Francisco Hidalgo, director de Dacia en España 

Publicado el

Contenido

“Nuestro principal reto es seguir siendo nosotros mismos, ahora que los coches baratos ya no existen”

Si una marca ha disparado sus ventas en los últimos tiempos en España, esta ha sido Dacia. Sandero -su modelo más popular- consiguió en 2023 matricular casi 28.000 unidades en nuestro país, lo que le convirtió en el coche más vendido en este mercado durante el pasado ejercicio. Los clientes que adquieran este coche contarán con la ampliación de su garantía hasta los 7 años o 150.000 kilómetros. Una cobertura difícil de encontrar en coches europeos.

El éxito de la firma del Grupo Renault se ha dado también en los mercados internacionales, consiguiendo en 2023 incrementar sus ventas en un 14’7% comparado con el año anterior, hasta alcanzar 658.231 unidades vendidas.

“Estamos muy contentos con los resultados. El año pasado fue el mejor año de la historia de Dacia: terminamos como cuarta marca entre las ventas a particulares. Pero es que este año, ya con medio año ya cumplido, ya hemos ascendido hasta la segunda posición”. Así de radiante se muestra Francisco Hidalgo, director de Dacia en España, con quien hemos hablado para hacer balance de la situación de la marca en España y de sus perspectivas de futuro.

¿Podría darnos una visión general de la situación actual de Dacia en el mercado nacional? ¿Hasta qué punto la sociedad con Renault, quedar integrada en el grupo Renault, ha sido el empujón definitivo que ha propulsado Dacia hacia este éxito de ventas comentado?

“La verdad es que estamos en un momento muy positivo, y esa colaboración con Renault, formar parte del Grupo Renault, es lo que nos ayuda a llegar hasta aquí. Estamos en un momento que en el mercado hay mucha incertidumbre de tecnología, de evoluciones, de reglamentación… y tener dos marcas que son totalmente complementarias, cada una con su terreno de juego propio nos ha permitido crecer a las dos y poder ir mucho más allá.”

Dacia
El Dacia Sandero consiguió en 2023 matricular casi 28.000 unidades en nuestro país.

-Algunas marcas de largo recorrido presumen de ofertar propuestas con tecnologías muy diferentes en sus gamas. Este también parece ser el caso de Dacia…

“Cierto. Con coches de gasolina, con coches híbridos, propulsados con gas también, y con eléctricos puros lo que intentamos siempre es dar a nuestros clientes aquello que necesitan. Vemos qué necesitan (y qué nos piden) hoy, y se trata de coches con un coste de adquisición bajo, con un coste de utilización que sea bajo, y con etiqueta ECO. Eso lo conseguimos con la etiqueta y con el motor GLP. Pero también piden hibridación… y tenemos coches híbridos. Hemos lanzado ya el Dacia Jogger, y ahora estamos lanzando un nuevo Duster, y tenemos también coches eléctricos en un segmento -el de los coches urbanos- donde pensamos que de verdad tiene sentido el coche eléctrico, como el Spring”.

-Creo que hay pocas marcas en nuestro país que hayan conseguido darle la vuelta al calcetín de la imagen con una contundencia como la que ha hecho Dacia. ¿Cómo describiría usted la percepción que desde Dacia tienen actualmente los consumidores españoles?

“Esa es una muy buena pregunta. Yo creo que hay dos percepciones diferentes. La gente que conoce la marca, que conoce nuestros coches, lo que estamos haciendo estos últimos años, está muy satisfecha. Están muy contentos con su coche. De hecho somos la marca con la mejor tasa de fidelidad de toda Europa; pero es verdad que todavía queda mucha gente que no han visto nuestro últimos modelos, y que se han quedado con esa imagen de Dacia de hace 20 años, la del Dacia Logan por 5.000 euros, que era un coche rústico, pero que también marcó una ruptura. Y a esos clientes les invitaría a ir a una de nuestras concesiones a ver y a probar nuestros coches, porque creo que se quedarían muy sorprendidos”.

¿Cuáles son los retos a los cuales se enfrenta Dacia actualmente?

“Nuestro principal reto es seguir siendo nosotros mismos, sobre todo en un contexto de tanto cambio tecnológico, de tanto cambio de normativa, etc. Seguir siendo una marca que propone una respuesta diferente a los problemas de hoy, en la que le damos a los clientes el 100% de lo que necesitan, coches sin que les falte nada y sin que les sobre tampoco nada. Encontrar una respuesta diferente a los desafíos de hoy. Ese es el principal reto que tenemos y por ahora estamos respondiendo bastante bien”.

-¿Cómo se puede mantener competitiva Dacia frente a la oleada de marcas chinas que hay actualmente en el mercado nacional con esa política de precios tan agresiva? 

“Se puede mantener competitiva, e incluso mucho más que eso siendo fiel a nuestros principios. Nosotros desde hace tiempo ya teníamos claro que ir sólo a precio no era el futuro, no iba a ser esa la guerra del futuro, sobre todo porque los coches baratos ya no existen. Al final la normativa de emisiones, las normativas de seguridad, la inflación, todos los problemas que hay… hacen que los coches baratos ya no existan. Esos coches a 5 o 10.000 euros ya no se venden. Con lo cual teníamos que asegurarnos de proponer a cada cliente mucho más valor por cada euro que pague. Y eso es lo que estamos haciendo. ¿Funciona o no funciona? La realidad es que incluso con la llegada de todas estas marcas chinas y la competencia de las marcas tradicionales, Dacia sigue creciendo y cada vez somos más fuertes”.

Dacia

-Dacia ha cambiado no solo su logo, sino especialmente su gama de vehículos

¿Qué ha motivado todos estos cambios? 

“Lo que hemos hecho ha sido cambiarlo todo, o casi todo, para que nada cambie. Porque en realidad si nos hubiéramos quedado donde estábamos hace 5 o 10 o 15 años, probablemente nos habríamos quedado fuera del mercado. Las exigencias de la gente cambian, las normativas cambian, las modas cambian, la seguridad cambia. Y eso es lo que hemos intentado hacer: dar a los clientes lo que nos están pidiendo. Más tecnología, más seguridad, más diseño y mejores prestaciones, pero volviendo otra vez a lo mismo: por una cantidad de dinero que sea razonable, y con esa ecuación entre cuánto pago y qué recibo a cambio, que es “muy Dacia”, que es única en el mercado… y eso sí que no cambia”.

-Pero el cliente si que ha cambiado…

“El cliente ha cambiado, está cambiando, y lo seguirá haciendo porque, efectivamente, cada vez es más exigente. Estamos viendo ese cambio con los nuevos modelos de Dacia, en los cuales, como decía antes, mantenemos nuestra base de clientes de toda la vida. Pero conforme sacamosnuevos modelos, como por ejemplo el nuevo Duster con un diseño más atractivo y con mejor contenido, vemos que estamos ampliando esa base de clientes. Llegamos a clientes más urbanos, con más poder adquisitivo, más jóvenes, más femeninos… Es cierto, estos clientes están cambiando, y nosotros tenemos que cambiar con ellos.” 

-Que el grupo Renault produzca tantos y tan interesantes modelos en nuestro país ¿cómo puede afectar a Dacia y a las propuestas que puedan formularnos en un futuro inmediato?

“Para nosotros que el grupo Renault considere España como una base fundamental de producción y que sea tan importante para este país, es una magnífica noticia. Pero es que además de fabricar coches en España tenemos un Centro de Ingeniería con el que también trabajamos en la marca Dacia, loque nos permite tener muchas respuestas, mucho más rápidas, y estar mucho más cerca de contestar a las necesidades de los clientes. Para nosotros es una gran suerte formar parte del Grupo Renault, sin dudarlo, y tener una presencia industrial y de ingeniería tan importante en España”.

Dacia

-¿Qué idea le gustaría transmitir a los clientes de Dacia en España?

“Pues a mí me gustaría decirles que nos sigan con mucha atención, porque la marca está en plena transformación para seguir siendo esa marca única. Decirles que serán unos meses apasionantes con el lanzamiento del nuevo Duster, que estamos viviendo ahora, la llegada del Bigster, y también con la participación por la primera vez de Dacia en el Rally Dakar. Como todo lo que hacemos, vamos a intentar ganarlo. Tenemos un equipo espectacular con Sebastian Loeb, con Nasser Al Attiyah y con Cristina Gutiérrez

Y a todos esos clientes, pero también a toda esa gente que no nos conoce, les diría que empiecen a prestarnos atención porque probablemente van a escuchar oír hablar mucho de Dacia… y se van a llevar una sorpresa”.

Para cerrar, ¿Qué objetivos tiene Dacia para el mercado español a medio plazo?

“A día de hoy estamos creciendo. Somos ya la segunda marca en el mercado a particulaes, y nuestro próximo gran paso en ese crecimiento es lanzar el Dacia Bigster, un coche que llega en el segmento más importante del mercado español, el de los SUV familiares, con lo cual podemos mejorar esa segunda posición con un coche para el segmento más grande que hay en España. Con todo ello, lógicamente, alcanzar el liderazgo a medio plazo en ventas a particulares en España es algo nos haría mucha ilusión”.

Pues enhorabuena por el trabajo realizado, por el trecho de camino recorrido, que no ha sido fácil, pero sobre todo por la forma en que están llegando los éxitos comerciales de Dacia en España. Señor Hidalgo, muchísimas gracias por acompañarnos. Que tengan una buena jornada 

«Muchísimas gracias ha sido un placer

Sobre el autor

Josep Lluis Merlos

Periodista, como Tintin. Cuando empecé a publicar (con 13 años) mis crónicas en la revista Motociclismo, yo quería dar la vuelta al mundo, subirme a la luna en un cohete rojo y blanco y viajar hasta el Tibet en moto. Un día me llevaron a Montjuic, olí la gasolina y me enamoré. Allí fue la primera vez de casi todo. Y aquí sigo, casi 50 años después, escribiendo y hablando de coches y motos, tras haber pasado por unas cuantas revistas, periódicos, emisoras de radio y cadenas de televisión. He visto centenares de carreras en todos los circuitos, pistas, carreteras y desiertos de todo el mundo. Y me siguen gustando tanto como aquel primer día. Pero lo del cohete aún lo tengo pendiente.
Y además te puede interesar...