara y una cruz en las categorías formativas. Martí ha sido la cara y Mari Boya se ha llevado la cruz. La carrera del domingo de la Fórmula 3 no ha sido favorable para sus intereses y el español ha cerrado la carrera al fondo del pelotón. Tendrá que girar esta dinámica en Albert Park el piloto del Valle del Arán.

Sobre el autor

Fernando Sancho Gadea

Sanitario de vocación, redactor casi por ‘accidente’. Apasionado del mundo del motor, sobre todo si huele a competición. Comencé siguiendo la Fórmula 1 desde pequeño y acabé disfrutando de la esencia de muchas otras categorías, hasta tal punto de hacerlas mías. He tenido la suerte de cubrir en directo Grandes Premios de Fórmula 1 y de MotoGP, rallies del WRC y pruebas del WTCC, del DTM y del WEC. Este mismo año he podido debutar en las 24 Horas de Le Mans, por lo que mi único sueño por cumplir es poder informar de un Dakar en directo, desde el desierto.
Y además te puede interesar...