Carlos Sainz logra su tercera victoria en Fórmula 1: del hospital a lo más alto del podio de Albert Park

Publicado el

Contenido

Carlos Sainz Vázquez de Castro el ‘Conquistador’. Bien podría ser el apodo del piloto madrileño tras lograr su tercera victoria en Fórmula 1. ¡Y que triunfo! Quince días después de ser operado de apendicitis y con adelantamiento a Max Verstappen antes del pronto abandono del piloto de Red Bull. Desde 1997 nadie se había perdido una carrera por razones médicas para ganar en el Gran Premio de su retorno. Lo hizo un tal Gerhard Berger tras superar una sinusitis y sufrir la muerte de su padre. Hoy lo ha hecho un tal Carlos Sainz.

Lo cierto es que la alegría de Ferrari en el GP de Australia ha sido completa, ya que Charles Leclerc ha terminado segundo y ha sumado el punto extra de la vuelta rápida. Lando Norris ha sido el invitado en la fiesta del equipo italiano, dejando sin premio a un Oscar Piastri que no ha podido mantener el ritmo de su compañero de equipo. Sergio Pérez ha terminado quinto en un resultado gris para el mexicano. Fernando Alonso ha sido octavo, tras perder por sanción lo ganado por inteligencia.

Carlos Sainz y el imperio Red Bull

En una era de absoluto -y casi insultante- dominio de Red Bull, cada vez que el equipo de las bebidas energéticas no logra la victoria, ahí aparece la figura de Carlos Sainz. Ya lo hizo en Singapur el año pasado y lo ha vuelto a repetir en Australia. Y ser el único piloto junto a Max Verstappen que ha logrado ganar al menos un Gran Premio en las tres últimas temporadas -2022, 2023 y 2024- habla mucho y muy bien del rendimiento de Sainz.

Entre otras cosas porque no sería justo hablar de esta victoria de Sainz en Albert Park como una consecuencia directa del abandono de Max Verstappen. Está claro que esta circunstancia ha allanado el camino al madrileño, pero también es cierto que Carlos Sainz había adelantado al líder del Mundial en pista aprovechando los problemas iniciales de Max. A partir de ahí nadie ha podido toser a Carlos. El ‘Conquistador’ ha controlado los tiempos de la carrera y cualquier intento de ‘insurrección’ de su compañero Charles Leclerc.

Carlos Sainz
Carlos Sainz ha dominado la carrera con mano de hierro tras el abandono de Max Verstappen.

Una cuestión que tiene un enorme mérito porque cabe recordar que Carlos Sainz aterrizó en Melbourne sin tener claro si estaba físicamente preparado para afrontar el GP de Australia. Se probó el viernes, fue segundo en la clasificación del sábado y ha cerrado su gran actuación con una carrera para enmarcar. Sonará ventajista -y posiblemente lo sea-, pero quizá en Ferrari se puedan estar arrepintiendo de dar boleto a Sainz para contar con Lewis Hamilton. Hoy el piloto británico fue presa de los problemas de motor de su coche.

Doblete de Ferrari, podio de Lando Norris

Charles Leclerc ha completado el doblete de Ferrari, aunque no puede estar muy contento. El monegasco no ha tenido opción alguna de plantar cara a Sainz y cuando se ha acercado a una distancia más o menos corta, Carlos ha contraatacado con un par de vueltas que han servido para dejar las cosas claras. La vuelta rápida ha sido el premio de consolación para un Leclerc que, por cierto, lleva sin ganar una carrera desde el GP de Austria de 2022. Por el camino Sainz lleva dos.

En este sentido y en una escala figurada de satisfacción, Lando Norris casi puede estar más contento con su podio en Australia que el propio Leclerc. Primero de la temporada para McLaren que se empeña en dar continuidad a su buen final de temporada pasada. La sensación es que los de Woking en determinados escenarios son los únicos que están realmente cerca de Red Bull y Ferrari, ya que a Aston Martin le está costando y Mercedes vuelve a parecer más ‘perdida’ de lo que debería.

Carlos Sainz
Lando Norris ha subido al último escalón del podio, dejando sin este premio a Oscar Piastri en su carrera de casa.

Para muestra el cuarto puesto de Oscar Piastri. El gran héroe local, puesto que Daniel Ricciardo ni está ni se le espera, tuvo que ceder la posición ante Lando Norris en una orden de equipo que a la postre se antoja muy lógica viendo la diferencia que ha habido entre ambos. Con todo, Piastri ha firmado una gran actuación ante su público. Como digo, ya es más de lo que puede sacar en claro Ricciardo, hoy a años luz de su compañero Yuki Tsunoda.

Sin Verstappen, quiero y no puedo de Sergio Pérez

Si lo de Daniel Ricciardo hay que mirarlo con lupa, puesto que ha sido duodécimo mientras que Yuki Tsunoda ha terminado séptimo, lo de Sergio Pérez supone toda una vuelta a las andadas. Bien es cierto que el mexicano se ha visto lastrado por la sanción de tres posiciones que arrastraba en parrilla, pero en ningún momento ha demostrado tener ritmo para acercarse a los pilotos de cabeza. ‘Checo’ ha terminado quinto porque es el lugar donde le tocaba acabar. Sin más.

En el caso de que Verstappen no hubiera tenido el problema en el freno trasero derecho de su coche -primer abandono desde 2022- y Hamilton en el motor de su Mercedes, posiblemente Sergio Pérez hubiera sido séptimo. Carrera plana, lejos del nivel mostrado en Sakhir y Jeddah y con la sensación de oportunidad perdida. Si no puedes batir a tu compañero, que menos que aprovechar cuando no está para sacar rédito. No ha sido el caso.

Momento del abandono de Max Verstappen por problemas de frenos.

Está claro que no ha sido el mejor fin de semana de Red Bull y eso es una noticia en toda regla. Por la novedad, más que nada. Se hace hasta extraño ver a Max Verstappen vestido de civil, porque su dominio marcial hoy no ha sido tal. El neerlandés le ha tocado ver la victoria de Carlos Sainz desde la barrera. Ahora que las aguas parece que se han calmado en Red Bull, falla lo deportivo. Caprichos del destino.

El mentiroso y falso octavo de Fernando Alonso

Por su parte, Fernando Alonso ha logrado un octavo puesto que se puede tildar de mentiroso. El Aston Martin no tenía ritmo para terminar sexto ni seguramente Alonso merecía ser octavo, sanción mediante. Con Max Verstappen y Lewis Hamilton en pista, raro hubiera sido que Alonso estuviera por encima del octavo puesto obtenido tras una sanción de 20 segundos. Cosas de la FIA en un mismo fin de semana en el que echar deliberadamente a un piloto de pista en la Fórmula 3 apenas ha supuesto tres posiciones en parrilla.

En lo deportivo, la estrategia ha sido un claro ejemplo de ‘el hombre propone y Dios dispone’ en versión Fórmula 1. Alonso ha apostado por el neumático duro en la primera fase de la carrera esperando que un incidente pudiera validar su estrategia a la contra. Dicho y hecho. El abandono de Hamilton ha tenido doble beneficio para Fernando al tener un rival menos en pista y un pequeño periodo de Virtual Safety Car que le ha valido para saltar a la quinta posición. De ahí hasta el final de carrera, hasta donde el AMR24 le ha permitido llegar.

Carlos Sainz
Fernando Alonso ha vuelto a sacar mayor botín del que se podía esperar con un octavo puesto, sanción mediante.

Y no se trata de una frase hecha, ya que Fernando Alonso ha tenido problemas con el coche en las últimas 15 vueltas. De hecho, George Russell ha sido rival del asturiano hasta el final, hasta que ha perdido el control de su Mercedes y ha acabado impactando contra las barreras. Una maniobra que ha derivado en la sanción de 20 segundos y tres puntos de sus carnet por un ‘brake test’ que parece que no ha tenido que ver con esos problemas de acelerador. O eso dice la FIA. Alonso ha caído al octavo puesto, por detrás de Lance Stroll y Yuki Tsunoda.

Cal y arena en la Fórmula 2 y Fórmula 3

Las categorías soporte de la Fórmula 1, inexplicablemente presentes en Albert Park para gran agujero en los bolsillos de pilotos y equipos, han dejado un reparto de suertes dispar en lo que respecta a los españoles presentes. Pepe Martí ha tenido un fin de semana terrible en Fórmula 2, de los que conviene olvidar pronto. El piloto de Campos Racing ha salido del GP de Australia sin botín alguno. Mejor le han ido las cosas a Mari Boya en la Fórmula 3.

Dicen que cuando las cosas empiezan torcidas acaban torcidas y ese puede ser el resumen del fin de semana de Pepe Martí. El piloto español se quedaba atrapado entre Gabriel Bortoleto e Isack Hadjar en la salida de la primera carrera, en una maniobra que acababa en accidente y abandono. Ya en la segunda manga, Martí tocaba a Oliver Bearman y recibía una sanción de 10 segundos que le hacía caer al fondo de la parrilla tras su parada en boxes. Esta carrera se la anotaba Isack Hadjar, mientras que la primera era para Roman Stanek.

Un poco mejor le han ido las cosas a Mari Boya en Fórmula 3. El piloto de Campos Racing logró ser cuarto en la carrera corta con vuelta rápida incluida, resultado que ha respaldado con un séptimo lugar en la manga de mayor longitud. Martinius Stenshorne y Dino Beganovic se han repartido los triunfos de la Fórmula 3 en Albert Park, si bien Luke Bowning y Leonardo Fornaroli comparten liderato de la categoría tras las cuatro primeras carreras.

Sobre el autor

Fernando Sancho Gadea

Sanitario de vocación, redactor casi por ‘accidente’. Apasionado del mundo del motor, sobre todo si huele a competición. Comencé siguiendo la Fórmula 1 desde pequeño y acabé disfrutando de la esencia de muchas otras categorías, hasta tal punto de hacerlas mías. He tenido la suerte de cubrir en directo Grandes Premios de Fórmula 1 y de MotoGP, rallies del WRC y pruebas del WTCC, del DTM y del WEC. Este mismo año he podido debutar en las 24 Horas de Le Mans, por lo que mi único sueño por cumplir es poder informar de un Dakar en directo, desde el desierto.
Y además te puede interesar...