El Microlino, ¿esta es la verdadera revolución en las ciudades?

Publicado el

Contenido

El coche biplaza se introduce en las zonas urbanas para poder moverse con comodidad, al menos eso es lo que defienden. A la hora de la verdad habrá que ver si realmente es una revolución que tendrá éxito o se quedará en un intento «rompedor» otra vez

¿Qué es el Microlino? Se trata de un diseño de totalmente rompedor con el que no estamos nada habituados. Porque los famosos y prácticos Smart parecen grandes comparado a este coche. ¿Realmente es necesario conducir en lo más parecido a una cápsula? Quizás estamos sobrepasando el límite de lo que consideramos minimalista. Puede ser que aparcar se convierta en algo más sencillo pero ¿vale la pena? La experiencia del usuario dictará sentencia. Por no hablar de la estética, sin duda puede ser práctico en ciertos momentos pero la estética deja mucho que desear.

Además del diseño tan compacto, el nuevo Microlino posee una tecnología vanguardista y lo que más destaca es que, tal y como indica Microlino-Mobility, tiene un precio de 249€ al mes. Como siempre si se rasca un poco más en el tema del precio toca decir que supera los 22.000€ y la entrada supera los 6000. Así pues, no estamos hablando del coche más económico del mercado. 

Este nuevo concepto de coche que pretende cambiar el uso del vehículo en las ciudades proviene de Suiza y está fabricada en tierras italianas. Alcanza una velocidad de 90 km/h y cuenta con una autonomía de 177 km y un maletero de 230 litros de capacidad y además puede circular por cualquier vía, incluido autopistas y autovías. Aunque en este último punto si le cuesta alcanzar una velocidad máxima alta no es lo más recomendable ir por la autopista. Y aún menos con una autonomía tan escasa. El 80% de las piezas son de procedencia europea y se trata de un vehículo totalmente eléctrico.

Para los más veteranos del sector, el Microlino les puede recordar al Biscúter, un coche de fabricación catalana de mediados del siglo pasado que no dejó a nadie indiferente tampoco.

Hay dos modelos

El lema del Microlino es “conduce y sonríe” para que cualquiera que los use los disfrute sean cuáles sean los gustos del usuario. Por eso mismo Microlino ofrece dos versiones disponibles que se adapten a cada perfil. 

Para los más clásicos existe el acabado Dolce, que posee un toque retro, mientras que después también está el modelo Competizione con un toque más agresivo con apariencia modernista y colores mate. No es el coche de carreras de tus sueños. De hecho hay que ponerle mucha imaginación para que te recuerde a la competición.

Microlino Competizione

Ambos cuentan con faros LED, techo solar, detalles cromados, volante de cuero vegano y doble pantalla. Según los diseñadores de este biplaza, es el espejo de los otros modelos que van a aparecer en el sector del micro vehículo en el futuro. ¿Es ahí hacia donde va encaminada la movilidad de las ciudades? Hay dudas, la verdad. Cada vez los usuarios buscan alternativas al coche debido a las restricciones como el transporte público o las motos y este vehículo no parece que vaya a cambiar el panorama. A menos a corto plazo.

Astara lo añade a su flota de Madrid

Astara incorporó el pasado 13 de marzo 10 unidades de Microlino a la flota de coches de solo ida (o one way) de su servicio de carsharing GoTo-Astara Move en Madrid, lo que convierte a la capital española en la primera del mundo en incorporar este biplaza eléctrico en modalidad carsharing. 

El innovador vehículo eléctrico estará disponible en el acabado Dolce en la app de GoTo Spain-Astara Move desde 0,17€/minuto o 11€/hora. “Con la incorporación de los nuevos Microlino a nuestra flota, el carsharing de Astara se convierte en líder indiscutible de innovación al ofrecer un servicio completamente pionero en el epicentro del país. Una decisión con la que además redoblamos la apuesta de GoTo-Astara Move, al facilitar al usuario una novedosa y sostenible forma de ejercer su derecho a moverse, en línea con la misión de Astara Move de poner a disposición de los madrileños más opciones para moverse eléctricamente, en armonía con la ciudad y los peatones”, defendía Carlos Reina, jefe de Astara Move.

Lógicamente para la Microlino que Madrid opte para incorporar este diseño a su flota es una gran noticia pero será importante ver cómo lo adoptan los ciudadanos. Toca esperar por si es un tiro acertado o es uno de los múltiples intentos de revolución que se quedan en nada.

Sobre el autor

Oriol Muñoz Morera

Y además te puede interesar...