¡Josef Newgarden lo ha vuelto a hacer! Segunda victoria consecutiva en las 500 Millas de Indianápolis

Publicado el

Contenido

Josef Newgarden vuelve a ser el rey de la Indy 500. Un año después de su primera victoria en tan icónico escenario, el piloto de Penske ha repetido su hazaña y ha conquistado su segunda victoria en las 500 Millas de Indianápolis. Triunfo de inteligencia y astucia que le eleva a los altares de la cita reina de la IndyCar y del automovilismo americano, ya que la lista de pilotos que tienen dos victorias en esta prueba es reducida, más si cabe cuando ambos triunfos son consecutivos.

En unas 500 Millas de Indianápolis de grandes alternativas, Newgarden se ha movido en todo momento como el alumno más aventajado de la clase. En la recta final, su duelo con Pato O’Ward hizo las delicias de los miles de aficionados presentes en Indianápolis, merecedores de semejante espectáculo tras esperar durante horas el inicio de la prueba por culpa de la lluvia. Álex Palou debe seguir esperando para conquistar Indianápolis. En esta ocasión ha terminado quinto.

El trago de leche más dulce

El sabor de la leche es más dulce que nunca en Indianápolis, ya que esta bebida es sinónimo de victoria. Así lo ha sido desde que en 1936 el vencedor Louis Meyer, totalmente deshidratado, recurrió a la leche para recuperar el tono físico. Una imagen ‘viral’, como se dice en nuestros días, que pasó a ser parte del protocolo de celebración de la prueba. Josef Newgarden lo sabe muy bien tras beber dos años consecutivos (en su caso leche entera) y entrar por la puerta grande en la historia de la Indy 500.

Al final, sólo 21 pilotos tienen dos o más triunfos en las 500 Millas de Indianápolis y once los que tienen dos victorias. Takuma Sato y Juan Pablo Montoya fueron los últimos en ingresar en esta lista antes que Josef. Además, el piloto es de Tennessee es el sexto piloto de la historia que logra dos triunfos consecutivos en la Indy 500. Un selecto grupo en el que están Wilbur Shaw (1939 y 1940), Mauri Rose (1947 y 1948), Bill Vukovich (1953 y 1954), Al Unser Sr. (1970 y 1971), Helio Castroneves (2001 y 2002) y ahora Newgarden.

Un trago de leche que bien merece Josef Newgarden, pero también a los miembros del equipo Penske. La descalificación de dos de los coches de la formación -incluido el de Newgarden- por la presencia de un software de control del ‘push-to-pass’ ilegal en St. Petersburg ha provocado una atmósfera de crispación que llevó al equipo a suspender a cuatro altos cargos técnicos para esta Indy 500. Por eso, esta leche es para ellos y también para el español Raúl Prados, ingeniero principal de Josef.

Una Indy 500 de alternativas

Pese a la maestría con la que se ha movido Josef Newgarden durante toda la Indy 500, lo cierto es que su victoria no ha sido para nada fácil. Sobre todo, porque la 108.ª edición de las 500 Millas de Indianápolis ha estado llena de alternativas. Con hasta ocho ‘cautions’ -varias por el la pista ‘verde’ tras las lluvias-, aunque ninguna en las últimas 40 vueltas, el abanico estratégico ha sido amplio y todas estos caminos han terminado por encontrarse en un escenario final en el que Josef quizá tenía el mejor coche en ritmo de carrera.

Comenzaba la prueba con más de cuatro horas de retraso por la lluvia y bastante accidentada, ya que nada más darse la salida se provocaba el primer incidente. En la parte trasera del grupo chocaban Tom Blomqvist, Pietro Fittipaldi y Marcus Ericsson. En los siguientes 20 giros había otras dos neutralizaciones, la primera por una rotura de motor y la segunda por el accidente de Linus Lundqvist. Apenas se había superado el primer cuarto de carrera cuando Felix Rosenqvist quedaba fuera también por problema de motor.

Percances sin gravedad y dentro de lo normal, pero que servían para dibujar esta variedad estratégica de la que hablamos. De hecho, Pato O’Ward rodaba bastante perdido durante la primera mitad de carrera hasta que una apuesta agresiva de McLaren le llevó al grupo de cabeza, al igual que a Scott Dixon. Pilotos como Scott McLauhglin o Josef Newgarden sólo se tenían que preocupar de mantenerse delante con el paso de las vueltas mientras distintos nombres desfilaban por el liderato.

Josef Newgarden, el cazador astuto

De hecho, hasta 18 pilotos pasaron en algún momento de la carrera por el primer puesto, liderando al menos un giro. Entre ellos el propio Álex Palou. Destacada en este apartado Scott McLaughlin con un total de 64 vueltas lideradas por las 26 que comandó Josef Newgarden camino de la victoria. Muestra clara de que el piloto de Penske volvió a ser el ‘perro viejo’ que sabe cuando atacar y cuándo guardar la ropa, algo clave en la Indy 500.

Porque por momentos parecía que Pato O’Ward se iba a llevar el gato al agua. De hecho, el mexicano superaba a Newgarden al inicio de la última vuelta, pero no pudo frenar al piloto de Penske en la tercera curva, en la que se lanzó por el exterior dejando a O’Ward otra vez con la miel en los labios. Mientras uno dejaba ver que había sido premeditado, el otro lamentaba su suerte. No es para menos, ya que O’Ward también perdió la Indy 500 de 2022 en la última vuelta, en este caso contra Marcus Ericsson.

Josef Newgarden y Pato O'Ward han mantenido un vibrante duelo por la victoria final.
Josef Newgarden y Pato O’Ward han mantenido un vibrante duelo por la victoria final.

Como testigo de excepción del duelo final entre Josef Newgarden y Pato O’Ward, aunque sin capacidad de intervenir, el veterano Scott Dixon cruzaba meta en tercera posición. Justo a su estela veía la bandera final Alexander Rossi, mientras que Álex Palou era quinto. Un resultado que vuelve a poner de relieve lo complicado que es ganar la Indy 500, pero que al menos sirve al español para reforzar su liderato de la IndyCar.

‘Top 5’ para Álex Palou

Álex Palou tendrá que esperar al menos otro año para conquistar las 500 Millas de Indianápolis para el automovilismo español. Con todo, el piloto catalán ha sacado grandes réditos de la cita reina de la IndyCar, puesto que ha reforzado su posición al frente del campeonato respecto a muchos de sus rivales directos. Y es que el quinto puesto de Palou se debe valorar en su justa medida, ya que en esta ocasión Ganassi no le ha brindado un coche con el que optar a mucho más.

Tanto es así que se podría decir que Palou ha maximizado el rendimiento de su monoplaza, tal y como ha hecho Scott Dixon, compañero del español y ahora máximo perseguidor de Palou en la general. Ambos han sabido sobrevivir a Indianápolis a la espera de escenarios mejores, con un motor Honda que ya no tiene ese ‘punch’ de años anteriores y con el que ha tocado sufrir. Y no todos pueden decir lo mismo, ya que la Indy 500 ha sido bastante desastrosa para Will Power, Colton Herta o Felix Rosenqvist.

Álex Palou ha terminado quinto en la Indy 500 tras liderar una vuelta.
Álex Palou ha terminado quinto en la Indy 500 tras liderar una vuelta.

Porque si algo ha demostrado Álex Palou en estas 500 Millas de Indianápolis ha sido templanza e inteligencia. El español ha ido aprovechando casi cada resalida para ganar posiciones dentro del grupo, algo que también ha logrado con los pasos por boxes. Al llegar al ecuador de la carrera ya rondaba los puestos de cabeza y era el único piloto con motor Honda en moverse en estas posiciones de privilegio tras salir 14º con un ‘set up’ enfocado a la carrera. Luego llegó Scott Dixon e incluso Kyle Kirkwood, pero esa ya es otra historia que no debe ocultar la gran carrera de Palou con un material limitado.

Highlights de la Indy 500

Pese al inicio retrasado durante horas por la lluvia y el caótico inicio de carrera, la 108.ª edición de las 500 Millas de Indianápolis ha sido vibrante, sobre todo por la variedad estratégica y el desenlace final, sin ninguna neutralización en más de 40 vueltas que ha regalado a todos los seguidores de la prueba un desenlace al sprint de mucha intensidad. El resultado histórico final sólo ha sido la guinda de un pastel apetecible y sabroso.

Josef Newgarden ya tiene dos entorchados en la Indy 500 y forma parte de la historia de un evento que desde nuestro punto de vista hay que vivir en directo al menos una vez en la vida. Tanto si ya has estado en Indianápolis como si no has tenido la oportunidad, no hay mejor manera de cerrar este repaso por la 108.ª edición de la prueba con el vídeo con los mejores momentos de la carrera.

Sobre el autor

Fernando Sancho Gadea

Sanitario de vocación, redactor casi por ‘accidente’. Apasionado del mundo del motor, sobre todo si huele a competición. Comencé siguiendo la Fórmula 1 desde pequeño y acabé disfrutando de la esencia de muchas otras categorías, hasta tal punto de hacerlas mías. He tenido la suerte de cubrir en directo Grandes Premios de Fórmula 1 y de MotoGP, rallies del WRC y pruebas del WTCC, del DTM y del WEC. Este mismo año he podido debutar en las 24 Horas de Le Mans, por lo que mi único sueño por cumplir es poder informar de un Dakar en directo, desde el desierto.
Y además te puede interesar...