La otra carrera de los Red Bull en Las Vegas… ¡en aerodeslizadores!

Publicado el

Contenido

Verstappen, ‘Checo’ Pérez, Ricciardo y Tsunoda se lo pasaron en grande en ‘otra disciplina’ en Nevada antes del propio Gran Premio que se disputó en la Ciudad del Pecado hace ya dos semanas. 

Que en Red Bull Racing son unos genios del marketing nadie lo pone en duda. Y aún menos cuando realizan acciones como la última divertida prueba que hicieron con aerodeslizadores al más puro estilo Star Wars pilotados por Max Verstappen, Daniel Ricciardo, Sergio ‘Checo’ Pérez y Yuki Tsunoda en el desierto de Nevada. Los cuatro pilotos de la familia de la bebida energética, al igual que ya pasó en Tokio, se lo pasaron en grande fuera del circuito de Las Vegas conduciendo otro tipo de vehículos, muy diferentes a los que están acostumbrados.

Aunque se trataba de una competición amistosa, la naturaleza competitiva de los pilotos salió a relucir, dando lugar a discusiones de estrategia entre compañeros de equipo y a caras de juego en pista que aparecían entre las risas casi constantes. El aerodeslizador, de 4,5 metros de largo y 26,5 caballos de potencia, puso a prueba las habilidades de los pilotos, que apenas tenían tracción y dependían de la contra dirección para deslizarse por la pista a una velocidad máxima de 30 mph/48 kph. El viento seco del desierto y el abundante polvo no hicieron sino aumentar la destreza necesaria para afrontar este desafío único.  

Aerodeslizadores Red Bull

«Es divertido estar aquí en el desierto antes del GP de Las Vegas. Creo que los aerodeslizadores se ven muy bien y eran muy divertidos de conducir. Eran más lentos de lo que pensaba que serían, pero supongo que estás flotando sobre el suelo. Los desafíos son divertidos, sobre todo cuando lo haces en equipo con Checo y también con la Scuderia AlphaTauri. Esta serie ha sido divertida este año, hemos conducido muchos vehículos diferentes por todo el mundo, creo que eso la hace bonita«, dijo Max al terminar la divertida prueba.

A pesar de que la pareja formada por el neerlandés y ‘Checo’ parecía ser la que se llevaría el gato al agua, las dos pruebas finales le dieron la victoria final a los pilotos del popularmente llamado ‘equipo B’, comandado por Ricciardo y Tsunoda. 

El evento se trataba de la última de las cuatro pruebas divertidas, conocidas como (Un)Serious Race Serie que realizaron los pilotos Red Bull a lo largo del año. Se mantuvo a los pilotos en vilo y se les desafió en vehículos y terrenos desconocidos: desde las vías fluviales de Miami en mini lanchas a reacción hasta la mina de hierro de Erzberg, en Austria, en megacamiones de 500 caballos de potencia, desde camiones Kei en un espectáculo de juegos al estilo japonés hasta aerodeslizadores Renegade en el desierto de Nevada.

Aerodeslizadores Red Bull

Un año histórico

Que los de Milton Keynes tengan tiempo de sobra para sus actividades comerciales y extradeportivas no es casualidad. Lógicamente todos estos actos forman parte del calendario anual de un equipo de Fórmula 1, pero la tranquilidad a la hora de hacerlos depende de como van las cosas en pista. Y pocas veces se ha visto un dominio tan apabullante como para estar tan relajados. Sin ir más lejos, en la carrera de Las Vegas, después de este divertido día en el desierto de Nevada, tanto Max como Checo acabaron en el podio.

Y es que en este 2023 a Red Bull solo se le ha escapado la victoria en el GP de Singapur. El resto de 21 carreras que han formado la temporada han acabado con el trofeo correspondiente en sus vitrinas. Un total de 19 victorias para Verstappen, récord de triunfos totales en una sola temporada y el mejor tanto por ciento nunca visto con más de un 86%. Las otras dos restantes fueron para Pérez.  

Dominio del año de Red Bull

Es la primera vez que los de Milton Keynes han terminado con doblete en la clasificación general y sumando carreras de la temporada anterior, consiguieron el récord de más victorias seguidas con 15 triunfos consecutivos. Hamilton lamentó que no evolucionen el coche desde mitad de año porque esto es un indicativo de lo sobrados que van los austriacos. 

¿Y en 2024?

Y lo peor es que no es que se hayan relajado. Simplemente pararon una evolución para centrarse desde antes que nadie en el desarrollo del nuevo monoplaza para 2024. Y claro esto es un golpe muy duro para rivales de entidad como Mercedes y Ferrari. A pesar de que no hay cambio de reglamento, es difícil imaginar un panorama donde los de Milton Keynes no sean la referencia. Pero todo el mundo es consciente de que en la F1 no se pueda dar nunca nada por sentado.

Sobre el autor

Oriol Muñoz Morera

Y además te puede interesar...