Dos eléctricos son los coches más ‘verdes’ para el Green NCAP del RACC

Publicado el

Contenido

El Volkswagen ID.5 y el Nissan Ariya, ambos eléctricos, son los más respetuosos con el medio ambiente de los 15 vehículos analizados por el estudio Green NCAP, en el que participa el RACC, del primer semestre de 2023.

El RACC, a través de Green NCAP, el organismo que evalúa cómo de respetuosos con el medio ambiente son los automóviles actualmente a la venta, ha encumbrado a los vehículos 100% eléctricos Volkswagen ID.5 y Nissan Ariya como los modelos ambientalmente más sostenibles de los quince que ha analizado durante este primer semestre de 2023.

No en vano, ambos han obtenido la máxima puntuación –cinco estrellas– en sus estrictas pruebas, que contemplan, por ejemplo, su eficiencia energética, así como sus emisiones, en condiciones reales de circulación.

10 sobre 10

Sin ir más lejos, el ID.5 de Volkswagen ha sido puntuado con un 10 sobre 10 en calidad del aire de las emisiones, y calificaciones muy altas en eficiencia energética (9,4 puntos) y emisiones de efecto invernadero (9,6). El estudio alaba que, a pesar de su peso –más de 2.100 kg– causado por el gran volumen de baterías que le proporcionan una autonomía superior a los 500 km en condiciones reales de tráfico, los valores de consumo registrados por el ID.5 le sitúan entre los más bajos de los modelos eléctricos analizados por Green NCAP.

De igual modo, el Nissan Ariya también ha conseguido la máxima puntuación en calidad del aire (10 sobre 10), mientras que su eficiencia energética ha sido valorada con 9,3 puntos y las bajas emisiones de efecto invernadero han merecido 9,5 puntos de 10 posibles. En su caso, Green NCAP destaca que la capacidad de su batería medida alcanzó los 89,6 kWh, un valor superior al declarado oficialmente por el fabricante y que, cuando se carga con 11 kW, la eficiencia general de la misma es del 91,6% de la energía extraída de la red eléctrica, lo que representa «el valor más alto medido por Green NCAP hasta ahora«.

El podio del estudio Green NCAP del primer semestre de 2023, que incluye además de los dos vehículos 100% eléctricos, dos modelos híbridos y once con motor gasolina o diésel, lo completa el BMW 2 Series Coupé. El mejor clasificado en la categoría de tres estrellas, en su versión diesel, destaca por su índice de aire limpio, con un control muy eficiente de las emisiones de partículas (7,6). Sin embargo, se queda muy por debajo de las exigencias de Green NCAP en el índice de gases de efecto invernadero (3,5). Su eficiencia energética se queda en 5,2.

Fuera de los puestos de honor

Dentro de los modelos puntuados con tres estrellas, el cuarto lugar ha sido para el Renault Austral. Un vehículo que destaca por su sistema de propulsión híbrido, que reduce notablemente el consumo de combustible a pesar de su gran tamaño. Este ahorro hace que también obtenga un índice de gases de efecto invernadero mejor que otros SUV no híbridos de tamaño similar.

Por su parte, el Kia Picanto, que demuestra un buen rendimiento de consumo de combustible, y el Opel/Vauxhall Mokka, con un motor diésel que tiene un buen control de emisiones de partículas, se han quedado en el quinto y sexto lugar, respectivamente. También con tres estrellas de valoración.

Green NCAP

El club de las dos estrellas y media

Con dos estrellas y media, Green NCAP ha analizado el Dacia Sandero Stepway y el Mercedes Benz de clase C, en ambos casos con resultados aceptables en cuanto al índice de emisiones en la calidad del aire, pero con puntuaciones bajas en el índice de gases de efecto invernadero que hacen que presenten mucho margen de mejora en su rendimiento.

En esta categoría también está el Volkswagen T-Roc, del que destaca su buena puntuación en emisiones sobre la calidad del aire (7,7 sobre 10). Por cierto, el mejor resultado de Green NCAP para un coche con motor de combustión hasta ahora. Por el contrario, el modelo ha presentado amplio margen de mejora en el índice de gases de efecto invernadero.

Lo mismo ocurre con el Volvo XC40, que ha alcanzado un 2,3 de puntuación en este mismo apartado, mientras que en emisiones sobre la calidad del aire ha mostrado un comportamiento muy superior a la media (puntuación de 6,2).

Por su parte, el Ford Fiesta ha probado un buen rendimiento de eficiencia energética para un coche de gasolina convencional, aunque requiere mejorar el control de emisiones de contaminantes, especialmente del amoniaco.

En el caso del BMW2 Series Active Tourer, la baja puntuación se debe al índice de eficiencia energética, aunque los valores de consumo son, en general, buenos.

Los menos sostenibles según Green NCAP

Los tres modelos menos respetuosos con el medio ambiente y, por consiguiente, menos respetuosos ambientalmente hablando son tres coches con motor de combustión, dos de gasolina y uno con propulsor diésel.

El automóvil con una de las puntuaciones más bajas en eficiencia energética (3,9) de los análisis de este primer semestre de 2023 es el Volkswagen Touran, valorado con dos estrellas. Sobre todo, suspende en el índice de gases de efecto invernadero (2,1). Igualmente, debe mejorar en el control de partículas y amoníaco.

El Ford Tourneo Connect, también valorado con dos estrellas, suspende por su diseño. Y es que éste influye muy negativamente en su elevado consumo de combustible, así como en sus altas emisiones de CO2.

Green NCAP

El peor de todos para el Green NCAP, sin embargo, ha sido la furgoneta Hyundai Staria. Un modelo que debido a su gran tamaño y peso, además de por su motor diésel, ofrece niveles muy mejorables de eficiencia energética, así como en gases de efecto invernadero. De ahí su décimo quinta posición y su puntuación global con una única estrella.

A propósito, desde su inicio en el año 2019, el Green NCAP ha evaluado hasta la fecha más de 100 vehículos de diferentes marcas y tipos.

Y además te puede interesar...