El equipo KH-7 ECOVERGY va un paso más allá: disputar el Dakar con hidrógeno y aceite vegetal reciclado

Publicado el

Contenido

Nada ni nadie puede frenar al equipo KH-7 ECOVERGY en su objetivo de surcar el Dakar con una propuesta pionera. Ya abrieron camino en 2023 pese a las trabas burocráticas de la FIA y ahora, un año más tarde, refuerzan su apuesta con un marco normativo adecuado. Jordi Juvanteny y José Luis Criado capitanean el proyecto del equipo KH-7 para completar el Dakar a los mandos de un camión 6×6 propulsado por hidrógeno y Diésel renovable a partir de aceite vegetal reciclado e hidrotratado (HVO).

Respecto a la propuesta del equipo en 2023, el desarrollo de este sistema mixto de hidrógeno y HVO ha evolucionado de manera notable y permite reducir en casi un 90% las emisiones habituales de CO2 de un camión de estas características. No es una cuestión baladí, ya que en el pasado Dakar la reducción de emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera gracias al uso de hidrógeno era del 45%. Ahora, apenas un año después, el MAN 6×6 de KH-7 es el doble de ecológico.

Una tecnología pionera

Pese a que la tecnología del hidrógeno se ha centrado en la pila de combustible en una gran medida, el equipo KH-7 ECOVERGY vuelve al Dakar con el objetivo de demostrar que el uso de hidrógeno en motores de combustión es el camino a seguir, al menos cuando se refiere a vehículos pesados. Un proyecto que arrancó en 2022 convirtiendo el motor del camión MAN 6×6 del equipo para utilizar HVO con GLP y que en 2023 derivó en la inyección de hidrógeno en la cámara de admisión para reducir el consumo de HVO en un 40%.

Para la 46.ª edición del Dakar, este concepto ha evolucionado y el MAN 6×6 modificado por EVARM tiene una propuesta todavía más interesante. Jordi Juvanteny y José Luis Criado lo saben y por ello llevarán en cabina a Xavi Ribas, responsable del desarrollo de este sistema híbrido mejorado de hidrógeno y HVO creado con aceites reciclados de cocina y residuos orgánicos. Al mejorar la inyección de hidrógeno, las emisiones se reducen hasta en un 90% respecto a un camión convencional equivalente.

El camión de KH-7 no peleará de manera directa contra los elefantes del desierto propulsados por combustibles convencionales.
El camión de KH-7 no peleará de manera directa contra los elefantes del desierto propulsados por combustibles convencionales.

Si bien el objetivo de Juvanteny y Criado es demostrar que la alta competición no tiene que estar reñida con las nuevas tecnologías verdes, el KH-7 ECOVERGY este año sí podrá competir dentro de una categoría bien definida. Su nombre es Mission 1000 y en ella se aglutinan todas las motos, coches, ‘Side by Side’ y camiones que cuentan con sistemas de propulsión con un carácter innovador por su sostenibilidad y emisiones. Un banco de pruebas adecuado para el Man 6×6 de 800 CV de la formación española.

La odisea del KH-7 ECOVERGY en 2023

Lejos queda la pesadilla del Dakar 2023 para el equipo KH-7 ECOVERGY. Pese a la propuesta de ASO de potenciar el uso de nuevas tecnologías y de recibir la validación del promotor del Dakar para utilizar esta tecnología de hidrógeno y HVO, el equipo se encontró a pocas horas del inicio de la prueba con que no podía competir en el rally-raid más duro del mundo al no ajustarse este MAN 6×6 a la normativa que regula al resto de camiones.

Con la FIA dando la espalda a la propuesta de la formación española, ASO tuvo que crear una categoría de urgencia sólo para acoger al camión del KH-7 ECOVERGY, por lo que su condición de primer camión en competir con un motor de combustión impulsado por hidrógeno quedó un tanto deslucida. De hecho, el camión de Jordi Juvanteny y José Luis Criado tuvo que completar el Dakar en una categoría propia, arrancando cada etapa en último lugar y sin poder dar asistencia a cualquier otro participante bajo pena de exclusión.

El equipo KH-7 tuvo que disputar el Dakar 2023 en una categoría creada a última hora sólo para ellos, pero fuera de toda competición.
El equipo KH-7 tuvo que disputar el Dakar 2023 en una categoría creada a última hora sólo para ellos, pero fuera de toda competición.

Una situación que fue especialmente dolorosa para Jordi Juvanteny y José Luis Criado, sobre todo porque piloto y navegante se han ganado el apodo de ángeles de la guarda del Dakar. En las más de 30 participaciones que atesoran cada uno de ellos siempre han estado dispuestos a detenerse a ayudar a todos los participantes y rivales que se encontraban en apuros. Muchas son las imágenes del eterno camión de KH-7 sacando de las ollas de arena y las dunas más complejas a otros vehículos.

El duelo de los elefantes del desierto

Pese a que la situación del equipo KH-7 ECOVERGY en el Dakar 2024 será muy distinta a la de hace un año, no hay que obviar que su presencia en la categoría Mission 1000 le lleva a no competir directamente contra los elefantes del desierto propulsados por combustibles convencionales. Ni siquiera podrán pelear de forma directa con los camiones 6×6 presentes en la lista de inscritos de 47 camiones que tienen previsto disputar el Dakar a partir del próximo 5 de enero.

Una categoría de camiones que se dibuja, por otra parte, como un interesante duelo entre la escuela neerlandesa y la de la República Checa. A la primera pertenece el vigente campeón Janus van Kasteren, pero también sus compatriotas Martin y Mitchel van den Brink, todos ellos en el seno de un equipo De Rooy que junto a IVECO mantienen bien alto el honor patrio. Por parte de la República Checa, Martin Macik y Ales Loprais ejercen como punta de lanza.

La lucha por el 'Touareg' en la categoría de camiones será un duelo entre pilotos neerlandeses y checos.
La lucha por el ‘Touareg’ en la categoría de camiones será un duelo entre pilotos neerlandeses y checos.

Una batalla en la que Rusia debería tener un papel protagonista con KAMAZ. Sin embargo, la invasión de Ucrania por parte de las fuerzas militares rusas ha provocado que FIA y ASO hayan tomado la decisión, como en 2023, de no permitir la participación al fabricante ruso. Esto, sin duda, abre la batalla por el ‘Touareg’, como ya se pudo ver en la pasada edición del Dakar en la que por primera vez desde 1999 no había hasta ocho ganadores de etapa diferentes.

Sobre el autor

Fernando Sancho Gadea

Sanitario de vocación, redactor casi por ‘accidente’. Apasionado del mundo del motor, sobre todo si huele a competición. Comencé siguiendo la Fórmula 1 desde pequeño y acabé disfrutando de la esencia de muchas otras categorías, hasta tal punto de hacerlas mías. He tenido la suerte de cubrir en directo Grandes Premios de Fórmula 1 y de MotoGP, rallies del WRC y pruebas del WTCC, del DTM y del WEC. Este mismo año he podido debutar en las 24 Horas de Le Mans, por lo que mi único sueño por cumplir es poder informar de un Dakar en directo, desde el desierto.
Y además te puede interesar...