El Dakar acelera la tecnología de los motores de hidrógeno con el proyecto HySE

Publicado el

Contenido

El Dakar es una de las pruebas más exigentes del mundo y como tal, también debe ser un gran laboratorio de pruebas para testar la movilidad del futuro. Este fue al menos el pensamiento de Amaury Sport Organisation (ASO) como promotor de la prueba en 2021, año en el que se lanzó el concepto ‘Dakar Future’ y el programa o categoría ‘Mission 1000’ con el fin de dar cabida a todos las motocicletas, vehículos y camiones propulsados por nuevas tecnologías neutras en carbono.

Fruto de la creación de este escenario han surgido en los dos últimos años distintos proyectos en los que se ha apostado por biocombustibles o por conceptos como el de vehículo híbrido de autonomía extendida, pero también por la movilidad elécrtrica o por la tecnología del hidrógeno. En este último grupo hay que englobar el programa HySE (Hydrogen Small Mobility & Engine Technology), con gran parte de la industria automotriz japonesa impulsando esta propuesta. De hecho, Toyota, Honda, Yamaha, Kawasaki y Suzuki están detrás de este proyecto.

Dakar Future

Como decíamos, Dakar Future ha acogido entre 2022 y 2023 distintos proyectos enfocados en la movilidad del futuro, aunque sin renunciar a las máximas prestaciones. Sin ir má lejos, el Audi RS Q e-tron E2 compite con un tren motriz eléctrico que es alimentado por un motor de gasolina altamente eficiente, siendo así un híbrido de autonomía extendida. Prodrive apuesta por biocombustibles para su Hunter T1+ y Astara o el equipo de Isidre Esteve por los combustibles sintéticos para sus prototipos. También ha habido distintos camiones híbridos y eléctricos.

Desmarcándose de todos estos proyectos, en el Dakar 2024 estará el HySE-X1, un prototipo ligero alimentado por hidrógeno. Detrás de este ‘Side by Side’ está la Asociación de Grandes Fabricantes Japoneses (Toyota, Honda, Yamaha, Kawasaki y Suzuki), con el respaldo incluso del gobierno de Japón. El objetivo es utilizar el Rally Dakar para investigar y desarrollar nuevas formas de movilidad con el motor de hidrógeno como argumento. El HySE-X1 fue presentado en el Salón de Tokio.

El Toyota Hilux de Isidre Esteve es uno de los vehículos del Dakar que utiliza combustibles sintéticos.
El Toyota Hilux de Isidre Esteve es uno de los vehículos del Dakar que utiliza combustibles sintéticos.

El proyecto HySE es una propuesta distinta, tanto por concepto como por forma, alejada de las iniciativas entre los vehículos T1 o los camiones. Así lo explica Kenji Komatsu, presidente de HySE y CEO del Centro Técnico de Investigación y Desarrollo de Yamaha: «Mediante la participación en una prueba como el Dakar podemos detectar problemas potenciales y perfeccionar nuestra tecnología para resolver cuestiones técnicas que son necesarias para consolidar la movilidad compacta de hidrógeno lo antes posible».

Así es el HySE-X1

La presencia del hidrógeno en el Dakar ha estado muy focalizada en la categoría de camiones, por lo que el HySE-X1 supone todo un cambio de tercio. Estamos hablando de un ‘Side by Side’ similar a los que compiten en la categoría T3 y T4, por lo que es un coche pequeño que apenas tiene 3,53 metros de largo, por 2,07 de ancho y 1,70 de alto. Se basa en un chasis de buggy ligero desarrollado por Overdrive Racing, preparador con amplia experiencia en la categoría y socio histórico de Toyota.

El chasis se ha modificado en relación al de un ‘Side by Side’ convencional con el fin de poder integrar el depósito de hidrógeno y el sistema de suministro de combustible. Este último se encarga de alimentar a un pequeño motor de hidrógeno turboalimentado de cuatro cilindros y 998 centímetros cúbicos de capacidad, propulsor que ya se pudo ver también en el Yamaha YZX1000R, un buggy recreativo que también tiene su versión de competición con motor de combustión.

EL HySE-X1 nace del trabajo conjunto de Toyota, Honda, Yamaha, Kawasaki y Suzuki.
EL HySE-X1 nace del trabajo conjunto de Toyota, Honda, Yamaha, Kawasaki y Suzuki.

El prototipo HySE-X1 tiene un peso aproximado de 1.500 kilogramos y por sus características, aunque competirá dentro de la categoría Mission 1000, tendrá que mirarse en el espejo de los ‘Side by Side’ derivados de serie de la categoría T4 en términos competitivos. Bien es cierto que los vehículos T4 tienen un peso mínimo de 900 kilogramos, pero son buggies ligeros derivados de los modelos de serie, limitados además por normativa a una potencia de 155 CV y a una velocidad máxima de 125 km/h.

El 6×6 de hidrógeno español

Aunque el HySE-X1 se aleja como decíamos de todos los proyectos con hidrógeno anteriores, es de justicia señalar que una de las primeras estructuras que apostó por el hidrógeno fue el equipo KH-7 Epsilon. La formación disputó el Dakar 2023 con un camión 6×6 encuadrado en una categoría ‘Challenge New Energy’ casi inventada sobre la marcha. ASO no estuvo a la altura y no cerró el reglamento para que el equipo KH-7 Epsilon pudiera competir en la categoría general de camiones y en la subclase 6×6.

El camión 6×6 de KH-7 Epsilon se basaba en una propuesta técnica intermedia sin pila de combustible de hidrógeno, pero sí con un motor Diésel adaptado al uso de hidrógeno gracias a la transformación de sus sistemas electrónicos, hidráulicos y de gestión. A nivel técnico, el equipo consiguió un sistema que aportaba hidrógeno a la cámara de admisión reduciendo el consumo de Diésel o HVO (combustible a base de aceites vegetales hidrotratados) en un 40%, recudiendo a su vez las emisiones de CO2 en un 45%.

El camión 6x6 de KH-7 Epsilon recargando hidrógeno antes de una de las etapas del Dakar 2023.
El camión 6×6 de KH-7 Epsilon recargando hidrógeno antes de una de las etapas del Dakar 2023.

Sobre el autor

Fernando Sancho Gadea

Sanitario de vocación, redactor casi por ‘accidente’. Apasionado del mundo del motor, sobre todo si huele a competición. Comencé siguiendo la Fórmula 1 desde pequeño y acabé disfrutando de la esencia de muchas otras categorías, hasta tal punto de hacerlas mías. He tenido la suerte de cubrir en directo Grandes Premios de Fórmula 1 y de MotoGP, rallies del WRC y pruebas del WTCC, del DTM y del WEC. Este mismo año he podido debutar en las 24 Horas de Le Mans, por lo que mi único sueño por cumplir es poder informar de un Dakar en directo, desde el desierto.
Y además te puede interesar...