El Toyota Mirai 2024 sigue rompiendo barreras con ayuda del hidrógeno

Publicado el

Contenido

La segunda generación del Mirai, la primera berlina de pila de combustible de hidrógeno de producción del mundo fabricada por Toyota, incorpora nuevas prestaciones de asistencia a la conducción, multimedia y de funcionalidad.

Si ya en su día el Toyota Mirai sorprendió al mundo por su apuesta única y decidida por el hidrógeno como fuente limpia y libre de emisiones de su motor eléctrico –así como por su espectacular autonomía–, este 2024, en su segunda encarnación lanzada en 2021, mantiene su paso firme hacia un futuro con cero emisiones. Y lo hace incorporando importantes novedades tecnológicas; funciones nuevas y ampliadas en términos de seguridad, funcionalidad y conectividad y entretenimiento a bordo.

De igual modo, su sistema eléctrico de pila de combustible de hidrógeno (FCEV) ahora ofrece un funcionamiento suave, potente y muy silencioso. 

Para ser exactos, el paquete de mejoras del nuevo Mirai, “futuro” en japonés, refuerza el estatus de esta segunda generación como modelo de referencia para la marca, y como ejemplo de la estrategia Multi-tecnológica de Toyota para reducir y, en última instancia, eliminar las emisiones de carbono. 

Seguridad y asistencia al conductor con Toyota Assist

Sin ir más lejos, el nuevo Toyota Mirai incorpora las prestaciones más modernas en cuanto a seguridad y asistencia al conductor de Toyota Safety Sense se refiere para ofrecer una detección y prevención de accidentes más sofisticada y reducir la carga sobre el conductor.

Con esta actualización, el Mirai 2024 va un paso más allá, al incluir en su equipamiento los sistemas más avanzados, como por ejemplo el Asistente Activo de Emergencia a la Dirección (ESA) que es capaz de detectar, esquivar obstáculos sin abandonar el carril.

También suma a su catálogo de sistemas avanzados de ayuda a la conducción o ADAS, el asistente de Alerta de Tráfico Delantero Cruzado (FCTA), que emite una alerta cuando detecte vehículos aproximándose por los lados de la vía cuando se produzca una incorporación, y mostrará el sentido en que estos se acercan en el Head-Up Display.

Además, el Asistente de Cambio de Carril (LCA) funciona mientras el Control de Crucero Adaptativo Inteligente (i-ACC) y el Asistente de Mantenimiento de Carril (LTA) están activados. Así, bajo estas circunstancias, al accionar la palanca del intermitente, este sistema se encargará de accionar la dirección para realizar el cambio de carril de forma autónoma, mientras comprueba que no exista ningún vehículo en el carril de destino.

Por último, el Detector de fatiga por cámara (DMC) es capaz de determinar si el estado del conductor no es adecuado para la conducción. ¿Más?

Por cierto, los ADAS del Toyota Mirai se montan de serie en toda la gama, incluidos un Control de Ángulo Muerto y un Monitor de Visión Panorámica que ofrecen al conductor una vista de 360 grados de las inmediaciones del vehículo, para que pueda maniobrar de forma más segura y precisa. Fantástico, ¿verdad?

Mirai: Multimedia e innovación digital

Como decíamos al inicio, el Mirai, además de nuevas prestaciones de asistencia a la conducción, añade más servicios multimedia y de funcionalidad. Y lo hace al adoptar el sofisticado paquete multimedia Toyota Smart Connect+, al que se accede mediante una nueva pantalla táctil de 12,3 pulgadas.

Dicho paquete multimedia da acceso a un sistema de navegación en la nube que se actualiza constantemente con información de tráfico y poder planificar los trayectos con la máxima eficiencia. A propósito. En zonas donde no esté disponible la conexión a la nube se puede utilizar un sistema de navegación integrado adicional.

Además, es posible integrar el smartphone con el sistema multimedia del vehículo mediante una conexión inalámbrica Apple CarPlay o Android Auto por cable, y cuenta con cinco puertos USB-C disponibles por el habitáculo para la conexión y carga de dispositivos.

En cuanto al equipo de sonido, es un sistema JBL premium con 14 altavoces.

Aparcamiento remoto por el móvil y llave digital

Otra de las grandes novedades –y comodidades– tecnológicas del primer vehículo de pila de combustible de hidrógeno fabricada en serie en el mundo (2014) es, sin duda, su nueva función de aparcamiento remoto, que permite estacionar el Mirai con suavidad y precisión en plazas de aparcamiento estrechas estando el conductor incluso fuera del vehículo.

De igual modo, durante la segunda mitad de 2024, Toyota ofrecerá una llave digital para el Mirai. Integrada en una aplicación para smartphone, podrán utilizarla hasta cinco personas distintas para acceder al vehículo y ponerlo en marcha. Es una solución que resulta muy práctica: basta con que el usuario lleve su smartphone encima para que la llave funcione.

Además de poner las cosas más fáciles al usuario, que pueden utilizar el vehículo sin necesidad de tener una llave física, también se puede utilizar cuando haya que acceder al vehículo o recogerlo para servicio técnico o reparación.

Coche oficial de los JJ.OO. París 2024

Por cierto, este verano Toyota suministrará 500 vehículos Mirai sin emisiones para París 2024, como parte de una flota totalmente electrificada de más de 2.650 turismos que proporcionará en su calidad de socio internacional de movilidad del Comité Olímpico Internacional (COI) y el Comité Paralímpico Internacional (CPI).

Después de los Juegos, estos Mirai seguirán prestando servicio en la flota parisina de taxis de hidrógeno. 

Como véis, el nuevo Toyota Mirai es un auténtico punto de inflexión de cara a lograr un cambio de modelo energético en los próximos años, y está disponible con unas tarifas que arrancan en 74.200 euros –acabado Vision, con y sin cristales oscurecidos– y 81.200 euros –acabado Luxury–.

Y además te puede interesar...