PUBLICIDAD

El mítico Jeep Wrangler, también híbrido enchufable

Jeep nos acaba de presentar la versión PHEV de su mítico todo terreno, se llamará Wrangler 4xe y estará disponible a principios del año que viene

Jeep acaba de comunicar el lanzamiento del nuevo Jeep Wrangler 4xe, una variante híbrida enchufable PHEV de su mítico todoterreno que estará disponible en el mercado mundial, incluida Europa, a principios del 2021.

Se trata de una adaptación del nuevo Wrangler presentado hace casi tres años al que se le ha adaptado un sistema de hibridación. Para ello recurre a dos motores eléctricos y uno térmico de gasolina capaces de desarrollar una potencia combinada de 375 CV y un par de 637 Nm.

Al conjunto se le añade una batería de iones de litio de 96 celdas, 400 voltios y 17 kWh de potencia. Esta batería se alojará bajo los asientos de la segunda fila y que podrá cargarse tanto por el propio sistema de hibridación como por corriente externa.  Para ello incorpora  una toma situada en la parte delantera a la izquierda del capó, aunque de momento no facilitan datos de tiempos de carga ni tipos de cargadores.

Jeep Wrangler 4xe

Gasolina y dos motores de apoyo

La configuración de sistema híbrido consiste en apoyar al motor 2.0 gasolina de inyección directa y turbo con un primer motor eléctrico conectado al térmico mediante correas trapezoidales y que actúa como alternador del sistema y motor de arranque.

El segundo propulsor eléctrico se coloca entre el cigüeñal y el cambio automático de ocho velocidades y es el encargado de dar el verdadero apoyo prestacional al vehículo.

Para combinar la entrega del eléctrico o del gasolina se recurre a un sistema de doble embrague que permite circular mayoritariamente en modo híbrido, pero también desconectar el motor de gasolina para conseguir rodar en modo 100% eléctrico. Jeep anuncia que sera capaz de recorrer 25 millas, unos 40 kilómetros, en eléctrico si la batería está completamente cargada.

El Jeep Wrangler 4xe cuenta con tres modos de funcionamiento seleccionables mediante botones en el panel de instrumentos.

Híbrido, EV y eSave

 

El modo por defecto es el Híbrido y que utiliza la energía de la batería para aportar prestaciones al motor térmico.  El segundo modo es el eléctrico (EV) en el que el sistema utiliza exclusivamente la energía de la batería y solo recurre al térmico en situaciones muy puntuales, como pisar a fondo el acelerador. Por último, está el modo eSave, que prioriza el uso del térmico y reserva la energía de la batería para cuando sea necesario.

Al margen de esta configuración híbrida el Jeep Wrangler 4xe mantiene intactas las cualidades y aptitudes del resto de la gama Wrangler, hasta el punto que el Jeep anuncia que estará disponible en tres versiones equivalentes a las versiones normales, es decir; el 4xe, el Sahara 4xe y también la variante más radical Rubicon 4xe.

Y por supuesto… el Rubicon

Jeep Wrangler 4xe

Los dos primeros están equipados con sistemas de transmisión 4×4 permanente, ejes delantero y trasero Dana 44, y la reductora de dos velocidades Selec-Trac con una relación de 2,72:1 y la opción de bloqueo de diferencial limitado trasero.

En cambio, el Rubicon 4xe incorpora el sistema 4×4 Rock-Trac que incluye una reductora con una relación mucho más cerrada 4:1, ejes delanteros y traseros Dana 44, bloqueo eléctrico de los diferenciales delantero y trasero Tru-Lok y como el Rubicon normal con unas estabilizadoras desconectables para ganar recorrido de ruedas.

Estéticamente los Jeep Wrangler 4xe se podrán diferenciar por ofrecer un color especifico azul eléctrico para su carrocería (además de 10 colores extras). También de ese color serán elementos como los ganchos de remolque delanteros y traseros, el emblema Rubicon en el capó o los logos Jeep y Trail Rated .

También te puede interesar: Prueba Jeep Wrangler Rubicon 2.2 CRD

Jeep Wrangler 4xe

Deja un comentario