PUBLICIDAD

Bollinger, los otros todoterrenos 100% eléctricos

El Bollinger B1 y el B2 son unos espectaculares SUV’s completamente eléctricos y que están a punto de entrar en producción en los Estados Unidos

Bollinger Motors es una joven empresa americana especializada en vehículos eléctricos y más concretamente en SUV y todoterrenos. Prueba de ello son este Bollinger B1 y el Bollinger B2, que es la variante pick-up del primero, que se encuentran en la fase clave para comenzar su producción.

Tras presentarlos oficialmente en el pasado Salón de los Ángeles 2019, es ahora cuando el fabricante se encuentra en la encrucijada de comenzar la producción.

Tras las últimas declaraciones de su director ejecutivo, Robert Bollinger, parece que la empresa va bien encaminada para cerrar los acuerdos de capital y arrancar definitivamente su línea de montaje y poner en la calle sus primeras unidades en el 2021. De hecho, si te interesa, puedes hacer una reserva de estos modelos en la página oficial de la marca.

¿Pero qué es lo que nos ofrecen el B1 y el B2?

Sobre papel, parece un coche construido con piezas de Tente, perdón, Lego para los más jóvenes, y aunque estéticamente es un diseño clásico pero curioso, estamos ante la piedra angular de la filosofía de la marca; la de ofrecer un producto puramente racional pero con un alto compromiso prestacional.

Tanto el Bollinger B1 y el Bollinger B2 o pick-up montan dos motores eléctricos, uno para cada eje, que suman una potencia de trabajo de 614 CV y un par de nada más y nada menos que 906 Nm, disponibles desde 0 km/h. Prestacionalmente, el B1 y el B2 son capaces de alcanzar una velocidad máxima de 160 km/h y acelerar de 0 a 100 km en 4,5 segundos.

Bollinger B1 y el Bollinger B2

Para alimentar estos motores se ha dispuesto una enorme plataforma plana en el piso para albergar la batería de 120 kWh, capaz de asegurar una autonomía de 320 km. Su recarga prevista puede ser por conexión de carga rápida, en 75 minutos, o por 220V, que tarda diez horas.

Motor eléctrico, pero el resto puro todoterreno

Asociados a estos motores se monta un diferencial mecánico y una caja reductora para situaciones complicadas, con posibilidad de bloqueo delante y detrás, pues no hay duda de que este es un todoterreno clásico, eléctrico, pero clásico.

Las suspensiones son independientes para las cuatro ruedas y cuentan con un sistema hidráulico neumático para regular su extensión y compresión y por tanto variar la altura total del vehículo. En este sentido, el Bollinger anuncia que tendrán unos recorridos de rueda de 25 centímetros y una altura libre al suelo de 38 centímetros. Estas excelentes cotas todoterreno se completan con unos ángulos característicos de 52° delante y 43 detrás (28° en B2) y unos bajos completamente planos y angulados en voladizos y taloneras, para favorecer el avance por zonas realmente complicadas.

El Bollinger B1 mide 4,35 metros de largo por 1,96 de ancho, con un interior completamente despejado gracias a sus cuatro únicas banquetas independientes sobre un piso rematadamente plano.

Esta superficie deja entre asiento y asiento una gran superficie de carga y, al no montar el motor delantero, el espacio delante del tablier, lo que sería vano motor de un coche normal, se puede abrir para cargar objetos largos.

Incluso, al ser completamente modular, si se necesita más espacio, también se pueden desmontar los asientos y aumentar la superficie de carga.

Configuración multimodular

Porque, como el juego de Lego, casi toda la carrocería es modular con detalles, como las ventanillas, parabrisas y puertas, completamente desmontables, lo mismo que el techo conformado por placas de vidrio que se fijan a una estructura antivuelco.

Por supuesto, el interior no tiene muchas comodidades, por no decir ninguna; aun así, el diseño del tablier de estilo retro no deja de ofrecer cierto encanto clásico.

Veremos si el proyecto Bollinger B1 y el Bollinger B2 arranca por fin y tras su lanzamiento, previsto sólo para los Estados Unidos, puede dar el salto al Viejo Continente.

También puedes ver: Paneles solares para los pickups eléctricos
También puedes ver: Rivian, el todoterreno eléctrico con mayúsculas 

Deja un comentario