Ferrari estrena pretemporada en el Circuit de Barcelona-Catalunya y no serán los únicos

Publicado el

Contenido

Los hermanos Leclerc y Carlos Sainz protagonizan tres días de pruebas junto a Pirelli en el trazado de Montmeló con el monoplaza del año pasado

Que en el Circuit de Barcelona-Catalunya no se disputen ya los test de pretemporada oficiales de Fórmula 1 no significa que el trazado de Montmeló haya dejado de ser un excelente banco de pruebas. La prueba irrefutable es que Ferrari decidió arrancar su pretemporada en el circuito catalán con tres días de pruebas junto a Pirelli. 

Pero es que no serán los únicos en realizar test privados en el Circuit. Tamién hay programadas pruebas para el equipo McLaren y también para Alpine en los próximos días.

Desde el lunes de esta misma semana hasta el miércoles, tanto Carlos Sainz como Charles Leclerc estuvieron rodando en el Circuit con el Ferrari del año pasado, el SF-23. Lógicamente las prestaciones a nivel de velocidad no importaban para este 2024 ya que, como indicó Vasseur ante los medios en diciembre, se espera que el coche sea 95% diferente al que se vio la pasada campaña. 

Ferrari

No obstante era importante tanto que el madrileño como el monegasco sacaran el polvo de sus monos y cascos tras las vacaciones y empezaran a coger sensaciones de cara al arranque de la temporada en Baréin en poco más de un mes. De hecho, los test oficiales que se realizan en el circuito de Sakhir arrancan son del 21 al 23 de febrero. 

Por eso, en unos test donde el objetivo era conocer cómo van a ser los neumáticos de 2025, la clave simplemente era dar los máximos kilómetros posibles. Y ahí los de Maranello no tuvieron problema alguno, ya que cada día ambos pilotos realizaron más de 100 vueltas.

 

Charles y Carlos no fueron los únicos en rodar

No solo Leclerc y Sainz tuvieron el privilegio de salir a pista, sino que el hermano de Charles, Arthur, corrió con el F1-75, el coche de 2022. Salió con esa versión más antigua porque el hermano menor de los Leclerc pasa a ser piloto de desarrollo de Ferrari después de estar formando parte de la academia de jóvenes pilotos mientras estaba en las categorías antesala de la F1. Ahora, que deberá estar muchas horas en el simulador, debe acostumbrarse a lo que significa conducir una máquina de la máxima categoría. Coge quilómetros para entender qué puede aportar él desde el simulador de Maranello. 

Por otro lado, Oliver Bearman también aprovechó estos días de test con el F1-75 para coger sensaciones con un F1. Y es que el británico pasa a ser uno de los pilotos reservas de los italianos después de que se confirmen que los dos anteriores, Robert Shwartzman dé el salto al WEC junto a Giovinazzi, el otro reserva. Así pues cuando el Gran Circo coincida con el Mundial de Resistencia, Bearman será quien acompañe a Sainz y Leclerc en el Gran Premio.

Una renovación firmada y la otra a la espera

Vasseur también indicó en diciembre que la voluntad de Ferrari era que tanto Leclerc como Sainz tuvieran sus contratos renovados antes de que los semáforos se apaguen en la carrera de Baréin. Por el lado del monegasco todo está hecho. Hace apenas unos días se anunció un acuerdo multianual sin fecha de caducidad anunciada y la piedra angular del proyecto de Maranello está atada. 

Ferrari

Sin embargo, falta la renovación de Carlos Sainz. El madrileño también dijo ante la prensa que su prioridad es renovar con Ferrari pero que lo que quiere es tenerlo todo firmado antes de que arranque la temporada. No obstante, las cosas no están siendo tan sencillas como con Leclerc. Mientras que los italianos estaban totalmente decididos con Charles, la duración del nuevo contrato con el español es lo que está alargando el proceso. 

A pesar de que ambas partes quieren seguir juntos de momento no hay novedades y a medida que pasa el tiempo, los rumores solo hacen que hacerse más grandes.

Sobre el autor

Oriol Muñoz Morera

Y además te puede interesar...