Cómo ir de vacaciones con mascotas

Publicado el

Contenido

Los animales forman parte de nuestra familia y, como miembros activos de ella, nuestras mascotas también se merecen unas buenas vacaciones.

El 42% de la población española vive con alguna mascota. Afortunadamente cada vez son más los alojamientos que permiten ir con nuestros amigos, los llamados ‘Pet Friendly’. Pero una vez seleccionado el lugar donde pernoctaremos, es importante también tener en cuenta el transporte que utilizaremos para desplazarnos.

Según un reciente estudio del portal Coches.net, el 81% de los españoles encuestados se desplazará por carretera este verano. De ellos, casi nueve de cada diez (87,5%) lo harán en coche, un punto más que en 2022.

El automóvil nos permite organizar el viaje a nuestra manera, pudiendo hacer paradas siempre que necesitemos tanto para que nuestras mascotas puedan hacer paseos como para darles de comer. Además, nuestros animales domésticos suelen ya estar habituados a nuestro coche, no les es un lugar ”desconocido” u hostil, por lo que no será tan traumático para ellos.

¿Dónde ir con las mascotas?

La expansión de los entornos donde las mascotas son bienvenidas ha llegado al turismo en los últimos años. España es un territorio ‘petfriendly’, es decir: con sensibilidad hacia las personas que viajan con mascotas.

Antes, planear un viaje con la compañía de tu mascota suponía unas determinadas limitaciones, y las opciones de transporte se reducían prácticamente al vehículo particular.

Lo mismo pasaba con el alojamiento, y ni siquiera todos los espacios públicos permitían la presencia de animales. El sector del turismo y la legislación de los municipios nacionales han adaptado su oferta al turismo con animales.

Hoy la oferta de alojamiento ‘petfriendly’ está presente en toda la geografía nacional, y cada vez son más los hoteles, hostales y casas rurales que admiten huéspedes con animales de compañía, a menudo sin ningún cargo adicional.

Las playas son otro de los otros espacios donde los perros son bienvenidos, aunque no en todas. Afortunadamente, su acceso se está flexibilizando en algunas zonas del litoral mediterráneo, que a estas alturas ya dispone de la oferta más numerosa de la costa peninsular.

Consejos para viajar con tu mascota en el coche

– Busca siempre destinos donde haya espacios para que tu mascota pueda correr y disfrutar al aire libre y lleva siempre agua, un abrevadero, comida, correa, algún juguete (como una pelota) y los elementos higiénicos necesarios.
– Antes de salir de viaje con tu mascota, habla con tu veterinario para estar al día de todos los requisitos que hacen falta en el destino donde viajarás y no te olvides de contratar un seguro de mascotas.
– Si haces un viaje en coche, asegúrate de cumplir con la normativa en cuanto a seguridad para viajar con tu mascota, ya sea usando un transportín, una red, barras o un arnés de seguridad.
– Para viajar con tu animal de compañía dentro de la UE, deberás tramitar el Pasaporte Sanitario Europeo de Animales de Compañía. También hay otros requisitos sanitarios que son obligatorios, como tener chip (o tatuaje identificador) y tener la vacuna contra la rabia.

Qué dice la normativa para viajar con mascotas en el coche

No hay una normativa específica que indique cómo deben viajar los perros –u otros animales– en el coche, ni cuáles son los dispositivos a utilizar. No obstante, la última reforma de la Ley de Tráfico sí especifica la responsabilidad del conductor de «mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros, y la adecuada colocación de los objetos o animales transportados».

Según este precepto general, viajar con animales sueltos puede suponer una multa de 100 euros ante el riesgo de que puedan interferir en la libertad de movimientos o el campo de visión del conductor. Si se considerara conducción negligente, la sanción podría llegar a los 200 euros. Pero es totalmente imprescindible saber que deberá existir siempre una limitación física entre el conductor y el animal, de manera que lo podremos llevar:

– En el asiento trasero atado con un arnés y al cinturón de seguridad.
– Dentro de un transportín que éste fijado al cinturón de seguridad, o a los anclajes ISO-FIX del vehículo.
– En el maletero y con un sistema de separación tipo barras.

Qué sistemas de sujeción son más seguros para ir de viaje con nuestro perro

Descartada la opción de que el animal viaje suelto o –lo que es lo mismo– en los brazos de su amo si la mascota es pequeñita-, en el mercado hay varias opciones para un transporte seguro de perros. La elección del sistema más adecuado dependerá básicamente del tamaño del animal y de las características del vehículo.

Los principales sistemas de sujeción son:

Arnés. Puede ser de uno o dos enganches y, según los modelos, puede ajustarse al cinturón de seguridad o al anclaje Isofix. El arnés de dos enganches es mucho más seguro que el de uno porque evita que el animal pueda salir disparado en caso de colisión.
En caso de transportines pequeños se recomienda llevarlos en el suelo del vehículo, mientras que los transportines grandes deben alojarse en el maletero, en posición transversal a la dirección de marcha. Se desaconseja llevarlos cogidos por el cinturón de seguridad –no diseñado para este tipo de objetos y, lógicamente, se descarta completamente llevarlos sin sujetar.
– El transportín debe tener el tamaño suficiente para que el animal pueda darse la vuelta y estar cómodo. Debe contar con suficiente ventilación, e ir debidamente sujeto en el vehículo. En caso de tener que viajar en avión nos exigirán, además, que esté homologado y cumpla todos los requisitos de las normas IATA.
Redes o vallas de metal. Se presentan como la solución más efectiva para evitar distracciones al conductor y asegurar la libertad de movimientos del animal. Sin embargo, al viajar suelto, puede sufrir lesiones graves en caso de colisión.
Remolque. En el caso de perros de mayor tamaño o que se tenga que transportar más de un animal, también existen remolques en forma de jaulas. Por su robustez y como elemento externo al vehículo sería el sistema más seguro pero, lógicamente, no sería el más cómodo para lo que pueda modificar la conducción del vehículo.

¡Y sentido común!

Como siempre también al ir de viaje o vacaciones con nuestro perro u otras mascotas hay que apelar al sentido común en aspectos como los tiempos de descanso –las áreas de descanso son un buen lugar para que conductor y perro estiren las piernas y hagan sus respectivas «necesidades»–, la precaución al abrir el vehículo –el animal puede salir corriendo y generar situaciones de riesgo– o dejar (¡y olvidarse¡) al animal dentro del coche con temperaturas altas.

– Se debe evitar que viaje inmediatamente después de ingerir una comida. Se recomienda que hayan pasado entre 2 y 3 horas de la última ingesta para evitar posibles vómitos y mareos. Si el viaje se alargara en el tiempo, habrá que prever al menos una parada (a ser posible) para darle de comer, pero siempre de manera ligera.

– Proveerse de agua suficiente para todo el trayecto y mantenerla fresca, si puede ser, sobre todo en verano.

En todos los casos hay que tener presente, especialmente si salimos del país que nuestra mascota debe viajar teniendo presente las siguientes obligaciones:

Identificación y vacunas. Tanto para viajar dentro de la Unión Europea como fuera, el animal debe estar debidamente identificado. Los animales también tienen pasaporte y hay que comprobar que lo tienen vigente. Además, hay que llevar el certificado de salud donde debe constar que este está vacunado de la rabia como mínimo 21 días antes de viajar.
Dependiendo del destino es necesario ponerse en contacto con la embajada o el consulado del país donde vamos para ver si hay algún requisito especial.
Certificado oficial de exportación. Habrá que acompañar el certificado de salud con este certificado. Se trata de un documento que lo expiden los veterinarios oficiales y que se realizará teniendo en cuenta los procedimientos del destino.
– Si el regreso se realiza desde un país que no es de la Unión Europea, hay que tener presentes los protocolos de vuelta a España.

Puedes consultar más consejos y recomendaciones para viajar con mascotas AQUÍ.