Las Campers, una opción que no para de crecer

Publicado el

Contenido

El problema en el sistema de producción del sector del automóvil con la falta de componentes eléctricos provocó un incremento en los precios y esto se ve traducido en las vacaciones, con un aumento en la opción del caravaning.

Tal y como indica un estudio realizado por la Asociación Española de la Industria y el Comercio del Caravaning (Aisecar), el mercado de las campers es el que más creció respecto 2022, concretamente un 7’1%. La gran mayoría de este incremento se debe a la gente que ha optado por el alquiler de este tipo de vehículo, al que popularmente se le puede denominar “una casa con ruedas”. Eso sí, hay que tener varios factores en cuenta.

Aplicaciones para poder ser más eficientes

Lo primero de todo es planificar bien el trayecto y tener en cuenta dónde se van a realizar las paradas. Ya no solo sirve para no tener ningún imprevisto, sino que también ayuda a reducir el coste del viaje. Es indispensable realizar una buena compra con agua, pasta fresca, frutos secos y otros alimentos que ayuden a ser lo más autónomos posible. Para poder realizar el recorrido pueden servir algunas apps del teléfono móvil, como la de Aroundme, que ayuda a encontrar supermercados, farmacias, gasolineras u otros establecimientos donde coger suministros. 

También hay aplicaciones para poder encontrar una ubicación donde dejar la caravana y poder tomar un merecido descanso una vez llegue la noche. Una de ellas por ejemplo es el caso de PARK4NIGHT, con la que se pueden descubrir lugares idílicos donde dormir en el entorno natural. 

Campers
Campsite with caravans at dusk time

¿Qué es indispensable para el trayecto?

Primero de todo hay que diferenciar entre una necesidad básica y una necesidad secundaria. Las necesidades principales son aspectos básicos como la alimentación, la higiene y la comodidad. Por otro lado, están otros elementos como la diversión, el deporte o ciertos dispositivos electrónicos. 

Dentro del equipamiento básico está todo lo sanitario: neceser, papel de baño, champú, entre otros. También en este grupo hay que introducir los cojines, mantas y edredones, que deben variar según el destino y la época del año en la que se viaja.

Además, a pesar de que muchas caravanas ya cuentan con muchos electrodomésticos, se debe coger dispositivos para calentar el agua, lavar la ropa además de todo tipo de cubertería para poder comer. A veces distribuir el equipaje en bolsas según su uso puede ser mucho más cómodo para tener todo utensilio bajo control. 

Campers

No hay que olvidarse de cargadores o baterías externas porque nunca se sabe cuándo uno se puede quedar sin batería en el móvil. Algunas caravanas ya cuentan con baterías externas que se cargana con la batería del motor  mientras se circula y se pueden utilizar mientras el vehículo está estacionado. Si no, al igual que en la gran mayoría de coches, se cuenta con enchufes con el que cargan lo necesario mientras se está en movimiento. 

También se puede optar por desconectar totalmente del mundo (un privilegio al alcance de unos pocos), aunque es indispensable contar con un GPS para evitar perderse.

¿Cuándo y con quién ir?

Lógicamente cada uno coge cuando quiere y cuando puede. Ahora bien, es cierto que viajar en temporada baja suele ser más barato y el tráfico en las carreteras no tiene nada que ver que en las ya famosas operaciones-salida u operaciones-retorno. Lo mismo ocurre en los puntos de interés de cada ruta. Así pues, es claro que tiene sus ventajas. 

Por otro lado, hay que conocer bien a la persona con la que se comparte la caravana. Convivir con un amigo o familiar por primera vez puede ser más complicado de lo que parece porque las rutinas y hábitos no son siempre las mismas. En ocasiones habrá que tener má paciencia de la habitual. 

Campers

En resumen, la caravana puede ser un sacrificio a nivel de comodidad si lo comparamos con los viajes de hotel donde no debes preocuparte por donde descansar. Eso sí, no tiene ataduras ni de horarios ni de trayectos. Todo depende de tus ganas de disfrutar de la carretera, que seguro que no son pocas.

Sobre el autor

Oriol Muñoz Morera

Y además te puede interesar...