Café del Paddock Express: Las claves del GP Singapur 2023

Publicado el

Nada más terminar el GP de Singapur de la F1, en el Circuito Urbano Marina Bay, Josep Lluís Merlos analiza en su habitual “Café del Paddock Express” sus claves. 

No llegó la 33 de Alonso, ni por asomo. Pero sí lo hizo la segunda en el palmarés de Carlos Sainz, el primer piloto que en este 2023 ha sido capaz de romper la hegemonía de los Red Bull, que sufrieron como nunca en el circuito del Marina Bay.

La segunda de Sainz

Carlos Sainz ha protagonizado probablemente este fin de semana su mejor Gran Premio de todos los que ha disputado en los nueve años que lleva en la F1.

Pese a que a priori los Ferrari iban a sufrir con la degradación de los neumáticos en la pista asiática, lo cierto es que desde el primer momento acreditaron una solvencia inesperada en un lugar donde no se les esperaba.

Después de marcar la pole en la jornada del sábado, el piloto español ha protagonizado una carrera impecable desde la primera hasta la última vuelta, demostrando una gestión del ritmo de carrera superlativa, una magnífica administración de los neumáticos y, sobre todo, transmitiendo la sensación de tener la carrera controlada en todo momento, como se vio cuando se permitió el lujo de cederle el espacio para que su amigo Lando Norris pudiera defenderse de los ataques de los Mercedes en el tramo final de la carrera.

La actuación de Sainz no pasó desapercibida a los ojos de los aficionados, que le distinguieron con el premio al Piloto del Día, y es que su contundencia en la pista no sólo le valió al equipo Ferrari su primera victoria desde la carrera de Austria del año pasado, sino el poder romper la hegemonía de los Red Bull, que llevaban quince carreras seguidas arrasando a todos los rivales.

Nuestro compañero Josep Lluís Merlos analiza n el siguiente video que podéis ver en YouTube las Claves de esta brillante y merecida victoria del piloto madrileño.

Alonso, la cruz

Y si Sainz fue la cara de la moneda -primero-, Alonso fue la cruz, con la última posición entre los que cruzaron la meta.

Todo parecía indicar que en Singapur podía llegar la anhelada 33ª victoria del asturiano. Su cuarta plaza en la parrilla lo avalaba. Sin embargo, esta vez las cosas no salieron como quería el Nano.

Falto de ritmo, Alonso protagonizó algunos errores de conducción impropios de su categoría… a no ser que su coche tuviera algún problema no comentado. Probablemente de frenos, ya que en más de una ocasión Fernando comentó a través de la radio que el coche era “inconducible”.

Completaron el podio Lando Norris, con un McLaren muy revitalizado gracias a las novedades técnicas que el equipo de Woking trajo para la carrera de Singapur, y Lewis Hamilton, beneficiado por la magnífica estrategia de Mercedes, que en los entrenamientos supieron guardar un segundo juego de neumáticos medios totalmente nuevo que jugaron un papel fundamental en el tramo final de la carrera.

Peor e inmerecida suerte corrió su compañero George Russell, que mereció el último peldaño del podio pero que, cuando estaba amenazando a Norris, se salió de la pista a pocas curvas del final. Una lástima, puesto que el británico merece mucho más que los resultados que estás cosechando.

Café del Paddock

La próxima carrera será este fin de semana en Suzuka, donde Red Bull podría obtener el título de constructores, y Verstappen el de pilotos en una pista mucho más favorable a los de las bebidas energéticas de lo que ha sido Singapur, donde la nueva normativa que restringe la flexibilidad de los alerones pasó factura a los coches diseñados por Adrian Newey.

 

Café del Paddock

by Josep Lluís Merlos

Periodista, como Tintin. Cuando empecé a publicar (con 13 años) mis crónicas en la revista Motociclismo, yo quería dar la vuelta al mundo, subirme a la luna en un cohete rojo y blanco y viajar hasta el Tibet en moto.

Un día me llevaron a Montjuic, olí la gasolina y me enamoré. Allí fue la primera vez de casi todo. Y aquí sigo, casi 50 años después, escribiendo y hablando de coches y motos, tras haber pasado por unas cuantas revistas, periódicos, emisoras de radio y cadenas de televisión.

He visto centenares de carreras en todos los circuitos, pistas, carreteras y desiertos de todo el mundo. Y me siguen gustando tanto como aquel primer día. Pero lo del cohete aún lo tengo pendiente.

Leer más
Más posts de Café del Paddock