¿Te dura más el coche que el matrimonio?

Pues que no te extrañe, el Instituto Nacional de Estadística demuestra que podemos aguantar más el coche que a la pareja.

Los matrimonios ya no son lo que eran. Las nuevas generaciones, el concepto de vida individual, el estrés diario, los críos, la vida laboral… pasan factura irremediablemente a nuestras relaciones de pareja y, hoy en día, el aguante ya no es lo que era.

coche matrimonio

Quedó muy atrás aquello de “hasta que la muerte os separe”, ya que, según cifras del propio INE, la vida media de un matrimonio es de 18,6 años.

La media por coche son doce años

Así que nos encontramos con una cifra cercana al tiempo de vida útil del parque automovilístico español, que se sitúa en 12 años. Y en este caso, sí que se trata a menudo de una unión destruida por la obsolescencia o el colapso del vehículo y no por una mala relación, engaños o por el desgaste de la convivencia.

Una fidelidad entre coche y propietario que, vistas las dificultades económicas de la mayoría para comprar vehículos nuevos, promete no recibir demasiadas injerencias por parte de terceras personas.

Separaciones de luna de miel entre coche y matrimonio

Pero al hablar de tiempos medios, es fácil encontrarse con matrimonios liquidados mucho antes de la vida útil del automóvil. De hecho, según el INE, el 19,7% de los divorcios se produce entre los cinco y los nueve años después de unirse, muy por debajo de la duración media del automóvil. En estos casos, cuando el matrimonio se da por finiquitado, el coche prácticamente aun huele a nuevo.

De sobras es conocida la calidad con la que se fabricaron muchos coches de hace más de 10 años, para algunos incluso mejor, o menos condicionada, que la de los automóviles actuales.

“Amor” a pesar de las restricciones y carencias

Quizás por ello y por las dificultades económicas para poder acceder a la compra de un vehículo nuevo de trinca, la relación con nuestros automóviles se alarga tanto. De hecho, ¿Quién no conoce a alguien con un coche con 20 años de antigüedad?

La relación entre coche y conductor es un matrimonio que muchas veces va más allá de una simple relación persona-herramienta de transporte. En 2015, Direct Seguros publicó un estudio donde recogió que uno de cada cinco españoles decide ponerle un apodo cariñoso a su coche. Y aunque, en algunos casos, actualmente el “amor” nos dure más con nuestro coche que con nuestra pareja, no todo son facilidades.

Los alcaldes nos casan y nos separan

Las políticas medioambientales que algunos ayuntamientos (como Ada Colau en Barcelona) están aplicando en sus municipios son motivo de divorcio automovilístico, que hace liquidar mucho más precipitadamente la relación.

coche matrimonio playa

Quién sabe, quizás pronto cuando compremos un automóvil nuevo exista una cláusula que haga alusión al contrato matrimonial canónico y diga: “uníos hasta que la ordenanza municipal os separe”.

 ¿Y tú? ¿Cómo llevas tu relación coche & matrimonio…?

Noticias relacionadas:


luces del coche

Bruselas quiere eliminar todos los motores térmicos en 2035

Los tipos de baja para nuestro vehículo

El plan de ayudas Moves 3

Deja un comentario