La Fórmula 1 mira de reojo a la tecnología del hidrógeno uniendo fuerzas con Extreme H y la FIA

Publicado el

Contenido

La Fórmula 1 ha sido ampliamente criticada por su lenta transformación hacia una categoría más ecológica. La utilización de motores híbridos desde 2014 o de biocombustibles con un 10% de etanol no ha sido suficiente para desterrar la imagen contaminante del campeonato. Por ese motivo, en junio de 2022, se retomó la iniciativa F1 Net Zero 2030 con el objetivo de poner fin a sus emisiones para esa fecha o, al menos, compensar su reducida huella de carbono para lograr un balance neto de cero emisiones.

El siguiente gran paso para la Fórmula 1 llegará en 2026 con la llegada de la nueva generación de motores híbridos, a lo que se sumará la utilización de un combustible 100% sostenible. ¿Y luego? Esa es la gran pregunta que se hacen miles de aficionados y quizá la respuesta esté en la tecnología del hidrógeno. Lejos del concepto de pila de combustible y a tenor de los nuevos avances… ¿Por qué no utilizar motores de combustión con hidrógeno?

El hidrógeno gana terreno

La Fórmula 1 no se puede permitir ser eléctrica como la Fórmula E o Extreme E, pero sí puede recurrir a una tecnología muy distinta a la actual. Por ese motivo, los responsables del ‘Gran Circo’ han unido fuerzas con representantes de la Federación Internacional del Automovil (FIA) y del promotor de Extreme H para analizar el uso de motores propulsados por hidrógeno en un futuro en la alta competición. Para tal fin, se ha establecido un Grupo de Trabajo conjunto.

Al frente de este grupo de trabajo estará liderado por Pat Symonds como director técnico de la Fórmula 1, pero también Nikolas Tombazis como director de monoplazas de la FIA y Mark Grain, en este caso en calidad de director técnico de Extreme E, categoría 4×4 eléctrica sobre la que también se va a sustentar Extreme H. La experiencia colectiva que se pueda recopilar en el certamen que nacerá en 2025 será un gran espejo en el que la Fórmula 1 se podrá mirar pensando en un futuro a medio plazo.

Extreme H va a ser la primera categoría bajo el paraguas de la FIA que se basará en la tecnología del hidrógeno.
Extreme H va a ser la primera categoría bajo el paraguas de la FIA que se basará en la tecnología del hidrógeno.

Porque si hay algo evidente es que la Fórmula 1 evaluará el desarrollo y posibles aplicaciones del hidrógeno en la alta competición, pero no va a adaptar esta tecnología a corto plazo. Con la nueva generación de motores híbridos propulsados por combustibles 100% sostenibles se crea un nuevo ciclo técnico a partir de 2026 que, cómo mínimo, se extenderá más allá de 2030. Al final, la gran inversión que van a hacer los motoristas se debe amortizar con una cierta estabilidad reglamentaria.

Extreme H, un gran espejo

Como decimos, la evolución que pueda tener Extreme H como la primera serie bajo la tutela de la FIA basada en la tecnología de motores de hidrógeno será clave. Extreme H tiene previsto lanzar su prototipo propulsado por hidrógeno junto a Spark Technologies a finales de este año o principios de 2024 con el objetivo de desarrollar un intenso programa de pruebas durante el primer semestre del próximo año. El objetivo es que la primear temporada de Extreme H se pueda desarrollar en 2025.

En este sentido, el Grupo de Trabajo sobre el hidrógeno de la Fórmula 1, la FIA y Extreme H va a monitorizar el progreso y desarrollo de la tecnología, tanto sus aplicaciones en competición como la gestión y logística que supone el transporte, almacenamiento y gestión del hidrógeno en un entorno competitivo. Por otra parte, si la progresión de Extreme H es la esperada, existe la intención de quie se convierta en Campeonato del Mundo FIA de cara a la temporada 2026.

La Fórmula 1 pasará a utilizar un combustible 100% sostenible desde 2026, con la llegada de los nuevos motores híbridos.
La Fórmula 1 pasará a utilizar un combustible 100% sostenible desde 2026, con la llegada de los nuevos motores híbridos.

Más allá de las implicaciones técnicas, lo cierto es que la conexión que existe entre la Fórmula 1 y Extreme E, como categoría predecesora de Extreme E, es mucho más amplia de lo que puede parecer a simple vista. Pese a ser disciplinas antagónicas, ya que Extreme E y Extreme H son series off-road, hay tres equipos del certamen eléctrico que son de la propiedad de pilotos que han logrado ser campeones del Mundo de Fórmula 1, como es el caso de Lewis Hamilton, Nico Rosberg y Jenson Button.

La base de Extreme E

Pese a que Extreme E no ha logrado la relevancia esperada entre el gran público, lo cierto es que la categoría eléctrica off-road tiene algunos argumentos interesantes. Tras su tercera temporada, en la que por fin se ha conseguido un formato redondo, la serie por fin tiene una sólida base sobre la que construir. Siempre, eso sí, sobre los dos pilares que han definido a la categoría desde el principio, la paridad competitiva y la presencia en escenarios afectados por el cambio climático.

Extreme H de hecho será el relevo de Extreme E, ya que la categoría eléctrica vivirá su última temporada con tecnología eléctrica en 2024 antes de dar paso al hidrógeno. Campaña en la que la serie competirá en Arabia Saudí, en un enclave europeo por determinar, por dos veces en Cerdeña y en Estados Unidos (Phoenix) y en la que está por ver si el equipo ACCIONA | Sainz XE Team se mantiene en la competición. Sea como fuere, lo que sí parece claro es que Extreme E debería seguir apostando por la esencia que ha defendido Extreme E y que pasa por contar con la presencia de un piloto masculino y otro femenino por equipo, una de la señas de identidad de Extreme E junto a la propia lucha contra el cambio climático y sus consecuencias.

Sobre el autor

Fernando Sancho Gadea

Sanitario de vocación, redactor casi por ‘accidente’. Apasionado del mundo del motor, sobre todo si huele a competición. Comencé siguiendo la Fórmula 1 desde pequeño y acabé disfrutando de la esencia de muchas otras categorías, hasta tal punto de hacerlas mías. He tenido la suerte de cubrir en directo Grandes Premios de Fórmula 1 y de MotoGP, rallies del WRC y pruebas del WTCC, del DTM y del WEC. Este mismo año he podido debutar en las 24 Horas de Le Mans, por lo que mi único sueño por cumplir es poder informar de un Dakar en directo, desde el desierto.
Y además te puede interesar...