Entrevista a Mari Boya: “Me adapto muy rápido pero soy muy autoexigente»

Publicado el

Contenido

Conversamos con otra de nuestras perlas, el piloto de F3 Mari Boya, quien combina el campeonato antesala de la Fórmula 1 con la Eurocup.

El talento joven en España hay que cuidarlo porque viene pisando fuerte. Uno de los nombres que no hay que perder de vista es el de Mari Boya, piloto de MP Motorsport en Fórmula 3. El piloto catalán de tan solo 18 años combina el campeonato antesala de la Fórmula 1, por si fuera poco, con la Eurocup.

En ambos certámenes es muy competitivo porque tal y como nos cuenta él siempre ha ido rápido enseguida. Aunque a veces se pide demasiado a él mismo y esto le juega malas pasadas. Sin embargo, hablando con él por teléfono, te das cuenta de que tiene las ideas muy claras sobre cómo proceder en un mundo de lo más complicado.

– Primero de todo, felicidades por tu doblete en Monza en la Eurocup. Cuéntanos, ¿qué supone combinar dos campeonatos?

“Tenía un coche libre, sabía que era un coche que conocía porque había hecho la temporada en Asia y se me había dado muy bien. Era una muy buena propuesta, las cosas están yendo muy bien. No me cuesta adaptarme de un coche a otro, especialmente cuando doy el salto al Eurocup me resulta bastante más fácil ya que, aparte que tenemos muchas sesiones antes de la primera qualy, al ser un coche donde todo pasa más lento tienes más tiempo de pensar antes de llegar a la curva. Nunca viene mal hacer kilómetros para los pilotos, especialmente cuando hay circuitos que después coinciden en el campeonato como Spa o Monza, que ya los he hecho este año y espero que me dé ventaja”.

– ¿Cuál dirías que es la principal diferencia entre el coche de Eurocup y la F3?

– «Destacaría dos. Uno es el formato del fin de semana. Uno, la Eurocup, tienes mucho tiempo de rodaje antes de la qualy y el otro el rodaje escaso y tienes que venir con todo hecho en casa con el equipo y simulador. La otra es el freno, es la cosa que más necesita atención. En uno tienes que ser muy agresivo y en el otro puedes ser un poco más cauteloso».

– ¿Cómo valora tus primeros pasos en un campeonato tan competido como la F3?

– «Diría que menos la primera ronda, donde no teníamos un coche competitivo porque quisimos experimentar de más, siempre me he visto para estar en el Top10 desde Melbourne o incluso Top5 en otras ocasiones. Me exijo mucho a mí mismo y a veces me autopresiono demasiado; y quiero estar muy delante cuando al principio debes empezar pasando fases».

– Poco a poco, ¿no?

– «Como hice en Barcelona, con los primeros puntos, y pensar ahora en un Top5 o un podio y ser todo más lentos. Me he visto con ritmo y posibilidades de hacerlo todo pronto como en Melbourne que llegué y en los libres ya estaba segundo y en la qualys por algún fallo que no siempre han sido míos del equipo te condicionan todo el fin de semana. En Australia no pudimos calentar el neumático y fue un segundo más lento que en los libres, en Mónaco toqué el muro, en Barcelona también hubo problemas con el cambio…».

– Pero son cosas que deben pasar…

– «Son cosas que hay que ir aprendiendo este año. Ya me he sacado un peso de encima al estar en Top10 durante la clasificación, así que me noto confiado y sé que hay otro cambio que necesitaba que nos dará un plus para las siguientes carreras».

– ¿Crees que después de tu buen papel en Barcelona y la victoria de Pepe Martí, la gente prestará más atención a la F3?

– «Bueno destacar el papel de Campos, que ha pegado un cambio radical que no me esperaba especialmente viendo su temporada pasada. Me han sorprendido un montón desde los primeros test en Jerez que ya han estado delante. La presencia de Fernando Alonso hace que nuevas generaciones vuelvan a interesarse en la F1 y quieras o no a nosotros de una buena manera nos repercute y estoy muy agradecido a eso. Especialmente si tenemos dos españoles ahora, en especial Pepe este año que está haciendo un gran papel. Espero poder dar un salto ahora yo. Y a ver si la gente se adentra y se interesa un poco más a este mundo, que son unas carreras muy divertidas de ver y, en nuestro caso, de correr». (Risas).

– ¿Te marcas algún objetivo en concreto? ¿Un podio?

«Sí, yo me veo más que capacitado para ello. Lo único que me tendría que haber tomado con más calma. Ir paso a paso, ir cumpliendo objetivos realistas a corto plazo. Ahora ya ha hecho sexto y séptimo en Barcelona sabiendo que tenía potencial de estar segundo en qualy, el siguiente objetivo sería un Top5, que es más que posible. Y yo creo que un podio puede llegar esta temporada. Con tranquilidad y a seguir trabajando en la misma línea. El equipo está muy contento conmigo, yo conmigo mismo no mucho porque soy muy exigente».

– ¿Y qué te comentan desde el equipo?

– «El equipo dice que es lo normal en el primer año de F3 pero yo siempre creo que no es tan complicado como parece. Pero los equipos saben de lo que hablan y puede ser que sea un cambio muy grande que sea más difícil de adaptarnos. Yo lo voy a dar todo en esta segunda parte de año».

– ¿Qué personas de tu entorno son las que te ayudan a mantenerte por ese buen camino?

– «Yo trabajo para una compañía que es ‘Road To Success’, que me llevan todo el tema del management y preparación física de los fines de semana. Y aparte tengo una gran relación con mi ingeniero, que es el mismo en la Eurocup que en la Fórmula 3. Eso me ayuda mucho porque muchos aspectos que se puedan mejorar en el F3, aunque sea un fin de semana totalmente diferente en la Eurocup, me puede decir ciertas cosas que sabe que no me gustan o me cuestan para ser mejor piloto. Esto te ayuda no solo para el F3 sino para tu carrera deportiva. Este año estoy dando un gran salto ya no solo a nivel de piloto sino también como persona. Esta F3 es exigente y te exige a tener este nivel».

– ¿De dónde te viene esa pasión por el automovilismo?

– «La familia un poco apasionada de la F1 y empezar a ver carreras desde niño. Yendo a un karting de alquiler y hasta día de hoy. Pero no ha habido un corredor en la familia antes que yo ni nada por el estilo».

– Para la gente que no te conozca, ¿cuál dirías que es tu punto fuerte y dónde tienes más margen de mejora?

– «Diría que me adapto rápido a las cosas, soy agresivo y no me cuesta ir rápido enseguida con el coche. La adaptación es un punto fuerte. Por contra te diría lo de gestionar mi autoexigencia. A veces es bueno pero hasta cierto límite. Me pongo metas muy altas, me exijo mucho y a veces las cosas no deben ser así».

– A nivel de vida, estar en F3 y Eurocup, ¿qué te implica? Dejando el coche a un lado me refiero.

– «Bueno ahora yo he acabado mis estudios de segundo de bachillerato, en el CAR (centro de alto rendimiento) de Sant Cugat, donde hacía el tema de nutrición, fisios, toda la escuela… básicamente hacía la vida ahí. Luego en verano me vengo a los Pirineos, donde he nacido yo y aquí entreno, tengo un simulador en casa, sigo una dieta y poco a poco. Me he tenido que dividir este último año de bachillerato en dos años porque entre tanto campeonato me es imposible. Mediados de enero me fui a Emiratos Árabes a hacer el campeonato asiático, donde no haces nada de la escuela, luego empalmas con los test de Baréin y después surge la oportunidad en la Eurocup. Si hago las cosas es para hacerlas bien. Creo que estoy en los años más importantes de mi carrera, prefiero estar centrado 100% en el objetivo, que pueden salir cosas muy bonitas».

– Llegar a la Fórmula 1 es algo tan solo para unos privilegiados y el automovilismo es muy cruel, ¿cómo trabajáis a nivel mental eso desde tan pequeños?

– «Yo tengo el objetivo muy claro, que es llegar a la F1. Pero para ello hay que trabajar carrera a carrera. Las cosas te pueden cambiar tanto de bien como a mal en tan solo una carrera. Es tan importante siempre estar centrado, nunca sabes cuándo te va a llegar esa oportunidad. Siempre tienes que dar tu mejor versión y puede ser que el momento de estos sea el indicado y sorprendas a la gente que debes sorprender. A algunos les ha pasado y han entrado en un programa de jóvenes pilotos. Hay que estar centrado, calmado, trabajando fuerte para que estos momentos lleguen. Si tienes talento y material, todo llega».

– Entiendo que el plan es seguir en F3 el año que viene y luchar por el título

– «Sí. Tiene que cambiar mucho el asunto para cambiar el objetivo. Viendo como está yendo la temporada lo veo más que factible. Quiero ver cómo acabamos pero en tan solo cuatro carreras y especialmente en los test estamos muy cómodos y a gusto».

– Ya para rematar, ¿quién es tu ídolo en el automovilismo?

– «Sin lugar a dudas Fernando Alonso. Al final, la pasión de la Fórmula 1 a mi familia le ven gracias a él. Especialmente la época esa de Ferrari, no tanto de Renault porque era muy pequeño y no tengo eso recuerdo. Pero en esos años en Ferrari era un ritual verlo los domingos en casa y sobretodo con la tele en abierto que la seguía mucha gente más».

Sobre el autor

Oriol Muñoz Morera

Viviendo el sueño de dedicarme al periodismo deportivo. Mi día a día está en la redacción de Mundo Deportivo siguiendo todo tipo de deporte, aunque sin duda mi gran pasión es el olor a gasolina. Con la suerte de haber trabajado en el terreno, sigo con la voluntad de aprender y crecer día a día con el mundo de las carreras a mi lado. Aún queda mucho para ver la línea de meta y solo queda dar gas.
Y además te puede interesar...