Mismo resultado, distinto guion: otro triunfo de Max Verstappen en un GP de Japón con bastante miga

Publicado el

Contenido

Las apariencias engañan, ya lo decía mi madre. Y si uno mira el resultado del GP de Japón sin ver la carrera tiene muchas posibilidades de pensar que Suzuka no ha regalado nada especial, que ha sido lo mismo de siempre. Sin embargo, un servidor que hoy se ha levantado optimista, pese a que aquello del ‘sol naciente’ aplicase más a Japón que al amanecer en tierra patria, ha visto una carrera con bastante sustancia. Y eso nunca es malo.

Porque sí, Max Verstappen ha vuelto a ganar. Tres de cuatro y tiro porque me toca, que no rima y ni falta que hace, ya que lo de Melbourne parece que fue un espejismo y hoy se ha dado la esperada venganza. Aunque no es justo jugar a eso del ‘ y si…’, seguramente Max hubiera conquistado también Albert Park de no ser por sus problemas de frenos. En cada triunfo, escoltado por Sergio Pérez. Hoy también, con Carlos Sainz en el podio y Fernando Alonso sexto.

Otra muesca en la culata

Tan inesperado fue lo de Melbourne como improbable que hoy se pudiera repetir. Red Bull ha firmado una carrera perfecta. Max Verstappen no ha tenido rival y, para ser justos, Sergio Pérez tampoco. Cada uno a su nivel, faltaría más, porque aquello de que ‘Checo’ pudiera plantar cara a Max fue un cuento chino, también en japonés. Y hasta aquí la parte coincidente con Bahréin y Arabia Saudí. Que hablando de lo que hablamos, no es poco.

En cualquier caso, Max no ha podido liderar todas las vueltas para sumar un ‘Grand Chelem’ más en el GP de Japón. Tampoco Sergio ha tenido una carrera plácida a su sombra. Con una estrategia cruzada -y las culpas son para Ferrari-, el piloto mexicano ha tenido que realizar algún adelantamiento. Nada grave, doctor. Maniobras con un diferencial de velocidad por los neumáticos que no han supuesto mayor problema para ‘Checo’.

GP de Japón
El GP de Japón ha tenido dos salidas a falta de una…

Dicho todo esto, de verdad prometo que este doblete de Red Bull no ha sido igual que los dos con los que abrieron la temporada, en los que nada parecía pasar ni por delante ni por detrás. En el GP de Japón ha habido cierto ‘dramatismo’ inicial y una variedad estratégica notable, con vencedores y vencidos, como no puede ser de otra forma. Y también motivos para la esperanza con el podio de Carlos Sainz o la degradación del AMR24.

La estrategia de Ferrari en el GP de Japón

Ya sea porque el accidente inicial de Alex Albon y Daniel Ricciardo -con pie y medio fuera de la Fórmula 1– ha sido un toque de atención o porque la posición de Carlos Sainz y Charles Leclerc obligaba a hacer algo distinto, pero esta vez Ferrari ha sido el más listo de la clase. A la fuerza ahorcan, como se suele decir en estos casos. Carlos Sainz tenía camino libre para una estrategia a dos paradas, Charles Leclerc fue a una.

Distintos senderos para un destino común, ya que Sainz ha sido tercero y Leclerc cuarto. Con el monegasco octavo en parrilla tras una decepcionante clasificación, buen botín es, más cuando en ninguna de las dos salidas que ha tenido el GP de Japón ha habido margen para ganar algún puesto. Para Sainz es su tercer podio en tres carreras -ay ese apéndice-, para Leclerc otro Gran Premio por detrás de Sainz. Y que cada uno saque sus conclusiones.

GP de Japón
Carlos Sainz ha subido al podio en todas las carreras que ha disputado esta temporada.

En cualquier caso, Ferrari ha dejado claro que es el segundo equipo de la parrilla con bastante diferencia, dibujando un segundo escalón muy marcado en el ‘status quo’ del campeonato. Si bien esta distancia es quizá la misma que le separa de Red Bull, nunca está de más conocer el sitio de cada uno. Porque si Lando Norris tuvo la capacidad de colarse por delante de Carlos Sainz en clasificación, en carrera poco ha podido hacer.

Quiero y no puedo empieza por ‘M’

McLaren llegaba con expectativas muy altas al GP de Japón, como alta ha sido la degradación de los neumáticos que ha tenido el MCL38 en Suzuka. Con el antecedente del doble podio de Lando Norris y Oscar Piastri en este escenario hace unos meses, se las prometían muy felices en el equipo de Woking. Cuando Fernando Alonso con goma blanda ha rodado en ritmo de Norris y Piastri con goma media en el primer stint, teniendo que parar ambos antes que el asturiano, todo quedaba escrito.

Lando Norris finalmente ha sido quinto, pese a tener que llevar una estrategia a la contra en lo que a neumáticos se refiere. Siempre antes que el resto en lo de pasar por boxes, haciendo dos cambios de neumáticos en las mismas vueltas que Charles Leclerc ha hecho uno. Sólo el ritmo del McLaren, porque pese a ‘comerse’ hoy las gomas es un monoplaza rápido, le ha permitido a Lando salvar este quinto lugar.

GP de Japón
Gris GP de Japón de Lewis Hamilton. ¿En qué estará pensando el siete veces campeón del Mundo?

Por detrás, Oscar Piastri ha terminado octavo. Y dando gracias. El último stint ha sido agónico para el australiano. George Russell le ha ganado la partida, con toque en la chicane incluido. Por lo que sea, tirar el coche como un elefante en una cacharrería no es motivo para recibir una sanción de 20 segundos, pero qué sabre yo… En cualquier caso, Mercedes ha jugado sus cartas a nivel estratégico sin demasiado beneficio. Para muestra, el noveno puesto de Lewis Hamilton.

Fernando Alonso, por encima de la lógica

Entre lo divino y lo humano, Fernando Alonso ha conseguido un sexto puesto que sabe a gloria. Tanto por las formas como por el fondo. El AMR24 sigue siendo rápido a una vuelta en manos del asturiano. Y en carrera progresa adecuadamente. El paquete de novedades que ha llevado Aston Martin al GP de Japón le han sentado bien al monoplaza y Alonso pone el resto cuando no recibe sanciones absurdas.

El salto adelante del AMR24 en gestión del neumático hoy ha sido clave para que Fernando se haya impuesto a Oscar Piastri, con el que ha jugado al ratón y el gato durante gran parte de la carrera. Vaya, como hizo con George Russell en Melbourne, pero sin dramáticos resultados. Alonso ha vuelto a tirar de inteligencia para dar DRS a Piastri y tener así controlado a George Russell que venía por detrás con más ritmo.

GP de Japón
El Aston Martin AMR24 progresa y Fernando Alonso pone el resto.

De ahí que este sexto puesto de Alonso vuelva a estar por encima de la lógica, como también lo estaba el de Melbourne hasta el episodio con Russell. Hoy el piloto británico no se ha acercado lo suficiente para sufrir el temible y peligroso ‘brake test’ del asturiano. Sea como fuere, Russell mantiene el pleno de carreras -en las que ha terminado- por delante de Lewis Hamilton. Quizá el siete veces campeón del Mundo está pensando en otras cosas.

Premio para Yuki Tsunoda en casa

Destacar por último el buen trabajo de Yuki Tsunoda. Sobre todo, porque el piloto japonés ha logrado cruzar meta en décimo lugar y un punto en casa siempre sabe bien. Más si cabe cuando la lucha por la décima posición ha sido bastante estresante, con batallas durante casi toda la carrera. De hecho, el duelo estratégico y en pista de Tsunoda con Nico Hülkenberg, Lance Stroll y Kevin Magnussen ha sido uno de los puntos álgidos de la carrera.

En este sentido, Tsunoda tiene más motivos para sonreír que por el propio punto obtenido en el GP de Japón. Entre otras cosas porque al inicio de temporada todos le daban ‘por muerto’ en su duelo directo con Daniel Ricciardo. Tras cuatro carreras, la realidad es que el piloto japonés ha puntuado en las dos últimas citas, mientras que Ricciardo es ahora el que parece estar en peligro de ser ejecutado por el implacable brazo de Red Bull.

GP de Japón
Yuki Tsunoda tiene motivos para sonreír… ¡y además sabe!

Como se suele decir, ‘calienta Liam Lawson, que sales’. Veremos hasta cuándo dura la paciencia en casa Red Bull, pero los realizadores tienen claro que este tema puede tener recorrido y tras el trompo de ayer de Ricciardo y el accidente de hoy no han faltado los oportunos planos del piloto llamado a ocupar el asiento del australiano si todo sigue igual. Pero esta es otra historia, quizá otro cuento chino de esos mientras nos dirigimos a Shanghái.

Sobre el autor

Fernando Sancho Gadea

Sanitario de vocación, redactor casi por ‘accidente’. Apasionado del mundo del motor, sobre todo si huele a competición. Comencé siguiendo la Fórmula 1 desde pequeño y acabé disfrutando de la esencia de muchas otras categorías, hasta tal punto de hacerlas mías. He tenido la suerte de cubrir en directo Grandes Premios de Fórmula 1 y de MotoGP, rallies del WRC y pruebas del WTCC, del DTM y del WEC. Este mismo año he podido debutar en las 24 Horas de Le Mans, por lo que mi único sueño por cumplir es poder informar de un Dakar en directo, desde el desierto.
Y además te puede interesar...