Los eléctricos, tan seguros como los térmicos en las pruebas de choque

Publicado el

Contenido

Dos vehículos eléctricos superan con creces la prueba de choque a la que su fabricante les somete demostrando que son igual de seguros que los vehículos de combustión.

Mercedes-Benz ha sido el primer fabricante de automóviles del mundo en realizar y mostrar públicamente los resultados de un choque frontal entre dos vehículos eléctricos. Y lo ha hecho reproduciendo una de las pruebas del Euro NCAP, el programa europeo de evaluación de seguridad de automóviles nuevos.

La firma alemana ha enfrentado dos de sus modelos propulsados por una fuente de energía eléctrica. Para ser exactos, los ha hecho colisionar frontalmente en el Centro Tecnológico de Seguridad de Vehículos del grupo en Sindelfingen, Alemania. Nos referimos al complejo en donde desde 2016 ensaya, analiza y comprende cómo se producen los accidentes y qué sistemas de seguridad podrían haberlos evitado o reducido su gravedad.

eléctricos prueba choque

Normalmente, la prueba consiste en hacer impactar frontalmente un vehículo de 1.400 kg contra una estructura de aluminio que reproduce la parte delantera de otro vehículo. De acuerdo con las especificaciones, el vehículo de ensayo y el objeto colisionan con un solapamiento y a una velocidad de 50 km/h. En Mercedes, sin embargo, han ido un poco más allá y han preferido utilizar dos de sus modelos eléctricos.

Ensayo con más peso y a mayor velocidad

Un EQA y un EQS SUV, cuyo peso es significativamente mayor, en torno a 2,2 y 3 toneladas respectivamente, fueron los coches elegidos. Además, ambas unidades, por cierto, iban más rápido, a 56 km/h cada una, lo que comportó que la energía total resultante del choque fuese a la postre considerablemente superior a la exigida por la ley. De ahí también la gran deformación de los vehículos tras la colisión, un solapamiento frontal del 50%.

eléctricos prueba choque

¿Mucho o poco? A los no expertos en seguridad nos podría parecer alarmante dicho porcentaje, así como el aspecto final del EQA y del EQS SUV. Sin embargo, para los ingenieros de Mercedes-Benz, éste demuestra que los vehículos fueron capaces de absorber eficazmente la energía de la colisión deformándose. De hecho, corresponde a un tipo de accidente habitual en las carreteras de doble sentido, por ejemplo, durante una maniobra de adelantamiento fallida.

La velocidad seleccionada para la prueba tuvo en cuenta, además, que, en un accidente de la vida real, los conductores seguirían intentando frenar antes de que se produjera la colisión en el peor de los casos.

eléctricos prueba choque

Pues bien, a pesar del mencionado solapamiento frontal de 50%, la zona de seguridad de los pasajeros de ambos modelos eléctricos permaneció intacta y las puertas pudieron seguir abriéndose. En caso de emergencia, esto permitiría a los ocupantes salir del vehículo por su propio pie o a los socorristas y personal de rescate llegar hasta ellos.

De igual modo, el sistema de alto voltaje del EQA y del EQS SUV se desconectó automáticamente durante la colisión.

eléctricos prueba choque

Concepto especial de seguridad de alta tensión

A colación de esto último, Mercedes-Benz ha desarrollado un concepto de protección multietapa de alta tensión para sus vehículos eléctricos. Nos explicamos. El sistema consta de ocho elementos clave para garantizar la seguridad de la batería y de todos los componentes con una tensión superior a 60 voltios.

Por ejemplo, el cableado positivo y negativo separado y un sistema de autocontrol de alta tensión que se desconecta automáticamente en caso de colisión grave. Pues bien, los diferentes sistemas de seguridad trabajaron juntos como uno solo en el momento justo.

eléctricos prueba choque

Las lecturas de los maniquíes

Desgranando un poco más la prueba de choque frontal, mencionar que el EQA y el EQS SUV llevaban dos maniquíes adultos cada uno, un total de tres mujeres y un hombre. El análisis de los hasta 150 puntos de medición por maniquí indicó un bajo riesgo de lesiones graves o mortales. Esto significa que las zonas de deformación definidas y los avanzados sistemas de retención de ambos vehículos ofrecieron un potencial de protección muy bueno para los ocupantes en un choque de esta gravedad.

De igual modo, todos los equipos de seguridad, como los airbags y los tensores de cinturón, funcionaron según lo previsto. La prueba de choque confirmó así los resultados que los ingenieros habían calculado previamente en numerosas simulaciones por ordenador.

eléctricos prueba choque

«Esta prueba de choque en la que participaron dos vehículos eléctricos, que hemos compartido públicamente por primera vez de esta forma, subraya nuestro compromiso de construir los vehículos más seguros del mundo”, explica Paul Dick, Responsable de Seguridad de Vehículos de Mercedes-Benz AG. “Los cuatro maniquíes, femenino y masculino, respetaron los límites biomecánicos en este choque extremadamente grave. Esto demuestra nuestra experiencia en seguridad de vehículos eléctricos».

Maniquí femenino como conductor

Otro aspecto destacado de la prueba de colisión fue el tipo de maniquí que los expertos en seguridad colocaron en el asiento del conductor de ambos vehículos: el Hybrid III 5th Percentile Female, que es el maniquí femenino utilizado actualmente en la industria del automóvil para las pruebas de colisión frontal.

Corresponde a una mujer de aproximadamente 1,5 metros de altura y unos 49 kilogramos de peso. Según las estadísticas subyacentes, sólo el 5% de las mujeres de todo el mundo son más pequeñas o menos pesadas.

Otra mujer del mismo tamaño era pasajera en el EQA. En el asiento del pasajero del EQS SUV había un maniquí Hybrid III del percentil 50, que representaba a un varón de 78 kg y estatura media.

eléctricos prueba choque

Las ensayos en vehículos reales sirven siempre como comparación final con las simulaciones. Además, las pruebas de choque demuestran que la compatibilidad (es decir, la interacción de las estructuras de deformación de los distintos vehículos implicados en un accidente) forma parte de los requisitos de seguridad de los actuales automóviles, ya sean con motor de combustión o propulsados por energías renovables.

Lo dicho: los eléctricos, tan seguros como los térmicos en la prueba de choque.

Y además te puede interesar...