Chevrolet y Rover reinan en el primer rally clásico Road to Hanoi Marathon

Publicado el

Contenido

El Rally the Globe Vintage and Classic Car Club repite fórmula y éxito en el lejano oriente con el Road to Hanoi Marathon 2024.

Después de organizar con éxito el primer Alaska to Mexico Marathon el verano pasado, el Rally the Globe Vintage and Classic Car Club decidió sorprender a propios y extraños con otra nueva gran aventura para arrancar este 2024.

Esta vez, sin embargo, cambiaron la costa oeste de Norte América por el lejano oriente. Nos referimos, como no, al primer Road to Hanoi Marathon, competición celebrada del 27 al 23 de febrero pasado y que transcurrió por caminos de Vietnam, Camboya, Tailandia y Laos.

Road to Hanoi Marathon

Por las 4 joyas de Indochina

El Road to Hanoi Marathon 2024 arrancó en la ciudad de Ho Chi Minh, también conocida como Saigón. Durante los primeros días, los participantes atravesaron con sus vehículos clásicos el sur de Vietnam antes de adentrarse en la vecina Camboya y cruzar el caudaloso río Mekong. La ruta de 6.900 km continuó hacia el norte, hacia Tailandia, antes de entrar en Laos y finalmente regresar por las montañas del norte a Vietnam y llegar a la histórica Hanoi casi cuatro semanas después de partir.

Road to Hanoi Marathon

Durante la competición, por cierto, se incluyeron hasta 40 tramos de regularidad por carreteras secundarias –de tierra o asfaltadas– y un total de 15 tramos cronometrados por pistas de carreras, estadios deportivos, así como carreteras especialmente cerradas para la ocasión por la Policía Local.

¿Jornadas de descanso? Hasta seis días, bien elegidos y que brindaron a los participantes no sólo la oportunidad de realizar reparaciones en sus automóviles, sino también la opción de visitar mediante excursiones las principales atracciones turísticas de los cuatro países recorridos. ¿Ejemplos? El complejo de templos de Angkor Wat (Camboya) o la bahía de Ha Long (Vietnam), ambos declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Coches, de 1929 a 1974

Al igual que la cita americana, esta última también fue una prueba de resistencia y exploración en la que tomaron parte 26 vehículos participantes de 10 nacionalidades distintas. En cuanto a antigüedad de estos, encontramos desde un Chrysler 75 Roadster de 1929 hasta un Porsche 911 y un Mercedes Benz 350 SL de 1974, pasando por hasta 5 Mercedes-Benz, 3 Bentley y 3 Volvo. ¿Más? también un par de Ford Escort y un Jaguar Mk2, un Ford Mustang Convertible y un Fiat 124 Spider. ¡Menuda mezcla!, ¿verdad?

Todos ellos se enfrentaron a todo tipo de retos dentro y fuera de la carretera. Eso sí, al igual que en la Alaska to Mexico Marathon, aquí, volvimos a ver a cuatro ganadores.

Sin embargo, si en tierras americanas fueron los Ford quienes dominaron, en el continente asiático, los triunfos se repartieron entre Chevrolet y Rover.

Triunfo inesperado del Chevrolet Fangio de Sauter

Manuel e Irene Dubs, ganadores de la categoría Pre-War en el primer Alaska to Mexico Marathon, habían cambiado su victorioso Ford Coupé por un distintivo Rockne Six 75 de 1932. Por desgracia para sus intereses, una falla temprana en la caja de cambios les quitó cualquier esperanza de repetir victoria.

Su baja la aprovecharon inicialmente los suizos Daniel Sauter y Martin Reubel con su Chevrolet Fangio de 1938. Eso sí, perseguidos muy de cerca por Keith y Norah Ashworth a bordo de su Bentley 4½ Le Mans de 1927 y por Nigel Dowding y Mary Antcliff en su Aston Martin Mark II de 1934. Y fueron precisamente estos últimos quienes al final de la primera semana se encaramaron hasta el liderato de la categoría. Pero cuando ya quedaba nada y menos para llegar a Hanoi perdieron una rueda.

Su retirada, por cierto, le dio al Chevrolet de Sauter y Severin Senn, que sustituyó como copiloto a Reubel, la victoria.

El Rover P6 de los Morton domina

En cuanto a la categoría Clásicos, la lucha aún fue más enconada, aunque el Rover P6, pilotado expertamente por Peter y Louise Morton, a la postre vencedor, siempre pareció tener bajo control la carrera. «Hemos tenido un cuentakilómetros parcial preciso, un coche fiable y una gran dosis de suerte», reconocía Peter Morton. “Todo el mundo decía que estábamos locos por llevar un Rover, pero mi padre tenía uno y yo quería persistir. El coche estuvo increíble… al igual que la organización y la camaradería entre los competidores”. “Ha sido un gran evento con muchos días de descanso en algunos lugares encantadores, el tipo de lugares por los que realmente no querrías dejar de conducir”, añadía.

Habiendo renunciado a uno de sus Bentley por un Porsche 911 de 1973, mucho más veloz, Graham y Marina Goodwin finalmente terminaron segundos después de defenderse del Volvo PV544 de 1961 de Nigel y Sally Woof.

Los ganadores en esta misma categoría del primer Alaska to Mexico Marathon, Ean y Alison Lewin, tuvieron que conformarse con el quinto lugar en su Ford Escort RS1600 de 1973.

La próxima gran cita del Rally the Globe Vintage and Classic Car Club será el tercer Generations Rally, que llegará del 24 al 26 de marzo próximos.

Y además te puede interesar...