¿La ITV de tu coche eléctrico o híbrido? Resolvemos tus dudas

Publicado el

Contenido

¿Tienes que pasar la ITV de tu coche eléctrico o híbrido? En Soloauto te resolvemos todas las dudas sobre la ITV de tu coche eléctrico o híbrido.

ITV eléctrico híbrido

En nuestras carreteras cada vez es más común ver coches híbridos y eléctricos. Y se espera que su uso siga creciendo en los próximos años. De hecho, la mayoría de fabricantes ya han entrado de lleno en la electromovilidad; una alternativa ecológica y sostenible que cada vez va recortando más terreno a los automóviles tradicionales.

Que el futuro es eléctrico está fuera de toda duda. Han llegado para quedarse. Por eso es importante tener en cuenta que, al igual que los vehículos convencionales, con motor de combustión, los eléctricos e híbridos también deben pasar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) de manera obligatoria.

Muchos tenemos un concepto un tanto equivocado de lo que significa la ITV y casi siempre lo asociamos más a otro impuesto más sobre el usuario del vehículo que a una gestión útil o necesaria. Sin embargo, de ella depende el control del parque móvil, de su estado y sobre todo de nuestra seguridad final.

Cuando eres propietario de un vehículo de cierta antigüedad o con algún tipo de modificación o transformación, pasar por la ITV es obligatorio según el Real Decreto 2042/1994, de 14 de octubre, que regula la Inspección Técnica de Vehículos. Esto significa que los coches eléctricos también deben pasar la ITV, al igual que los coches híbridos enchufables y no enchufables, además de los de combustión y de otro tipo de combustible alternativo.

ITV eléctrico híbrido

¿Cuándo pasan la ITV los vehículos eléctricos e híbridos?

En este caso, no es relevante el tipo de motor, ya sea vehículo de combustión, eléctrico o híbrido, todos los turismos de uso particular tienen la misma periodicidad ITV:

– Pasarán su primera ITV a los 4 años de su primera matriculación.

– A partir de entonces y hasta alcanzar los 10 años de antigüedad, deberán realizar la inspección cada 2 años.

– A partir de los 10 años de antigüedad, deberán pasar la ITV anualmente.

¿Qué documentación hay que presentar?

La documentación a presentar en la ITV es la misma que cuando pasamos la ITV de cualquier otro vehículo de motor de combustión. Es decir:

– Ficha técnica del vehículo (tarjeta de ITV).

– Si se posee: el justificante de la cita previa y del pago online, si se hubiera realizado el pago a través de la web.

– Permiso de circulación (recomendado).

– El justificante del seguro obligatorio en vigor y el DNI (recomendado).

ITV eléctrico híbrido

¿Cómo es el proceso de inspección de un vehículo eléctrico? ¿Y de uno híbrido?

El proceso de ITV de este tipo de vehículos es prácticamente igual al de un vehículo de combustión, pero con matices. Para poder explicarlo mejor, hay que diferenciar entre un vehículo eléctrico y un vehículo híbrido.

Proceso de ITV de un vehículo eléctrico

La mayor diferencia en el proceso de ITV de un vehículo eléctrico es que, al no emitir ningún tipo de gases y ser bastante silenciosos, no son necesarios el test de emisiones ni las pruebas de ruidos.

Cabe destacar que, aunque se puede pensar que este tipo de vehículos presentan diferencias constructivas que pueden conllevar un tipo de inspección distinta a las habituales, lo cierto es que sus componentes (cableado, baterías) ya estaban contemplados en el Manual de Procedimiento de Inspección de las Estaciones ITV.

Es por ello que, a la hora de realizar una inspección a estos coches, no existe diferencia con respecto a las realizadas a vehículos propulsados con combustibles convencionales.

Eso sí, como este tipo de vehículos cuenta con algunos elementos de seguridad específicos, estos son comprobados en la inspección. Por ejemplo, los cableados de alta tensión, que han de ser visibles.

ITV eléctrico híbrido

A partir de ahí, el resto de comprobaciones de la ITV para coches eléctricos son exactamente iguales que para los automóviles de combustión: prueba de elementos de seguridad, frenado, neumáticos, alumbrado, etc.

Por cierto, aunque en estos momentos no se hace, es posible que en un futuro las ITV para coches eléctricos incluyan alguna prueba para comprobar el estado de las baterías.

Proceso de ITV de un vehículo híbrido

La particularidad de un vehículo híbrido es que utiliza tanto motor de combustión como motor eléctrico. Por lo tanto, al igual que un coche convencional, deberá pasar la prueba de emisiones y de ruidos.

Con respecto al resto del proceso de inspección, los elementos a revisar son los mismos que en el caso de un turismo: frenos, neumáticos, alumbrado, cinturones de seguridad, etc.

A su vez, también deben superar las pruebas obligatorias que son específicas para modelos eléctricos: cableado, conexiones, recarga, autonomía, etc.

ITV eléctrico híbrido

¿Cuánto cuesta la ITV de los coches eléctricos e híbridos?

Al realizar menos pruebas que los coches de combustión, el precio de pasar la ITV con un automóvil eléctrico es algo más bajo, entre 20 y 30 euros en función de la comunidad autónoma.

En el caso de los vehículos híbridos e híbridos enchufables, sin embargo, los precios son exactamente iguales que para los automóviles de combustión. Es decir, alrededor de 40 euros en función de la comunidad autónoma.

Por cierto, muchas estaciones de Inspección Técnica de Vehículos ofrecen descuentos en la ITV a coches eléctricos e híbridos, por lo que es recomendable estar atento para ahorrar unos euros.

ITV eléctrico híbrido

Consejos a la hora de pasar la ITV con tu coche eléctrico o híbrido

A la hora de pasar la ITV de tu coche eléctrico o híbrido, es recomendable lo siguiente:

– Realizar un mantenimiento regular para asegurarse de que frenos, luces, neumáticos y otros elementos están en buen estado y funcionan correctamente.

– Cargar completamente la batería del vehículo antes de acudir a la ITV. Recuerda que, en este tipo de vehículos, el funcionamiento de algunos de los elementos que se revisan en la ITV funciona gracias a la batería.

– Llevar la documentación personal y la del vehículo a mano, para agilizar el proceso.

– Pedir cita previa con antelación para evitar esperas innecesarias.

 

Una vez el vehículo pasa la ITV, sea híbrido o eléctrico, se recibe una pegatina ITV que acredita que el coche es apto para circular en condiciones de seguridad, la misma pegatina que deben llevar los vehículos de combustión.

Es importante recordar que llevar la pegatina ITV es obligatorio, y no hacerlo puede suponer una multa de más de 100 euros. 

ITV eléctrico híbrido

Y además te puede interesar...