Indy Autonomous Challenge: así son las carreras de monoplazas autónomos sin piloto

Publicado el

Contenido

El mundo del motorsport no es ajeno, ni mucho menos, a los cambios que se están registrando en el transporte y la movilidad a nivel mundial. Los fabricantes de vehículos no sólo utilizan la competición para desarrollar y exponer las tecnologías que equipan sus vehículos de calle, sino también para adelantarse al futuro. Por eso no es de extrañar que en los últimos años hayan ‘florecido’ campeonatos 100% eléctricos y series de carreras con un toque mucho más exótico.

Sin ir más lejos, el marco de la Fórmula E nació una categoría destinada a vehículos eléctricos y autónomos sin piloto a partir de un prototipo denominado DevBot 2.0. Lo cierto es que el concepto de la Roborace fue revolucionario, pero no terminó de funcionar y la pandemia de COVID-19 estranguló la idea. No es el caso de la Indy Autonomous Challenge, ya que esta serie ha sobrevivido y parece estar cogiendo más fuerza que nunca.

¿Qué es la Indy Autonomous Challenge?

La Indy Autonomous Challenge (IAC) es una asociación que organiza competiciones de carreras entre equipos afiliados y universidades con monoplazas autónomos sin piloto. En este sentido, cada participante debe programar un software de control para gestionar este monoplaza sin piloto y competir en una serie de eventos. IAC tiene su epicentro en Indiana y el objetivo de dar forma a un centro de automatización para atraer a los mejores talentos de todo el mundo e impulsar esta tecnología.

Al principio, comenzó como un concurso con un premio de más de un millón de dólares al que se inscribieron 31 equipos universitarios de 11 países diferentes. Con el paso de los años y a pesar de la pandemia, la Indy Autonomous Challenge ha conseguido tener una sombra mucho más alargada y no se limita a este premio. De hecho, IAC ha sido parte importante de la exhibición que ha tenido lugar en Monza este fin de semana con motivo del Salón del Automóvil de Milán Monza (MIMO).

En el circuito de Monza se han podido ver en acción varias unidades del monoplaza utilizado por IAC. Se trata del AV-21, monoplaza -aunque no alberga piloto- construido por Dallara que ha sido actualizado con hardware y software para permitir la conducción autónoma. Se trata de una versión modificada del chasis de la Indy Lights que cuenta con un complejo sistema eléctrico y de sensores desarrollado por el Departamento de Ingeniería Automotriz de la Universidad de Clemson.

Socios de peso

Aunque es cierto que todo el hardware y software de automatización del monoplaza nace de diversos proyectos universitarios, la IAC cuenta con socios de peso. En la actualidad, la Indy Autonomous Challenge acoge la participación de proyectos vinculados a centros de estudios y universidades de Múnich, Milán o Korea, además de distintas universidades de Estados Unidos. Casi una veintena de proyectos que han bebido de la IAC ya no forman parte de la iniciativa.

En cualquier caso, como decíamos, Dallara no es el único socio de peso de la IAC. Forman parte de este proyecto, a nivel técnico, grandes compañías de referencia del sector como Luminar (sensores), Amazon Web Services (transmisión de datos), Cisco (redes y comunicación), Bridgestone (neumáticos), Continental (sensores de radar) o Schaeffler (sistema de dirección Drive-by-Wire). Listado al que se ha sumado Marelli como proveedor de la tecnología de control de carrera con un innovador software de control y su sistema de análisis de datos WinTAX.

Sobre el autor

Fernando Sancho Gadea

Sanitario de vocación, redactor casi por ‘accidente’. Apasionado del mundo del motor, sobre todo si huele a competición. Comencé siguiendo la Fórmula 1 desde pequeño y acabé disfrutando de la esencia de muchas otras categorías, hasta tal punto de hacerlas mías. He tenido la suerte de cubrir en directo Grandes Premios de Fórmula 1 y de MotoGP, rallies del WRC y pruebas del WTCC, del DTM y del WEC. Este mismo año he podido debutar en las 24 Horas de Le Mans, por lo que mi único sueño por cumplir es poder informar de un Dakar en directo, desde el desierto.
Y además te puede interesar...