F1 in Schools, el proyecto que genera ilusión y futuro para las nuevas generaciones

Publicado el

Contenido

Introducir la F1 en las escuelas es una idea que nació hace años y a la que se han adherido varios centros para poder impulsar el entusiasmo y la curiosidad de los jóvenes en un deporte tan técnico y complejo como la Fórmula 1

F1 in Schools empezó en 1999 al Reino Unido con 8 escuelas y ahora opera en más de 26.000 escuelas en 54 países de todo el mundo. De estas escuelas del programa F1 in Schools más de 6.000 escuelas están participando en competiciones F1 in Schools. Más de 78000 alumnos de alrededor del planeta a esta iniciativa que cada día tiene más interesados para poder formar parte.

Se trata de un desafío donde estudiantes de 9 a 19 años forman equipos de 3 a 6 miembros, se reparten roles y usan software CAD/CAM para colaborar, gestionar proyectos, diseñar, analizar, fabricar, probar y competir con coches de F1 en miniatura que funcionan con gas comprimido en una pista de 20 metros.

Igual que en el mundo de la Fórmula 1, los estudiantes utilizan la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas para diseñar, desarrollar y probar piezas que se construyen a partir impresoras 3D. Los equipos hacen su proyecto siguiendo las normativas que proporciona cada año la organización a todos los países que participan, y se los evalúa el proyecto en 5 áreas: Marketing, Plan de negocio, defensa ante un jurado, estand de oposición y la carrera.

“El propósito está en que este mundo de la F1 que por la tele vemos que es tan complicado de acceder, acercar de alguna manera la tecnología y los pasos a seguir para desarrollar un coche que sea rápido y fiable. La iniciativa es esta”, comenta Xavier Gàzquez, fotógrafo de la Fórmula 1 acreditado por la FIA y uno de los impulsores del proyecto en España. 

“En España hay equipos en Málaga, en Madrid y en Galicia. Tenemos varios equipos disponibles para poder disputar esas finales, que se disputan durante un GP. Hay diversas categorías porque depende de la edad aumenta el nivel de desafío que implica desarrollar el coche. Empiezas con un modelo muy sencillo y se avanza siempre utilizando los materiales que usan los profesionales”.

Los pilares del proyecto educativo

Ya no solo es una idea que nace para acercar la F1 a los chicos y chicas más jóvenes sino que en el ámbito de los valores hay cuatro pilares que son fundamentales para el alumnado: 

Apuesta de futuro Las futuras generaciones necesitan estímulos como la F1 in Schools para aprender y adquirir las competencias STEM que necesita la sociedad de hoy y que exigirá con más fuerza el día de mañana

Innovador Un reto que estimula la creatividad y la curiosidad, proporcionando a los alumnos los conocimientos necesarios para transformar sus habilidades en un proyecto con el atractivo de la Fórmula 1

Educativo Es un concurso multidisciplinar en el que los alumnos aprenden a colaborar y trabajar en equipo para conseguir un objetivo claro
Global Es un informe global e inclusivo que se recoge en una extensa red de instituciones educativas en todo el mundo.

Impulso para el futuro

Tal y como cuenta Xavier, el proyecto abre oportunidades para los más pequeños de explorar un mundo que a la larga puede convertirse en su día a día a nivel profesional. De hecho, el año pasado los inscritos tuvieron la oportunidad de acercarse al F1 Village de Barcelona  organizado por el Circuit de Barcelona-Catalunya durante el GP para competir ahí con sus diseños bajo la atenta mirada de figuras conocidas en el sector como son el expiloto Marc Gené o el ingeniero y reportero Albert Fàbrega.

Son varios los ejemplos de niños y niñas que encontraron su camino gracias a esta iniciativa y hay varios casos de éxito que pueden servir de inspiración para las generaciones venideras.  Aina Azizi, antigua alumna de F1 in Schools Malaysia, hizo sus prácticas al equipo Mercedes AMG Petronas F1 en el Reino Unido como interna de Operaciones de Aerodinámica. Otro caso de éxito es el de Matt Cruickshank. El australiano participó a la F1 in Schools y más adelante dio el paso a la Fórmula 1 después de conocer a Adrien Newey, el ingeniero de Red Bull que muchos consideran que es el mejor que ha pasado nunca por el Gran Circo. Pues bien, desde entonces trabaja con el equipo austriaco.

En Australia se vieron los frutos

El equipo  BWT Alpine F1 y su socio oficial, Microsoft, recibieron a estudiantes del Braybrook College el jueves 21 de marzo para su activación Race Into STEM en Albert Park. En conmemoración al mes de la historia de la mujer, los franceses decidieron mostrar a los estudiantes los perfiles femeninos de la escudería que participan en el diseño y la evolución del monoplaza de Ocon y Gasly, el A524. 

Se continuó en Melbourne con su iniciativa global, destinada a promover la diversidad de género en el automovilismo. Hasta ahora, el programa ha celebrado eventos STEM en Ciudad de México y Londres con más de cien participantes, y muchos más estudiantes han podido participar a través de la plataforma digital Race into STEM. 

“Al dar a las niñas la oportunidad de conocer las historias de algunos de los increíbles miembros del equipo Alpine F1 que aparecen en el coche, esperamos motivar su propia exploración”, explican los de Enstone

Sobre el autor

Oriol Muñoz Morera

Y además te puede interesar...