Menos velocidad, más eléctricos

La bajada de los límites de velocidad el pasado mes de mayo beneficia a los vehículos eléctricos y sentencia a los térmicos

No hay que ser un genio para entender que la normativa que entró en vigor el pasado 11 de mayo sobre la bajada de la velocidad, especialmente en las grandes ciudades, donde se ha pasado de los anteriores 50 km/h a los 30 km/h como velocidad estándar y 20 en las calles peatonales, tiene una incidencia directa sobre el estilo de conducción y la mecánica de nuestros coches y beneficia a los vehículos eléctricos.

Los-medicamentos-que-afectan-a-la-conducción-

Un vehículo de combustión a bajas velocidades trabaja con marchas más cortas aumentando su régimen de trabajo, aumentando el consumo y las emisiones. Además, supone un mayor desempeño y desgaste de elementos como el embrague o el filtro de partículas, que necesita de altas temperaturas y régimen de marcha para ofrecer su mejor rendimiento.

Los eléctricos todo lo contrario

Efectivamente, una lista de inconvenientes para el motor térmico puro que los vehículos eléctricos borran de un plumazo, por no decir que se benefician de esta normativa.

Cupra león

En los eléctricos las bajas velocidades gastan menos energía de la batería en las cortas aceleraciones, además las constantes frenadas y reducciones que se dan en estos escenarios de baja velocidad contribuyen a regenerar energía.

Mecánica compleja, pero simple

En los eléctricos existe una tecnología innovadora y cara en su producción, pero a nivel de mantenimiento nos ahorramos la presencia de multitud de elementos de transmisión muy complejos como los cambios de marcha convencionales, con sus embragues o convertidores de par, lo que reduce enormemente sus mantenimientos y su posible índice de avería.

En los coches eléctricos solo los frenos son los que tienen que soportar un trabajo similar o superior a un térmico, pero que no es suficiente para inclinar la balanza en contra de la electrificación total, al menos para los usuarios 100% urbanitas.

¿Y los PHEV? Sí, de momento

No obstante, para aquellos que además hagan carretera, ya sea tipo vías rápidas, de circunvalación o rondas la mejor opción siguen siendo los híbridos enchufables (PHEV), que en su mayoría son capaces de seleccionar el circular con gasolina en este tipo de vías, para luego pasar al modo 100% eléctrico en ciudad. Pero claro, sumando el mantenimiento y desgaste de los térmicos además de los que derivan de su sistema de hibridación, por lo que, de nuevo a nivel de mantenimiento soportan un coste superior.

Kia Sorento híbrido enchufable

Sin duda, la legislación y la normativa nos lleva a la desaparición de motor térmico simple y que las propias marcas establecen un techo para la eliminación de sus gamas entre el 2030 y 2050 y algunas incluso que solo fabricarán modelos eléctricos como General Motors, Ford, Volvo, Jaguar o Bentley a partir del 2030.

Bajada de Velocidad beneficia a los eléctricos

Así que, si tienes un coche de gasolina o diésel, aunque te miren mal, en unos años tendrás un tesoro, al menos para los que nos gustan los coches. ¿Tú que opinas?

Noticias relacionadas:





Coches eléctricos por menos de 30.000 euros en 2021

¿Sabrías detectar a tiempo problemas en tu coche?

Tipos de enchufes para coches eléctricos, todo lo que has de saber

Las claves de la electrificación del automóvil

Deja un comentario