La renovación de Alonso, algo que solo podía hacer él

Publicado el

El asturiano prolongó su contrato con Aston Martin alejándose de los rumores y las dudas sobre el proyecto pero también sobre su edad y ganas de seguir compitiendo

Fernando Alonso ha sido, es y será leyenda de Fórmula 1. El piloto español es el piloto con más Grandes Premios a sus espaldas con 382 en total y en esta misma temporada superará la barrera de los 400. Números de aunténtico animal competitivo que parece saciarse nunca. Y es que con la última renovación con contrato multianual con Aston Martin refleja que no entiende un estilo de vida sin un volante en sus manos.

«En ningún momento se me pasó realmente la retirada por la cabeza», dijo Alonso tras que se anunciara el acuerdo con los británicos. Sin embargo, el propio asturiano dijo en la rueda de prensa de Bahrein y en la misma presentación del AMR24 que quería tomarse un tiempo para valorar si valía la pena o no seguir ligado al Gran Circo teniendo en cuenta la cantidad de carreras que hay en el calendario y todos los sacrificios que implica.

Y es que es normal que teniendo 42 años y más de dos décadas compitiendo al máximo nivel pueda pensar en otras cosas. Al menos es lo que haría cualquiera. Pero es que Alonso no es cualquiera. El español dijo que como mínimo quería un nuevo contrato de dos años. Es decir, estará corriendo hasta los 45 como mínimo. Se cuida como el que más para seguir haciendo aquello que realmente le gusta. La Fórmula 1 es su vida y la echó tanto de menos cuando lo dejo que en dos años ya volvió al ruedo. Ahora que se siente competitivo, dejarlo no era una opción. Está aquí porque se siente con la fuerza necesaria para pelear y no necesita demostrar nada a nadie.

El poder de decidir

Si algo podía hacer Fernando a pesar de todas las circunstancias que lo rodean era decidir su futuro. Un piloto con ese expediente se ha ganado a pulso el poder hacer lo que realmente le dé la gana. Los equipos le querrían pero es él quien manda. Si había que esperar a Red Bull podía ser demasiado tarde y él no espera a nadie. No tenía que convencer a nadie tampoco para mantenerse en el equipo. Su trayectoría habla por sí sola.

Porque sí. Los números de Alonso no reflejan lo que ha sido por la F1. Podemos hacernos pesados con esta afirmación pero quienes lo hemos visto desde su época en Renault lo hemos visto pasar por todo tipo de situaciones que pocas veces han caído a su favor. Multitud de pilotos y leyendas han alzado la voz diciendo que el español merece más títulos que solamente los dos logrados. Ese reconocimiento por parte de todo el mundo ya lo dice todo.

Aston Martin y las ganas de llegar demasiado rápido

Entonces nadie duda de que se trata de un piloto que ha marcado una época como pocos otros. Nombres como Lewis Hamilton o Sebastian Vettel también pudieron decidir cuando irse de sus respectivos equipos o cuando parar. Sus figuras trascendían más allá de los resultados. Es algo de lo que muy pocos pueden presumir y que acaban saliendo por la puerta de atrás.

Alonso le debía una a Aston

Fernando ya lo dijo en su momento. Una vez decidiera seguir el primero que iba a escuchar a Aston Martin. Mike Krack y los suyos le han declarado su amor por activa y por pasiva miles de veces. «Alonso es nuestro plan A, B y C», defendían. Además, prometieron que para convencerle en este 2024 el objetivo no era ganar, sino traer mejoras carrera a carrera. De momento llevan cuatro citas y en las cuatro siempre ha habido una gran novedad.

Pero sin duda Alonso les debía una después del ‘rescate’ tras el fiasco de El Plan de Alpine. El español estaba desquiciado y además en Enstone dudaron de su figura por la edad. En Aston Martin no dudaron en darle la oportunidad y, sobre todo, un buen coche cuando absolutamente nadie se lo esperaba. «Nosotros no nos fijamos en la edad, nos fijamos en el rendimiento», dijo Pedro De la Rosa hace apenas unos días. Volvieron los podios de forma regular y volvió una sonrisa que parecía olvidada. Eso que quedó grabado en la memoria de muchos fans en décadas pasadas volvía a ser rutina. El renacimiento de las masas no se entiende sin el papel de Aston.

Fernando Alonso

Sin rencores con nadie a la aventura

Con la decisión de renovar mínimo hasta 2026, Alonso volverá a coincidir con Honda como motorista. El calvario que sufrió con ellos en la época de McLaren fue inhumano. Pero ahora la historia es bien distinta. Honda lleva reinando en F1 años con Red Bull. Por lo tanto, el pasado atrás queda y solo toca mirar hacia delante.

En este sentido hablaba Fernando dejando claro que los nipones son un gran motorista. Además, hay que valorar otra cosa. Alonso se planta en un nuevo cambio de reglamento porque se parte de cero para todo el mundo. Y ahí hay que remar todos de la mano para ser el que mejor se adapte a las nuevas leyes de la selva.

Quizás un tercer título puede sonar utópico. Incluso la famosa victoria 33 de la que llevamos hablando meses. «Sabe cosas», decía De la Rosa. Lo que nosotros debemos hacer es valorar todo lo que está haciendo Alonso, que es historia. Que decida seguir solo son buenas noticias que hay que celebrar.

Opinión

Oriol Muñoz Morera

Leer más
Más posts de Opinión